Inspiration by botanicaxu.jpg
Stormlight Decal Swords.svg

Teft

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El metal perdido. La información sobre libros que aún no se han publicado (como las novelas secretas que se publicarán en 2023 y El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para obtener más detalles, consulta nuestra política de spoilers.

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.


Teft
Teft.png
Fallecido Vevishev 1175[1]
Capacidades Corredor del Viento, Portador de esquirlada
Vinculado con Phendorana
Grupo Caballeros Radiantes (Corredor del Viento), Puente Cuatro, Vislumbradores (previamente), Ejército de Sadeas (previamente), Ejército de Kholin
Residencia Urithiru
Nacionalidad de Alezkar
Mundo Roshar
Universo Cosmere
Aparece en El archivo de las tormentas

Take that next storming step. You can't change the past, only the future.

—Teft[2]

Teft es un soldado ojos oscuros de Alethkar en Roshar, y un Corredor del Viento vinculado con Phendorana.[3][4] Está adicto al musgoardiente pero ha comenzado a tratar su adicción.[2]

Apariencia y personalidad

I ain’t grouchy, I just have a low threshold for stupidity.

—Teft[5]

Teft es un hombre en sus cincuenta con piel morena, mejillas caídas, y sin marca de esclavo.[6][2] Tiene ojos marrones con brida mongólica y un recortado, entrecano pelo blanco.[6] Tiene una pulcra, corta, y cuadrada barba que es marrón oscura con parches grises. Teft es a menudo descortés y habla de una manera prosaica. Tiene un profundo resentimiento contra los ojos claros pero es observador y atento hacia los otros miembros del Puente Cuatro.[7][8][9] También es un líder natural y un sargento leal.[10][4]

Teft ha tenido una adicción al musgoardiente desde su estancia en el ejército de Sadeas,[11] lo que es una causa de vergüenza personal y dolor; durante sus muchas conversaciones con Kaladin, Teft recalca repetidamente que no es de fiar.[12] Incluso tras vincularse con Phendorana, desarrolla sentimientos de insuficiencia y vergüenza durante un tiempo, creyendo que es incapaz de defender los ideales de un Radiante debido a sus acciones pasadas.[11] Phendorana eventualmente cambia su perspectiva, y encuentra dentro de él una profunda determinación para esforzarse por el beneficio de aquellos a los que ama aunque falle a veces. Acaba por disfrutar de las buenas partes de la vida a pesar de todas las cosas que van mal a su alrededor.[2]

Atributos y habilidades

Potenciación

Como Corredor del Viento, Teft tiene la habilidad de manipular las Potencias de Adhesión y Gravitación a través de su vínculo Nahel con su honorspren.[13] Absorbiendo luz tormentosa, gana fuerza sobrehumana, velocidad, agilidad, durabilidad, estamina, y curación durante su acceso a la luz tormentosa.[14] Mientras su honorspren está con él, sus movimientos se ven potenciados por ella. Esto le da a Teft un talento natural superior de lucha, aunque no reemplaza a la propia destreza.[15] Después de que Teft jure el Tercer Ideal de los Corredores del Viento, su honorspren gana la habilidad de convertirse en hoja esquirlada. A diferencia de las hojas muertas abandonadas tras la Traición, puede invocarla en la forma de cualquier arma que elija, incluyendo un escudo, y transformarla de una a otra casi instantáneamente.[16]

Adhesión

Teft puede manipular la Potencia de Adhesión, también conocida como enlace completo, para unir objetos o criaturas juntas usando luz tormentosa.[17]

Gravitación

Teft puede manipular la Potencia de Gravitación para cambiar la dirección y fuerza de la atracción gravitatoria de un objeto. Esto le permite conseguir una manera de volar.[18]

Resonancia

Como Caballero Radiante que tiene acceso a dos Potencias, Teft también tiene una resonancia.[19] Los Corredores del Viento tienen un elevado número de escuderos, más que cualquier otra orden, como su resonancia.[20] Los escuderos de Teft incluye al personal entero del Puente Trece.[21]

Historia

Vida temprana

Teft nació en Talinar en una familia del sexto nahn. Cuando era un niño, un culto conocido como los Vislumbradores introdujeron a la gente de Talinar la idea de retornar a los Caballeros Radiantes con la vuelta de los Portadores del Vacío. Los Vislumbradores también ponían voluntariamente sus vidas en peligro, esperando manifestar poderes de Potenciación. La familia de Teft se unió a los Vislumbradores, y le llevaron con ellos a su iniciación. Sus padres le enseñaron a Teft sus creencias, dándole información básica de cómo usar luz tormentosa y lo que los Radiantes serían capaces de hacer con su poder. La madre de Teft murió más adelante en un intento de sacar poderes Radiantes ocultos. Teft reportó a los Vislumbradores al señor de la ciudad cuando tenía ocho años, tras lo que se les juzgó; todos ellos fueron ejecutados, incluyendo al padre de Teft, a quien vio ser ahorcado.[22][2]

En algún momento Teft se casó, aunque cuándo y con quién no está claro; su esposa ya había muerto para cuando él fue un hombre del puente.[23]

Puente Cuatro

Ayudando a cuidar a Kaladin

Eventualmente, Teft se unió al ejército de Sadeas como lancero. Sus miembros de escuadrón le convencieron de probar el musgoardiente, lo que comenzó una adicción para toda la vida.[11] Se convirtió en sargento y llegó a las Llanuras Quebradas, donde fue enviado a las cuadrillas del puente como castigo. Tras alguna otra infracción, Teft fue transferido al Puente Cuatro,[6] donde Kaladin se hizo su amigo.[24] Terminó en el círculo cercano de Kaladin junto con Roca, ayudándole activamente en sus planes.[25][26]

Teft fue el primero en sospechar que Kaladin era capaz de usar luz tormentosa. Confirmó esta sospecha (entre otras cosas) poniendo una esfera opaca en la mano de Kaladin, diciendo que era "para buena suerte", justo antes de que Kaladin fuese abandonado solo afuera para afrontar "el juicio del Padre Tormenta" encarando la alta tormenta.[27] Tras la tormenta, la esfera en la mano de Kaladin parecía estar opaca, aunque debería haber sido infundida con luz de la alta tormenta.[28] Teft estaba casi seguro de que esto significaba que Kaladin tenía la habilidad de usar luz tormentosa. Mientras Kaladin se recuperaba de sus heridas y de la fiebre tras la tormenta, Teft trajo tres pequeñas esferas de diamante infusas y las presionó contra la mano de Kaladin, esperando ansiosamente a ver lo que pasaría. Cuando Teft casi había perdido todas las esperanzas de estar en lo cierto sobre lo que había ocurrido y su significado, Kaladin respiró hondo con fuerza, infundiéndose con luz tormentosa, y comenzó a brillar con la luz que se filtraba.[29] Teft, sabiendo que había un efecto sanador en la luz tormentosa, repitió este tratamiento lo suficiente para salvar la vida de Kaladin, pero no lo suficiente como apara atraer sospechas de otros hombres de los puentes. Diez días tras sobrevivir la alta tormenta, Kaladin estaba suficientemente bien para levantarse.[30]

An empty sphere after a storm... And a man who's still alive when he should be dead. Two impossibilities.

—Teft musing on Kaladin's survival[28]

Estas revelaciones encendieron una gran curiosidad en Teft, y comenzó a hacer preguntas esclarecedoras para ver si Kaladin estaba dispuesto a comentar su uso de luz tormentosa, o si siquiera era consciente de sus habilidades. En un punto, se le dio a Kaladin una bolsa de esferas infusas. Teft entonces lanzó un puñetazo sorpresa a Kaladin, causándole una inhalación involuntaria; Kaladin notó su potencia habitual de fuerza y concentración, y ambos Teft y Lopen notaron el suave brillo que desprendía la piel de Kaladin.[13] Cuando pasó un tiempo y ya estaban seguros de las habilidades de Kaladin, Teft, Lopen, y Syl trabajaron con Kaladin para ayudarle a entender y activar sus nuevos poderes. Teft compartió con Kaladin lo que sabía de los Radiantes y sus costumbres de su juventud en los Vislumbradores. También fue el que divulgó las palabras del Primer Ideal a Kaladin, quien parecía casi (no está claro si por instinto o experiencia) entender el significado y razonamiento detrás de las palabras.[31]

Kaladin descubrió que Teft tenía experiencia militar y que era un sargento antes de convertirse en hombre de los puentes.[32] Se convirtió invaluable para el liderazgo de Kaladin actuando como un sargento del capitán Kaladin y asumiendo los comandos cuando fuesen pedidos, ordenados, o durante momentos cuando Kaladin estaba indispuesto. Su experiencia militar nunca se divulgó con mucho detalle, ya que la historia de las vidas personales de los hombres de los puentes parecían ser su más preciado secreto, aunque fue suficiente para convencer a Kaladin de que Teft era capaz de conducir el entrenamiento diario en los abismos. Teft intentó convencer a Kaladin de que se uniese, pero se negó a empuñar una lanza.[8]

Tras el desastre de la carga lateral que llevó a Kaladin a ser colgado en la alta tormenta, diseñó una nueva manera de proteger al Puente Cuatro: vistiendo una armadura hecha de los cuerpos de los parshendi, recuperados en los abismos, para atraer la atención enemiga hacia él. La primera vez que intentó esto, le dio a Teft las órdenes de liderar al grupo en un intento de escape esa noche si su idea fallaba.[14] Como la idea funcionó bien, hicieron tiempo hasta el asalto a la Torre para intentar un escape. Teft fue herido en el acercamiento inicial,[33] y después de que Kaladin le atendiese, Roca y Peet le ayudaron a caminar mientras se retiraban con el resto del ejército de Sadeas.[34] Después de que el Puente Cuatro abandonara su oportunidad de escape para volver a la torre y ayudar al ejército de Dalinar, Teft fue capaz de devolver el favor sacando flechas del brazo de Kaladin y dejándole en un sitio seguro.[35] Ayudó empujando el puente a su sitio, y entonces se ocupó del grupo mientras un recién curado Kaladin, quien había justo jurado el Segundo Ideal, iba a por Dalinar.[36]

Esa noche, después de que Dalinar asegurase las vidas de los hombres de los puentes de Sadeas, Teft habló con el resto del Puente Cuatro sobre los Radiantes y las habilidades de Kaladin.[37]

Guardia de honor de Dalinar

Teft y el Puente Cuatro detrás de Dalinar mientras intercambia a Juramentada por ellos

Después de que Dalinar intercambiase a Juramentada por las vidas de los hombres de los puentes de Sadeas, Teft se unió con el resto del Puente Cuatro a su guardia personal.[37] Kaladin creó una estructura de mando entre los hombres de los puentes que iba a entrenar para que fuesen guardias, haciando a Teft teniente y poniéndole a cargo de todo el entrenamiento. Encargó a Teft que empezase por organizar a los hombres de los puentes en grupos de cuarenta, luego a entrenar a dos de cada grupo para que actuasen como sargentos para el resto de sus hombres. No mucho después, el Puente Cuatro fue a hacerse tatuajes para cubrir sus marcaas de esclavo que la mayoría tenían en la frente, y Teft también se hizo uno, a pesar de que nunca tuvo la marca de esclavo. Fue el primero en hablar por Shen cuando el tatuador objetó tatuarle. Cuando el grupo se puso sus nuevos uniformes de la Guardia de Cobalto, Teft intentó convencer a Kaladin de que le enseñase a Dalinar lo que podía hacer, pero Kaladin se negó rotundamente. Cuando los otros quitaron la antigua insignia de la guardia, Teft estuvo de acuerdo con que no eran simplemente repuestos, sino que ellos eran su propio grupo: el Puente Cuatro.[38]

Teft al principio tuvo complicado conseguir cualquier tipo de avance con el entrenamiento de los antiguos hombres de los puentes,[39] instigando a Kaladin, Roca, y Teft para coger al grupo de aprendices y llevarlos a los abismos; esto ayudó a los nuevos reclutas a sentirse incluidos y a abrirse y mostrar interés en el entrenamiento.[10] En uno de los viajes regulares a los abismos que comenzaron a hacer, Teft dejó a los aprendices bajo la directriz de Drehy y fue a hablar con Kaladin, quien le preguntó más acerca de los Radiantes y observó que Teft se ponía mucho más austero cuando hablaba de su pasado.[12]

También teniendo turnos protegiendo a Dalinar y al Rey,[40][23] Teft siguió entrenando a los antiguos hombres de los puentes, mandando reportes diarios a Kaladin y evaluando cuándo estaban listos para empezar a patrullar por el área fuera de los campamentos de guerra.[41] Fue a patrullar con Kaladin y el grupo de cuarenta, para desaparecer justo después; esta fue la primera de muchas desapariciones.[42] Kaladin lo confrontó sobre su desaparición cuando fue a iniciar al Puente Diecisiete en los abismos, pero Teft dejó claro que no quería hablar sobre el tema. Después de que ambos volviesen a la hoguera del Puente Cuatro esa noche, Teft volvió a irse con un pequeño grupo del Puente Cuatro.[43]

Cuando Kaladin decidió aceptar la oferta de Zahel de entrenarle para luchar con una hoja esquirlada, se llevó a Teft, Moash, y Yake con él; cada uno manejó una hoja y comenzaron a entrenar las diez posturas básicas de la espada con modelos de madera. Durante un descanso en el entrenamiento, Teft mencionó que las circunstancias alrededor de la llegada de Shallan parecían sospechosas, incitando a que Kaladin la investigase más detenidamente.[5]

Algunos de los otros miembros del Puente Cuatro querían liberar a Kaladin cuando Elhokar lo imprisionó por pedirle el Premio del Rey, pero Teft les convenció de no hacerlo. Estaba con el grupo cuando presenciaron a Moash convertirse en un portador de esquirlada, y después les llevó de vuelta a los barracones para dejar a Kaladin un momento a solas con Moash.[44]

Well, Teft supposed that was all right, Dalinar not believing. He’d just be that much more surprised when Kaladin did return.

—Teft, when Dalinar visits him on his vigil[22]

Teft y el Puente Cuatro llevaron su antiguo puente a las Llanuras Quebradas en la expedición para permitir a Shallan ver una crisálida de abismoide.[45] Después de que Kaladin y Shallan se perdiesen en los abismos, Teft tuvo turnos con los otros para buscarles, nunca dudando de si volverían o no. En una de estas búsquedas él habló sobre su pasado con los Vislumbradores con Sigzil mientras jugaban al michim. Durante la ausencia de Kaladin, el grupo hizo líder a Teft y acudían a él a por asignaciones diarias, aunque se las arregló para estar en casi todos los turnos en los abismos.[22]

Batalla de Narak

Inmediatamente después de que Kaladin y Shallan volviesen, Dalinar, Roion, Sebarial, y Aladar se fueron en la expedición que culminaría en la Batalla de Narak y el descubrimiento de Urithiru. Teft y la mayoría del Puente Cuatro fueron con ellos, aunque decideron dejar a Moash atrás para vigilar al rey Elhokar.[46] Durante la batalla, Teft y el resto del Puente Cuatro se quedaron cerca de Dalinar.[47] Después de que Kaladin derrotase a los asesinos de Elhokar, se fue volando con el ejército en las llanuras, salvando a Dalinar del enlace de Szeth y encontrándose con el Puente Cuatro, quien le dio gemas infusas para que recargase su luz tormentosa bajo órdenes de Teft.[16] Después de que Kaladin derrotase al Asesino de Blanco, volvió a la meseta donde estaba la Puerta Jurada y encontró a Teft y el resto del grupo buscándole. Teft le dijo que Rod había muerto, y que había notado como algunos de los hombres brillaban levemente justo antes de que Kaladin llegase a las llanuras; había estado escuchando lecturas de algunas de las visiones de Dalinar y, basándose en esa información, pensó que se estaban convirtiendo en escuderos de Kaladin.[48] El grupo había tenido que abandonar su puente en el conflicto, pero un equipo de rescate encontró el antiguo Puente Cuatro en un abismo cerca de Narak; por petición de Teft, Dalinar hizo que fuese transportado, arreglado, y puesto en uso moviendo a gente entre mesetas cercanas a la Puerta Jurada.[49]

Teft y el resto de los hombres de los puentes se turnaron explorando y sondeando Urithiru. Él estaba con algunos del Puente Cuatro cuando descubrieron el cuerpo de Sadeas en los túneles de Urithiru, y negó vehementemente matar al hombre cuando un grupo de los soldados de Sadeas finalmente encontraron la escena, aunque estuvo de acuerdo tácitamente con la opinión de Palona de que la muerte de Sadeas resolvía uno de los problemas con los que se enfrentaban.[50] Él y Lyn en algún momento pasaron por una habitación escondida que Shallan descubriría más adelante mientras seguía a Re-Shephir desde el lugar de su último asesinato. Cuando Shallan llamó a Adolin a la habitación, Lyn, Teft, Renarin, y otros miembros del Puente Cuatro llegaran con él y los acompañaron hacia la guarida de la Madre Medianoche, donde ayudaron a disipar la presencia del spren.[51][52]

Corredor del Viento

Teft frotando musgoardiente

Teft continuó desapareciendo de vez en cuando sin explicar a dónde iba, aunque los otros miembros del Puente Cuatro aun así descubrieron su adicción.[53] Se le hacía más y más difícil no caer en la tentación cuanto más dinero ganaba de Dalinar. En algún momento pronunció los dos primeros juramentos de un Corredor del Viento, esperando que esto se llevase su adicción, pero se dio cuenta rápidamente de que no lo haría; debido a su profunda vergüenza, esperó entonces ahuyentar a su spren, Phendorana.[11][4] Después de que Teft se perdiese la primera sesión de entrenamiento cuando Kaladin tomó prestada la reserva real de esmeralda[49] porque se había pasado con el musgoardiente la noche anterior, Kaladin y Roca le encontraron en una guarida de musgo, pagaron su cuenta, y le llevaron de vuelta a los barracones.[11] Después de este incidente, Teft dejó el musgoardiente por un tiempo y se aseguró de que su comportamiento les pareciese más normal a los otros. Ayudó en eventos de reclutamiento y entrenamiento, trayendo a Lyn con Kaladin después de que ella inspirase luz tormentosa por primera vez[7] y liderando a un grupo de miembros del Puente Cuatro en ejercicios aéreos.[9]

Después de que Kaladin se fuese de expedición a Kholinar, Dalinar les dio la Hoja de Honor que Kaladin había recuperado al Puente Cuatro. Esto les permitió, aunque de uno en uno, conseguir y practicar con los poderes de un Corredor del Viento incluso sin la presencia de Kaladin.[54] Teft dejó que Roca tuviese la Hoja de Honor el primero, pero durante el tiempo que tuvieron la espada, se turnaban aleatoriamente quién la llevaba para que nadie que quisiera robarla supiera a por quien ir. Continuaron actuando como guardias de los Kholin entre otras tareas; Navani recibió noticias de la caída de Kholinar y la posible muerte del grupo de Kaladin, pero cuando informó al Puente Cuatro de los problemas del grupo, Teft se rio ante la sugerencia de que Kaladin podría estar muerto. Ellos, como representantes de los Radiantes, atendieron a la primera reunión de los monarcas en Urithiru.[55]

Durante ese tiempo, Teft continuó su lucha con la adicción. En un punto fue arrestado y llevado ante los magistrados de Aladar con el cargo de intoxicación en público; Navani usó su sello, a petición discreta de Aladar, para liberarle.[56]

Teft y algunos otros escuderos acompañaron a Dalinar como sus guardias cuando fue a Ciudad Thaylen para ver el progreso de Amaram ayudando a reconstruir la ciudad; Teft se irritó tanto con Amaram que quería 'apuñalarle un poco'. Hubo otra conferencia de la coalición de monarcas en la ciudad, y durante el curso de la reunión alguien filtró información específica a cada grupo asistente que se había calculado que socavaría su confianza en Dalinar.[57] El Puente Cuatro fue muy afectado por las noticias de que los primeros Radiantes destruyeron su antiguo mundo antes de venir a Roshar y que los humanos eran, de hecho, los Portadores del Vacío; fueron suficientemente desalentados para abandonar Ciudad Thaylen e ir a Urithiru para debatir las noticias con los miembros que no habían ido, dejando a Dalinar atrás.[58] A su regreso a Urithiru, Phendorana se le apareció a Teft y le alertó del peligro. Descubrieron a Roca y a Bisig heridos e inconscientes en los barracones, mientras que Eth, el que llevaba la Hoja de Honor ese día, estaba muerto. Bisig se despertó lo suficiente para decirles que el motivo de que les pillasen por sorpresa era que el culpable había vestido una casaca del Puente Cuatro con nudos de teniente. Teft se dio cuenta de que debía haber sido la casaca que había vendido para permitirse un poco más de musgoardiente, y se fue corriendo de los barracones de la vergüenza.[59]

I will protect those I hate. Even ... even if the one I hate most ... is ... myself.

—Teft swearing the Third Ideal[3]

Mientras Teft corría a través de Urithiru, intentando encontrar un sitio donde esconderse, Phendorana se le apareció de nuevo, e intentó huir de ella también. De casualidad, acabó en una sala que daba a las plataformas de la Puerta Jurada a tiempo de ver una invasión de cantores llegando desde la plataforma de Kholinar.[60] Teft encontró un sitio oscuro donde esconderse por un tiempo, intentando ignorar la pelea, pero siendo capaz de escuchar sus sonidos.[61] Escondiéndose ahí, Phendorana se le apareció una vez más y le persuadió de que pronunciase su Tercer Juramento.[3]

Tras derrotar a la fuerza invasora, Teft apareció en la mitad de la Batalla de la Explanada Thayleña en la Puerta Jurada de Ciudad Thaylen con una división de soldados alezi y el resto del Puente Cuatro, cuyos poderes de Corredores del Viento fueron restaurados gracias a la proximidad de Kaladin. Alejaron a un grupo de Fusionados de la Puerta Jurada y mantuvieron el área segura hasta que el conflicto hubo terminado.[62] Kaladin buscó a Teft tras la batalla, y hablaron brevemente sobre cómo era jurar los Ideales antes de que el Puente Cuatro comenzara a ayudar a volar a los heridos de la estación de triaje de la ciudad a la Puerta Jurada.[63] Los miembros del Puente Trece se convirtieron en los escuderos de Teft en algún momento durante o poco después del conflicto, y en algún punto habló sobre las palabras personales de su Tercer Juramento con el resto del Puente Cuatro.[21][64] A lo largo del siguiente año, la mayoría de los escuderos de Teft se convirtieron en Radiantes.[65]

Todavía un sargento

Navani y Kaladin debatieron mandar a Teft con Rysn en su expedición a Akinah, pero finalmente decidieron lo contrario debido a la posibilidad de la presencia de las fuerzas de Odium en la isla. Si eso fuera cierto, la coalición no quería que sus enemigos tuviesen acceso a una hoja esquirlada viva y por ende a desbloquear la Puerta Jurada y acceder a Urithiru.[66]

Teft acompañó a la fuerza de Urithiru que fue a evacuar Piedralar. Después de que la persecución de Kaladin a Leshwi fracasase, Teft voló a recibir instrucciones y a ver cómo estaba, preocupándose sobre cómo Kaladin se veía últimamente. Bajo órdenes de Kaladin, volvió con los Corredores del Viento y les instruyó cómo pelear enfrentamientos defensivos, sin preocuparse mucho sobre mantener a los Fusionados lejos del Cuarto Puente.[67] En el viaje de vuelta, Teft acudió a Kaladin de nuevo. Aunque Kaladin intentó rechazarlo, se sentó junto a él de todas formas y le hizo escuchar su sugerencia de que fuese a felicitar a Laran, quien había jurado el Tercer Ideal. También hablaron sobre Moash, pero cuando Teft mencionó a Renarin encontrando a Kaladin congelado en batalla, Kaladin se fue abruptamente a felicitar a Laran. Voló el resto del camino hasta Urthiru solo para escapar las preguntas de Teft.[68]

Thank you, Teft. You shouldn't have given up so much. But … thank you.

—Kaladin when Teft became his aide[4]

Después de que Dalinar relevase a Kaladin del servicio activo, éste intentó hacer a Teft el jefe de compañía de los Corredores del Viento; Teft se opuso con vehemencia a esa idea, así que Kaladin promocionó a Sigzil en su lugar.[69] Teft, escuchando que Kaladin había decidido hacerse cirujano y establecer una clínica con su padre, se retiró también de la batalla y se convirtió en el asistente de Kaladin. Intentó convencer a Teft de que no se quedase atrás, pero fue inamovible; eventualmente Kaladin reconoció que agradecía tener a Teft con él.[4] Lo primero que hicieron juntos fue rastrear a un refugiado llamado Noril por petición de su sobrina Cressa, quien había acudido a Kaladin para que buscase a su tío. Lirin se acordó de haber mandado el hombre a los fervorosos, pero éstos redirigieron a Teft y Kaladin al Devotario de la Piedad. El fervoroso que encontraron ahí no fue nada útil hasta que Teft invocó a Phendorana como hoja esquirlada. Teft se quejó de encontrar a Noril encerrado en una habitación vacía y oscura, pero le convencieron de que saliese al balcón para hablar. En la conversación, Teft y Kaladin demostraron a Noril que entendían lo que estaba sintiendo; mientras Kaladin exigía que los fervorosos dejasen a Noril bajo su cuidado, Teft siguió hablando con él de cosas sin importancia.[70]

Después, Kaladin mandó a Teft a buscar a Dabbid para que el mudo hombre del puente pudiese unirse a las reuniones de terapia de grupo que Kaladin había empezado, pero Teft descubrió que llevaba desaparecido tres días. Fueron a hablar con Rlain, ya que Dabbid a veces le ayudaba en los campos alrededor de Urithiru.[71] Teft y Kaladin se reunieron con Rlain en la taberna que Adolin solía visitar. Teft pensó en pedir algo más fuerte que el vino naranja que pidió, pero Kaladin le recordó lo que ya sabía: que dejarse llevar un poco llevaría a volver a caer en la adicción. Brindaron "por la injusticia" justo antes de que Rlain entrase con Syl. Los cuatro charlaron sobre la guerra y la experiencia de Rlain como hombre del puente antes de hablar sobre Dabbid. Después Teft acusó a Kaladin de no ir a sus propias reuniones de terapia de grupo, y los otros dos se pusieron de parte de Teft hasta que Kaladin prometió ir a la próxima reunión.[72]

Ocupación de Urithiru

Teft de repente cayó inconsciente en la mitad de su conversación,[73] resultado de que Raboniel activase con éxito las defensas del Hermano con luz del vacío, suprimiendo los poderes Radiantes mientras que seguía permitiendo que funcionasen los poderes potenciados por Odium.[72] Kaladin se desorientó por un momento, pero de inmediato fue a ver cómo estaba Teft, asumiendo que estaba teniendo un derrame cerebral o síndrome de abstinencia por el musgoardiente. Decidieron llevar a Teft a la clínica Danzante del Filo, Kaladin llevándole mientras Rlain guiaba. Tras descubrir que todos los Danzantes del Filo también estaban inconscientes, llevaron a Teft a la clínica de Lirin. Syl apareció y confirmó que no podía ver a Phendorana por ninguna parte.[73]

De la que Kaladin le daba algo de caldo a Teft en la clínica de Lirin, observó que parecía más cerca de despertar que el Custodio de Piedra que también estaba inconsciente en la sala. Escuchó a su padre decirle que la mejor manera de ayudar a los Radiantes era echarse atrás y hacer su función de cirujano; Kaladin accedió hasta que un Regio y un soldado en forma de guerra vinieron a llevarse a Teft a la enfermería donde estaban el resto de Radiantes. Kaladin atacó a los dos soldados enemigos, matando al Regio y haciendo huir al otro.[74] Se echó al inconsciente Teft a la espalda y huyó a una habitación oculta con las direcciones del Hermano.[75] Kaladin recuperó suministros para dar de comer y limpiar a Teft, y después de que Dabbid les encontrase más tarde, también ayudó a cuidarle.[76][77][78] Cuando Dabbid y Rlain llevaron a Lift a la habitación oculta para sanar a Kaladin, también curó a Teft despreocupadamente; Teft se levantó a tiempo de recibir a Kaladin cuando se despertó de las pesadillas que Odium le estaba produciendo mientras estaba febril por una herida infectada.[79]

The others loved him. So, whatever he'd done, he would get up and make it right. That was the oath he’d taken, and by the Almighty’s tenth name, he would keep it.
For them.

—Teft[2]

Cuando Teft se despertó desorientado y confundido, creyó que había cedido a su adicción de musgoardiente; se animó cuando escuchó que seguía sobrio. Tuvo que esforzarse para invocar a Phendorana, quien no era consciente de lo que había ocurrido desde que Teft se quedó inconsciente. Lift tenía que ir y curarle cada diez horas o volvía a empezar a quedarse inconsciente, y llegó en un momento con Rlain mientras Dabbid, Kaladin, y Teft tomaban sopa. Los cinco hablaron de su situación, e impulsados por Kaladin al preguntar si no sería mejor dejar de luchar, Teft les dio al resto una versión detallada del trauma de su niñez alrededor de los Vislumbradores, y les animó a que lo hiciesen lo mejor que podían en su circunstancia. Estuvieron de acuerdo en que al menos necesitaban rescatar al resto de los Radiantes, pero decidieron esperar unos días. Teft se encontró sintiéndose feliz simplemente considerando las pocas cosas que seguían siendo buenas de la vida y concedió a Phendorana que tenía razón todo este tiempo pensando que era digno de ser salvado.[2]

Batalla Final

You can kill me, but you can't have what I have. You can never have it. Because I die knowing I’m loved.

—Teft to Moash[1]

El grupo había diseñado un plan para que Kaladin distrajese a los Fusionados mientras Teft y Lift se colaban a la clínica de Lirin para que Lift curase a los Radiantes inconscientes. Esperaban ser capaces de encontrar una manera diferente de resolver la situación, estando inseguros de cómo escapar de la torre, pero cuando el Hermano informó de que el enemigo había encontrado el último nodo, tuvieron que recurrir a su plan original.[80] Cuando llegaron a la clínica, Teft y Lift tuvieron que derrotar a un Regio que estaba guardando la puerta. Una vez dentro, se dieron cuenta de que habían activado la trampa de Moash pensada para Kaladin. Moash hirió a Lift con la Hoja de Honor de Jezrien antes de que Teft se enfrentase a él blandiendo solo una daga.[81]

Teft intentó quedarse fuera del alzance de Moash, prolongando la pelea para pensar en opciones. Lift comenzó a moverse hacia los Radiantes por detrás de Moash para curarlos, así que Teft y Phendorana intentaron evitar que Moash se diese cuenta. Desafortunadamente, cuando Moash mató a uno de los Radiantes, Lift gimió y llamó su atención; para evitar que matase a la chica, Teft le propuso una lucha de verdad. Moash hirió fácilamente a Teft, mandándole al suelo. Cuando iba a matarle, sin embargo, Teft y Phendorana consiguieron manifestar al spren como un "asta de lanza fantasmal", parando la estocada de Moash. Dándose cuenta de que no serían capaces de repetirlo, Teft se preparó para embestir a Moash y así eliminar la ventaja que suponía el alcance de su espada. Antes de que pudiera moverse, sin embargo, Moash sacó una daga de raysium con una gema antiluz tormentosa incrustada y apuñaló a Phendorana en la frente con ella. Esto mató permanentemente a Phendorana, y Teft sufrió una agonía incapacitante cuando sintió que una parte de su alma había sido arrancada. Moash izó a Teft en el aire, y Teft supo que estaba a punto de morir; sabiendo que moriría como alguien amado, Teft tuvo unas últimas palabras para Moash antes de que le matase con su Hoja de Honor.[1]

La estatua de Teft

Moash soltó el cuerpo de Teft enfrente de Kaladin de la que iba hacia la enfermería Radiante.[82] Al ver su cuerpo, Kaladin se abrumó con un sentimiento de fracaso y dolor que lo aturdió; la muerte de Teft fue uno de los catalizadores de la decisión de Kaladin de saltar desde la cima de Urithiru.[83] Sin embargo, en la visión de Kaladin de Tien, éste habló sobre la muerte de Teft y ayudó a Kaladin a ver que no estaba teniendo en cuenta todas las veces que había ayudado al hombre, sino centrándose solo en fallarle a la hora de salvarle de la muerte. Tras eso, Kaladin aceptó que no sería capaz de protejer a todo el mundo y fue capaz de jurar su Cuarto Ideal.[84]

Rlain cantó la Canción de los Caídos sobre el cuerpo de Teft, mientras Dabbid se arrodilló junto a él y le lloró. Imitó a Teft mientras hablaba al grupo de cantores y humanos en el atrio a punto de abandonar la torre, pero se dio cuenta de que probablemente fue un poco brusco de más.[85] Moash, habiendo ido tras Navani, pero fallando en matarla antes de que se vinculase con el Hermano, sintió dolor por haber matado a Teft mientras la luz de torre de Navani y el Hermano alejaba su Conexión con Odium.[86]

Tras la liberación de Urithiru, el Puente Cuatro hizo que se moldease a piedra, planeando ponerle en una habitación que el Hermano conocía en la torre en la que ya había estatuas de piedra de muchos Radiantes caídos. El funerario fue incapaz de cambiar el ceño habitual de Teft a una sonrisa, lo que el Puente Cuatro encontró apropiado; más tarde, un escultor tallaría una representación de Phendorana para colocar a su lado. El Puente Cuatro se juntó y bebió en su memoria y recordaron. Kaladin permaneció en la estatua mientras los otros se marcharon, y habló con Syl de echar de menos a Teft antes de abrazar su estatua y dejarlo atrás.[87] Como promesa final hecha a Teft, Kaladin comenzó a ir a sus propias sesiones de terapia de grupo.[88]

Relaciones

Kaladin

You and I were the start of this though. Figure we ought to stick together.

—Teft to Kaladin[4]

Teft es el primer hombre del puente al que Kaladin se acerca para pedirle apoyo en sus planes para el Puente Cuatro,[24] y también es el primero en sospechar de la naturaleza de Kaladin como Caballero Radiante, una sospecha que permitió salvarle la vida a Kaladin.[29] Kaladin en cambio sospecha que Teft había sido un soldado y le engaña para que lo revele en los abismos;[89] más tarde, Teft fácilamente se convierte en el sargento de Kaladin, empezando a convertir a los hombres del puente en soldados.[38][7] Kaladin se preocupa por Teft cuando comienza a desaparecer en sus atracones de musgoardiente, pero respeta lo suficiente la privacidad de Teft para dejarlo pasar hasta que se convierte en un problema serio.[43][11] Ambos hombres se toman la posición de Teft como sargento de Kaladin en serio, con Kaladin escuchando el consejo de Teft cuando de normal no lo haría,[68] y Teft sabiendo cómo balancear el no dejar a Kaladin llegar a situaciones completamente solo sin nadie que le corrija cuando no tiene razón.[4][2] Teft procesa un sentimiento de orgullo propio cuando ve que Kaladin sigue luchando después de todo lo que le ha sufrido.[81]

Phendorana

You were storming right. You have always been right.

—Teft to Phendorana[2]

Al principio, Teft resiente la atención de Phendorana y desea rendirse en vez de progresar en sus juramentos, con ella animándole a que lo haga.[59] Le convence de jurar el Tercer Ideal, comprometiéndose a continuar esforzándose para seguir adelante a pesar de su autodesprecio.[3] Más tarde ella le anima a abrirse ante Kaladin, Lift, Rlain, y Dabbid sobre su pasado con los Vislumbradores cuando los otros se preguntaban si lo correcto era seguir luchando la ocupación de Urithiru. Tras la discusión, Teft se encuentra sonriendo porque disfruta de la vida a pesar de sus dificultades; le admite a Phendorana que ella había tenido razón todo este tiempo de convencerle para que siguiese adelante y de que era digno de ser salvado.[2] Se comprometen de igual manera en su pelea contra Moash y de alguna manera consigue manifestar a Phendorana lo justo como una punta de lanza para detener una estocada de Moash que le hubiese matado. La naturaleza de su vínculo causa que Teft sienta como si una parte de él hubiese sido arrancada de su alma cuando Phendorana muere. Al final, ese dolor es lo que incapacita a Teft hasta el punto que Moash es capaz de matarle sin resistencia.[1]

Curiosidades

  • Teft era originalmente Hine, un personaje de Mythwalker que no sobrevivió a la revisión para ser escrito en El aliento de los dioses. Brandon combinó a Hine con un aspecto de Voko, un personaje diferente de Mythwalker, y le colocó en el Puente Cuatro como Teft.[90]

Notas

  1. a b c d El ritmo de la guerra capítulo 104#
  2. a b c d e f g h i j El ritmo de la guerra capítulo 91#
  3. a b c d Juramentada capítulo 119#
  4. a b c d e f g El ritmo de la guerra capítulo 23#
  5. a b Palabras radiantes capítulo 44#
  6. a b c El camino de los reyes capítulo 11#
  7. a b c Juramentada capítulo 46#
  8. a b El camino de los reyes capítulo 63#
  9. a b Juramentada capítulo 55#
  10. a b Palabras radiantes capítulo 9#
  11. a b c d e f Juramentada capítulo 41#
  12. a b Palabras radiantes capítulo 12#
  13. a b El camino de los reyes capítulo 57#
  14. a b El camino de los reyes capítulo 62#
  15. Palabras radiantes capítulo 52#
  16. a b Palabras radiantes capítulo 86#
  17. El camino de los reyes prólogo#
  18. Palabras radiantes Ars Arcanum#
  19. Firefight Seattle UBooks signing
    Arcanum - 2015-01-06#
  20. Firefight Phoenix signing
    Arcanum - 2015-01-21#
  21. a b Juramentada capítulo 122#
  22. a b c Palabras radiantes capítulo 71#
  23. a b Palabras radiantes capítulo 46#
  24. a b El camino de los reyes capítulo 21#
  25. El camino de los reyes capítulo 23#
  26. El camino de los reyes capítulo 27#
  27. El camino de los reyes capítulo 34#
  28. a b El camino de los reyes capítulo 35#
  29. a b El camino de los reyes capítulo 38#
  30. El camino de los reyes capítulo 40#
  31. El camino de los reyes capítulo 59#
  32. El camino de los reyes capítulo 46#
  33. El camino de los reyes capítulo 65#
  34. El camino de los reyes capítulo 66#
  35. El camino de los reyes capítulo 67#
  36. El camino de los reyes capítulo 68#
  37. a b El camino de los reyes capítulo 73#
  38. a b Palabras radiantes capítulo 2#
  39. Palabras radiantes capítulo 5#
  40. Palabras radiantes capítulo 16#
  41. Palabras radiantes capítulo 18#
  42. Palabras radiantes capítulo 31#
  43. a b Palabras radiantes capítulo 41#
  44. Palabras radiantes capítulo 66#
  45. Palabras radiantes capítulo 68#
  46. Palabras radiantes capítulo 76#
  47. Palabras radiantes capítulo 81#
  48. Palabras radiantes capítulo 87#
  49. a b Juramentada capítulo 37#
  50. Juramentada capítulo 2#
  51. Juramentada capítulo 29#
  52. Juramentada capítulo 30#
  53. Juramentada capítulo 35#
  54. Juramentada capítulo 64#
  55. Juramentada capítulo 96#
  56. Juramentada capítulo 104#
  57. Juramentada capítulo 111#
  58. Juramentada capítulo 113#
  59. a b Juramentada interludio I-14#
  60. Juramentada capítulo 115#
  61. Juramentada capítulo 118#
  62. Juramentada capítulo 120#
  63. Juramentada capítulo 121#
  64. Esquirla del Amanecer (novella) epílogo#
  65. El ritmo de la guerra capítulo 12#
  66. Esquirla del Amanecer (novella) capítulo 13#
  67. El ritmo de la guerra capítulo 5#
  68. a b El ritmo de la guerra capítulo 9#
  69. El ritmo de la guerra capítulo 18#
  70. El ritmo de la guerra capítulo 25#
  71. El ritmo de la guerra capítulo 37#
  72. a b El ritmo de la guerra capítulo 38#
  73. a b El ritmo de la guerra capítulo 39#
  74. El ritmo de la guerra capítulo 43#
  75. El ritmo de la guerra capítulo 44#
  76. El ritmo de la guerra capítulo 49#
  77. El ritmo de la guerra capítulo 55#
  78. El ritmo de la guerra capítulo 63#
  79. El ritmo de la guerra capítulo 85#
  80. El ritmo de la guerra capítulo 100#
  81. a b El ritmo de la guerra capítulo 103#
  82. El ritmo de la guerra capítulo 105#
  83. El ritmo de la guerra capítulo 106#
  84. El ritmo de la guerra capítulo 108#
  85. El ritmo de la guerra capítulo 109#
  86. El ritmo de la guerra capítulo 111#
  87. El ritmo de la guerra capítulo 114#
  88. El ritmo de la guerra capítulo 116#
  89. El camino de los reyes capítulo 49#
  90. The Way of Kings Annotations
    Arcanum - 2017-11-10#
¡Esta página está probablemente completa!
Esta página contiene casi todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
El contenido no ha sido revisado todavía.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, rellena el siguiente formulario para decirnos el artículo en el que lo has visto y que podamos solucionarlo cuanto antes. Si quieres ayudarnos a mantener activo el proyecto de traducción, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo a través de este formulario .