Inspiration by botanicaxu.jpg

Timbre

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.
Timbre
Venli - XVI. The Tower .jpg
Capacidades Vínculo Nahel, magia de Escultores de Voluntad, Astilla
Vinculado con Venli, Eshonai (previamente)[1]
Especie Alcanzador
Mundo natal Roshar
Universo Cosmere
Primera aparición Palabras radiantes

"Soy un fraude, Timbre. Una falsa Radiante. No sé lo que estoy haciendo."

"Yo ."

Venli y Timbre[2]

Timbre es una alcanzadora de Roshar que se ha vinculado a Venli.[3]

Se desconoce su nombre real; "Timbre" es un apodo que le dio Venli.[4]

Apariencia y personalidad

Timbre en la mano de Venli

En el Reino Físico, Timbre aparece como una bola de luz que deja una estela blanca, parecida a la de un cometa, cuando se desplaza.[5] Es curiosa y atrevida, aventurándose en situaciones peligrosas; sin embargo, también tiene miedo de la tormenta eterna y se esconde en las sombras cuando esta llega. Está decidida a buscar un vínculo con Venli, y a menudo sirve de influencia calmante para la cantora, pulsando al Ritmo de la Paz para alejar la influencia de Odium.[4]

Habilidades y atributos

Timbre ha demostrado la capacidad de residir dentro de la gema corazón de Venli y capturar a otros spren que residen en ella,[3] lo que permite a Venli entrar y salir de las formas de poder otorgadas por los vaciospren a voluntad;[6] no está claro por qué medios lo hace Timbre. También permite a Venli sintonizar los Ritmos antiguos a elección suya. Aunque ella misma puede sintonizar los nuevos, le resulta difícil y hasta cierto punto perjudicial.[6][7]

A diferencia de otros spren Radiantes, Timbre no ha mostrado capacidad para hablar. En su lugar, se comunica pulsando ciertos ritmos, lo que produce vibraciones audibles.[8] Puede leer los pensamientos de Venli, quien, a su vez, puede entender los pulsos de Timbre como la expresión de sus palabras e intenciones.[9]

Ha formado un vínculo Nahel con Venli, una cantora, algo que antes se consideraba imposible.[6] El vínculo otorga a Venli las potencias de una Escultora de Voluntad, permitiéndole usar la luz tormentosa para sanar y acceder a las potencias de Transporte y Cohesión.[10] Mientras Venli tenga tanto su spren del vacío como a Timbre en su gema corazón, puede potenciar estas habilidades por igual con la luz tormentosa o la luz del vacío,[9] aunque no está segura de si esta habilidad surge realmente de la presencia de los dos tipos de spren o si es sólo una cuestión del propio vínculo más su naturaleza como cantora.[11]

Historia

El primer intento

El abuelo de Timbre era uno de los spren que se había vinculado a los Caballeros Radiantes en el pasado; sin embargo, fue asesinado, junto con muchos otros miles, en la Traición. A pesar de ello, a finales de la Era de la Soledad, Timbre decidió cruzar al Reino Físico y formar un vínculo Nahel. Sin embargo, teniendo ese ejemplo, decidió intentar vincular a un cantor en lugar de a un humano.[6]

Su primer objetivo fue Eshonai, y poco antes de la llegada de la tormenta eterna, Timbre empezó a intentar vincularla. No avanzó mucho, ya que Eshonai estaba en forma tormenta en ese momento y la presencia de Timbre le resultaba molesta. Aun así, el spren siguió intentándolo.[12]

Venli y Timbre en la visión de Dalinar

Conociendo a Venli

¿Qué esperas conseguir? Los tuyos nos traicionaron. Vete a buscar un humano al que incordiar.

Venli a Timbre[13]

Tras la muerte de Eshonai, Timbre permaneció junto a su cadáver hasta que éste fue encontrado por un grupo de búsqueda dirigido por Ulim. Venli, uno de los miembros del grupo, vio a Timbre tras despojar a Eshonai de su armadura esquirlada y trató de ahuyentarla.[5] Sin embargo, Timbre no iba a ser descartada tan fácilmente, sino que siguió a Venli y la acompañó mientras ésta tomaba la forma emisaria. Cuando Venli se percató de la presencia de Timbre allí, instintivamente la escondió de los Fusionados, creyendo que matarían al pequeño spren.[14]

A partir de entonces, Timbre acompañaba a Venli a todas partes, llevada en la bolsa de esferas y saliendo sólo cuando no había nadie cerca para verla.[13] Aunque al principio era hostil, Venli siguió ocultándola de los Fusionados y acabó dándole su apodo. Cuando las dos se encontraban en las afueras de Kholinar, Timbre finalmente dejó claro que quería formar un vínculo Nahel con Venli. Venli dudaba, pues creía que no podría estar a la altura de Eshonai. Fue por aquel entonces cuando Timbre empezó a utilizar el Ritmo de la Paz para intentar acabar con la influencia de Odium; también ayudó a Venli a volver a escuchar los antiguos Ritmos.[4]

Cuando Dalinar llevó a Venli a una visión durante una alta tormenta para hablar con ella, de algún modo Timbre entró tras ella. Consiguió llegar hasta Venli mientras Odium destrozaba la visión, antes de que Dalinar enviara a ambos de vuelta al exterior para protegerlos.[15] Más tarde, acompañó a Venli en la Batalla de la Explanada Thayleña, aunque permaneció oculta en su bolsa, intentando inicialmente pulsar a Paz antes de asustarse demasiado por Odium para continuar.[8][16]

Formando un vínculo

Después de que Odium no lograra poner a Dalinar de su lado, Venli se escabulló del campo de batalla. Comenzó a enunciar el [[Palabras Inmortales|Primer Ideal], pero antes de que pudiera terminarlo, uno de los Fusionados se dio cuenta de que algo sucedía. Timbre aprovechó el momento de confusión mientras agarraba la bolsa de Venli para saltar a la gema corazón de Venli y atrapar al vaciospren que residía allí. Una vez que los Fusionados se marcharon, sin haber encontrado nada, Venli se retiró a un camarote privado de la nave y absorbió luz tormentosa, demostrando que Timbre había conseguido convertirla en una potenciadora.[3]

Después, las dos hablaron de su nuevo vínculo. Timbre le habló a Venli de su abuelo y de su desconfianza hacia los humanos antes de animarla a compartir la verdadera historia de los oyentes con los parshmenios despiertos, decididos a oponerse a Odium.[6] Aunque Venli podía ver dentro de Shadesmar con sus nuevas habilidades y le resultaba muy útil poder asomarse a ver las almas de los demás allí, Timbre sabía lo suficiente como para advertirle de que viajar allí sería peligroso para ella. Probaron su capacidad de dar forma a la piedra una vez, pero atrajeron a los secretospren hacia ellas; desde ese momento, Timbre se preocupaba cada vez que Venli miraba dentro de Shadesmar y Venli albergaba la inquietud de que los Fusionados fueran capaces de detectar las pulsaciones de Timbre.[9]

Venli holding Timbre

Planes de escape

Cuando Venli afianzó su deseo de alejar a su pueblo de los Fusionados y llevarlo a la libertad, Timbre le sugirió que, en lugar de intentar forzar a los que acudían a ella a compartir sus opiniones y pensamientos, debían permitir a cada uno su propio albedrío; Venli hizo honor a esa idea cuando trató con Shumin y los demás. Mientras Venli explicaba sus planes provisionales a la cantora, Timbre coincidió con ella en que su esperanza de encontrar un Fusionado simpatizante era poco probable y más tarde reprobó que Venli atribuyera sus poderes Radiantes a su vaciospren en lugar de a Timbre. Le recordó a Venli que sus planes implicaban necesariamente un riesgo, lo que hizo que Venli comprobara en Shadesmar si había espías justo a tiempo de ver a la dama Leshwi acercarse. Las dos se asustaron mucho de haber sido descubiertas, pero en su lugar fueron convocadas para ayudar a Leshwi a investigar la nueva hornada de Fusionados[9]

Al día siguiente, Venli tenía que cumplir su papel de Voz de la dama Leshwi en un cónclave de cantores importantes. Timbre contuvo un incipiente deseo en Venli que aspiraba a la inmortalidad de los Fusionados, diciéndole que estaba alucinando si pensaba que alguna vez recibiría ese honor y recordándole su locura. Se asustó cuando los Nueve cantaron al unísono una canción ajena cuando se enteraron del Cuarto Puente y más tarde deseó volver a advertir a Venli de su ambición. Esa vez, sin embargo, Venli sintió que esa ambición en particular (querer ampliar las divisiones que veía entre los Fusionados) era necesaria para alcanzar la libertad. Cuando Leshwi decidió prestar a Venli a Rabeniel como sirviente para la infiltración de Urithiru, Rabeniel molestó tanto a Venli como a Timbre al preguntar a Leshwi cómo había "recolectado" a la Última Oyente. Observando que Leshwi no confiaba en Rabeniel, Timbre animó a Venli a preguntar a Leshwi si podría haber una forma de restablecer a su pueblo. La respuesta de Leshwi las frustró cuando le dijo a Venli que esperara a que los Fusionados obtuvieran la victoria sobre los humanos y dejaran el mundo para los cantores. Abandonando ese pensamiento, Timbre señaló a Venli que ir a Urithiru era una gran oportunidad para estar entre Radiantes que podrían ayudar a entrenarla.[17]

Infiltración en Urithiru

Timbre y Venli acompañaron a la fuerza que viajó a Urithiru. Mientras marchaban por las montañas en dirección a la torre, observaron a Aquellos de las Profundidades con curiosidad, pensando en su propia habilidad para dar forma a la piedra. Rabeniel se dio cuenta de la curiosidad de Venli, asustando a los dos al pensar que habían actuado de forma sospechosa. Se preocuparon aún más cuando Rabeniel dejó claro que sabía que Venli estaba espiando para Leshwi. Sin embargo, cuando la conversación derivó en que Rabeniel explicara la Potencia de Cohesión, Timbre zumbó a Cautela para contener la excitación de Venli al recibir por fin respuestas.[18]

Venli se vio inesperadamente metida en medio de la lucha cuando el grupo tendió una emboscada a los humanos en los túneles bajo Urithiru, y tuvo que matar a un humano en defensa propia. Timbre vibró al Ritmo de lo Perdido mientras Venli se arrodillaba asimilando la primera vez que mataba. Mientras Venli luchaba con sus emociones y admitía en su interior que antes había sido egoísta y ambiciosa, se aferró a la verdad de ese pensamiento y se negó a aceptar los pulsos reconfortantes de Timbre.[19]

Después de que la fuerza de cantores capturara la torre, Rabeniel ordenó la captura de todos los Radiantes, pero concedió al Perseguidor permiso para matar a Kaladin. Venli lo llamó, preguntándole si realmente asesinaría a un hombre indefenso, y la respuesta del Perseguidor hizo que Timbre pulsara insegura, percibiendo locura en el Fusionado. Venli comparó a Lezian con un spren, pero Timbre rebatió que ella no creía estar existiendo sin vivir, así que Venli se disculpó por la comparación. Siguieron a Rabeniel a una cámara llena de eruditos y fervorosos, y Venli reflexionó sobre lo poco que se podía confiar en los humanos sin formas ni ritmos que mostraran su verdadera naturaleza. Timbre le recordó que Venli vivía una mentira similar y se alegró cuando Venli reconoció que realmente seguía a Timbre en lugar de a su vacíospren.[20] Más tarde, observaron cómo los humanos intentaban un asalto desesperado a la sala con el pilar mientras Rabeniel intentaba completar su corrupción del Hermano; Timbre pulsó al Ritmo de la Esperanza y Venli recibió un potente recordatorio de la tenacidad de su propia gente mientras apoyaban en silencio a los condenados humanos.[21]

Ojalá pudiera creerte, Timbre. De verdad que me gustaría. Pero no sabes con quién estás colaborando. No lo comprendes.

Venli a Timbre[22]

Ocupación de Urithiru

Mientras las fuerzas de Odium se establecían en Urithiru, Venli discutió con Rabeniel sobre Navani y sus tácticas dilatorias antes de que los fusionados le preguntaran por qué estaba tan dispuesta a servir a Odium. Venli soltó una mentira preparada, haciéndola creer que ella misma aspiraba a ser una Fusionada, disipando las preocupaciones de Timbre. A la spren le divirtió la respuesta y se mostró escéptica de que Venli quisiera realmente esa inmortalidad, aunque, como señaló Venli, Timbre no sabía cómo había sido ella antes de conocerse.[22]

Venli y su grupo siguieron planeando su huida de los Fusionados. La oyente habló con Dul sobre el indiscreto anuncio de sus planes por parte de Shumin, y Timbre palpitó taciturna cuando Dul sacó a relucir el modo en que había sido tratado en el pasado por sus amos humanos. Venli se mostró confiada por el bien de Dul, pero Timbre era consciente de sus dudas; trató de consolarla aportando algunas ideas para mantener su grupo a salvo. Ante la afirmación de Venli de que Timbre no sabía realmente con quién estaba colaborando, Timbre convenció a Venli de que le hablara de la vez que Axindweth se le acercó y le dio la gema que contenía a Ulim.[22][23]

“Sigo siendo una falsa Radiante. Y lo sabes.”
"Tal vez. Pero ese día había dado un paso en la buena dirección."

Venli y Timbre[2]

Parte del deber de Venli era revisar los informes de la actividad reciente en la torre; a Timbre le horrorizaba que Rabeniel hubiera ejecutado a los Radiantes que se habían escondido entre la gente, pero a Venli no le sorprendía. Timbre se preocupó cuando se enteró de que se había informado al Perseguidor sobre un Radiante que había escapado. Se puso cada vez más ansiosa cuando se enteraron de que la familia del cirujano (Kaladin) estaba detenida y a la espera de ser interrogada por Lezian. Ante la noticia, Timbre bloqueó de algún modo la capacidad de Venli para escuchar los ritmos hasta que la cantora tuvo suficiente intimidad para dirigirse a su spren. Discutieron la situación y Timbre convenció a Venli de que debían actuar. Se acercaron a Leshwi con la noticia y Timbre indicó a Venli que era el momento de revelarle a la Fusionada que era una Radiante. Venli se negó, y en su lugar pasó a hablarle de la familia de Kaladin. Esperaron nerviosas a que Leshwi se marchara; cuando volvió, la preocupación de Venli por la familia le hizo cometer un desliz y utilizar el Ritmo de la Súplica, un viejo ritmo que sólo podía seguir escuchando gracias a Timbre. Venli seguía sin creer que fuera una Radiante de verdad después de ese incidente, pero Timbre se sintió animada por el logro del día.[2]

Venli también vigilaba a los Radiantes inconscientes en la enfermería. Mientras contemplaba cómo los Fusionados parecían constantemente sorprendidos por las habilidades que mostraban los modernos Radiantes, Timbre añadió que tal vez les beneficiaba el hecho de no tener ningún Radiante viejo que limitara su formación a sólo lo que esos Radiantes sabían, o tal vez eran los spren más jóvenes y entusiastas los que marcaban la diferencia contra los desgastados Fusionados. Más tarde, mientras Venli ofrecía sus servicios de intérprete a un grupo de Fusionados, les escucharon decir que los secretospren eran inútiles en la torre; Timbre se entusiasmó ante la insinuación de que podían usar sus poderes Radiantes sin llamar su atención. Consoló a Venli, que se sentía aprensiva ante la idea de probar algo tan nuevo. Venli trató de ocultar una sugerencia sobre dónde podrían haber colocado los antiguos Radiantes los nodos de la torre, pero los Fusionados lo descubrieron de todos modos, para tristeza y decepción de Timbre.[24]

por Nastya Lehn

Canción de piedras

Cuando Venli fue a hablar con Rlain, Timbre sintió la inquietud de que había un vacíospren escondido en un cremlino cercano. Después de que Venli lo espantara, se acercó a Rlain. Venli se sintió abrumada por la emoción al ver a otro oyente, y Timbre se unió a ella cuando empezó a tararear el Ritmo de lo Perdido. Timbre quería que Venli mostrara a Rlain que era una Radiante, pero ella se negó de nuevo. Después de la visita, Venli intentó liberar a Rlain para que estuviera a su servicio; mientras intentaba mantenerse firme ante Rabeniel, Timbre sintonizó a Arrogancia porque Venli estaba vacilando ante Rabeniel, que tarareaba a Mofa. El intento dolió a Timbre, ya que Arrogancia era un nuevo ritmo, uno de Odium. La spren latió sobre la libertad y, tras regresar a las habitaciones de Venli, ésta pronunció las palabras de lo que sabía que sería su próximo Ideal. Timbre se mostró confusa respecto a la razón por la que las palabras no fueron aceptadas, pero Venli sabía que había sido hipócrita al pronunciarlas, teniendo en cuenta sus verdaderos motivos y considerando que antes había permanecido al margen mientras Mraize y los demás se llevaban a Lift en una jaula.[7]

Un día, Venli comentó con Timbre cómo echaba de menos los viejos y despreocupados días en los que aprendía canciones de su madre. Timbre trató de consolarla por la muerte de su madre, pero Venli sentía que ella era la verdadera culpable de que el grupo de fugitivos se viera obligado a huir a los abismos el día en que la tormenta eterna llegó para inundar los cañones. Mientras Venli reflexionaba sobre quién había sido y cómo había cambiado, Timbre le recordó que había ayudado a Venli a resistir a Odium. Decidieron aprovechar uno de sus escasos días libres para practicar sus poderes de Cohesión.[11]

Después de comprobar que no las estaban observando, Venli se llenó de luz tormentosa. Timbre no estaba segura de cómo proceder y no estaba del todo convencida de que fuera a funcionar de todos modos, con las defensas de la torre activadas. En su lugar, Venli decidió intentarlo con luz del vacío. Esta vez, Venli consiguió hablar con las piedras, y Timbre resonó alegremente con el tono que cantaban. Cuando se les acabó la luz del vacío, Timbre se emocionó al ver que se acercaban otros tres spren como ella. Le explicó a Venli que sus amigos eran como escuderos para ella, y que estos otros alcanzadores querían vincularlos. Venli se preocupó por los spren y ordenó a Timbre que les dijera que se fueran hasta que Venli y sus amigos pudieran escapar de Urithiru.[11]

Modelando piedra

Timbre quiso consolar a Venli mientras ella y Rlain llevaban clandestinamente los planos que quedaban de la torre a los humanos de la enfermería Radiante, diciéndole que estos tiempos requerían elecciones peligrosas. Simpatizó con Venli cuando volvió a pensar en su pasado diciéndole que Ulim la había manipulado. Sin embargo, por mucho que Venli respetara la sabiduría de Timbre, sentía que la spren estaba equivocada. Después de desembalar los mapas, Timbre le recordó a Venli que tenía que volver a practicar con sus poderes antes de que intentaran escapar de Urithiru. Pulsó dentro de Venli cuando Lirin descubrió que los humanos de Urithiru habían empezado a pintar glifos shash en sus frentes; el mensaje de esperanza resonó en ella.[25]

Es el momento. Es el momento. ¡Es el momento!

—Timbre[26]

Animada por Timbre, Venli volvió a practicar sus poderes y logró sintonizar una combinación de los tonos de Cultivación y Odium; frente a ella se formó una escultura en miniatura de los antiguos oyentes que se dirigían a lo desconocido. Más tarde, se encontraron con una pelea en la enfermería cuando Lirin se negó a ir a curar a Kaladin. Mientras discutían sobre la desesperación de la herida de Kaladin, Timbre se fue excitando cada vez más hasta que Venli les propuso un plan: sacar a Lift, que tenía habilidades curativas como Danzante del Filo, de su celda.[26]

A Timbre le molestó que Venli quisiera llevar a cabo el rescate sin revelar sus habilidades Radiantes, fingiendo en su lugar haber adquirido una hoja esquirlada. Sin embargo, cuando Venli se acercó al fondo de la celda, Timbre la animó. La spren se regocijó al Ritmo de la Esperanza, alimentando a la roca con el ritmo y ayudando a Venli a desplazarla. Mientras Venli trabajaba para hacer un agujero lo suficientemente grande para Lift, Timbre observó que sus esfuerzos eran rudimentarios y toscos, latiendo a Consolación. En cuanto Lift estuvo libre, Timbre cambió satisfecha y latió a Esperanza. Venli le preguntó si ya podía decir las palabras de su Segundo Ideal, ahora que Lift estaba libre, pero Timbre le contestó que no era el momento adecuado; Venli lo sabría cuando fuera oportuno.[26]

Radiante

Los errores no pueden ser maravillosos, Timbre. Es lo que los define como errores.

Venli a Timbre[27]

Mientras Venli servía a Rabeniel un día, esta le preguntó si se odiaba a sí misma por haber provocado la destrucción de su pueblo; Timbre le advirtió que mintiera, pero Venli admitió que sí se odiaba. Timbre intentó tranquilizarla mientras hablaba de lo que había hecho, pero Venli volvió a rechazar el consuelo. Al final de su conversación, Rabeniel le dio a Venli un mapa con una anotación de un explorador humano que había observado un gran grupo de parshendi en las Llanuras Quebradas.[28] Rlain, que buscaba a Venli para decirle que Kaladin, Lift, Teft y él tenían un plan, descubrió a Venli más tarde mientras ella seguía llorando y asombrada por la noticia de que su pueblo podría haber sobrevivido. Timbre incitó a Venli a contar a Rlain toda su historia, y la oyente lo hizo sin ocultar nada de su culpabilidad.[29]

Habiendo decidido abandonar a los Radiantes y escapar con su grupo de aliados utilizando la orden de Rabeniel, Venli alertó a su gente.[29] Sin embargo, mientras estaban en la Puerta Jurada esperando el traslado a Kholinar, Timbre le transmitió a Venli que estaba decepcionada con ella. Venli argumentó que no podía serles de ayuda, pero Timbre le aseguró que estaba aprendiendo a utilizar sus poderes. Venli sugirió que Timbre encontrara una cantora que se preocupara más que ella, pero Timbre afirmó con firmeza que quería a Venli, que Venli era un "error maravilloso". Cuanto más se quejaba Venli, más insistía Timbre en que su vínculo era correcto y que Venli haría lo correcto.[27]

Cuando Venli se dio cuenta de que nadie podía manejar las Puertas Juradas porque Vyre se había marchado con su hoja de Honor, Timbre se emocionó mucho. Le dijo a Venli que esta era una oportunidad para ayudar a los Radiantes y continuó presionándola para que actuara a pesar de las quejas de Venli de que no era una verdadera Radiante. La oyente se preguntaba si sería capaz de utilizar el mandato para poner a Kaladin y a su familia a salvo, pero Timbre no estaba convencida de que esa fuera una táctica viable.[27] Dentro de la torre, encontraron el atrio abarrotado de gente viendo a Kaladin luchar contra el Perseguidor. Timbre siguió presionando a Venli para que ayudara, pero ella no veía una forma real de hacerlo.[30]

Al ver a Kaladin arrodillado sobre el cuerpo de Teft, roto de dolor, Venli se dio cuenta de que nunca había sentido esa profundidad de emoción por sus propios seres queridos. Timbre volvió a consolarla y la incitó de nuevo a revelar a Leshwi lo que era, pero Venli seguía sin poder hacerlo.[31] Sin embargo, en cuanto Kaladin salió en pos de su padre, los soldados del Perseguidor se dirigieron hacia la enfermería Radiante para matar a los Radiantes inconscientes. La gente de Urithiru luchó contra ellos, pero Venli se dio cuenta de que las tropas de Leshwi se mantenían al margen del conflicto. Una vez más incitada por Timbre, esa vez Venli absorbió un poco de luz tormentosa y reveló a Leshwi su vínculo.[32] Leshwi preguntó, a través de Venli, si Timbre conocía a una honorspren llamada Riah, pero Timbre admitió que no conocía a muchas de ese tipo.[33] Mientras Leshwi, Rlain y Venli planeaban un último intento de huida, Rlain preguntó si había más spren como Timbre que quisieran vincular a cantores. Timbre les comunicó que, aunque había algunos más, Rlain ya había sido elegido.[34]

Más tarde, Venli se reunió con su madre, y Timbre se unió a ella para regocijarse. Cuando Venli explicó a Thude que ayudaría a restablecer la relación entre su pueblo y los spren, sus palabras fueron finalmente aceptadas, lo que hizo que ella y Timbre se vincularan hasta el Segundo Ideal.[35]

Relaciones

Venli

Alguna gente cargaba hacia su objetivo, corriendo con todas sus fuerzas. Otros iban a trompicones. Pero no era la velocidad lo que importaba. Era la dirección en la que iban.

—Timbre sobre Venli[27]

Timbre buscó entre los cantores una pareja adecuada para vincularse, ya que le disgustaba la idea de volver a vincular a los humanos.[2] Se decidió por Venli después de que su intento de vincular a Eshonai se viera truncado, y Venli demostró ser protectora con la pequeña spren a pesar de no entender realmente las intenciones de Timbre.[14] Venli le dio el nombre de Timbre y continuó protegiéndola mientras se escondía de todos los demás en su bolsa.[4] Al final de la Batalla de la Explanada Thayleña, Timbre consiguió instalarse en la gema corazón de Venli y mantener cautivo al vaciospren que ya residía allí. Le devolvió a Venli los viejos ritmos y comenzó a guiarla para que se convirtiera en una verdadera Caballero Radiante.[3] Se convirtieron en algo nuevo; su vínculo permitía a Venli utilizar las potencias de un Escultor de Voluntad tanto con luz tormentosa como con luz del vacío.[9] A medida que Venli se enfrentaba a su pasado y a las terribles decisiones que había tomado, Timbre la fue consolando y la animó a hacerlo mejor; Venli a menudo se mostraba reacia a aceptar el consuelo, pero siguió tomando decisiones que honraban su vínculo.[22][26][28] Timbre acabó convenciendo a Venli de que revelara a la dama Leshwi lo que eran, lo que les llevó a liberarse de los Fusionados que servían a Odium para reunirse con el resto de oyentes en las Llanuras Quebradas.[33][35]

Teorías y especulación

Esta página o sección usa información basada en teorías y especulaciones
Se recomienda leer con cuidado y teniendo en cuenta que la información no es necesariamente canon

Timbre es posiblemente la hija de Ico. Venli, en conversación con Timbre, se entera de que el abuelo de Timbre fue un spren asesinado en la Traición,[6] algo que también le ocurrió al padre de Ico. Ico también comenta que su hija abandonó su empleo en los cambistas de Celebrant para perseguir "sueños tontos”.[36]

Curiosidades

  • El nombre Timbre proviene de la palabra inglesa que significa cualidad distintiva de un sonido o voz.
  • Brandon ha desacreditado la idea de que Timbre sea el alma de Eshonai, señalando que "no es así como funcionan los spren". No obstante, era una teoría bastante popular entre sus lectores beta, por lo que no dio un RAFO cuando le preguntaron por ella.[37]

Notas

  1. El ritmo de la guerra capítulo 117#
  2. a b c d El ritmo de la guerra capítulo 53#
  3. a b c d Juramentada capítulo 120#
  4. a b c d Juramentada interludio I-11#
  5. a b Juramentada interludio I-3#
  6. a b c d e f Juramentada capítulo 121#
  7. a b El ritmo de la guerra capítulo 60#
  8. a b Juramentada capítulo 115#
  9. a b c d e El ritmo de la guerra capítulo 11#
  10. Tabla de potenciación
  11. a b c El ritmo de la guerra capítulo 67#
  12. Palabras radiantes interludio I-11#
  13. a b Juramentada interludio I-7#
  14. a b Juramentada interludio I-6#
  15. Juramentada capítulo 109#
  16. Juramentada capítulo 118#
  17. El ritmo de la guerra capítulo 14#
  18. El ritmo de la guerra capítulo 31#
  19. El ritmo de la guerra capítulo 37#
  20. El ritmo de la guerra capítulo 41#
  21. El ritmo de la guerra capítulo 42#
  22. a b c d El ritmo de la guerra capítulo 51#
  23. El ritmo de la guerra capítulo 52#
  24. El ritmo de la guerra capítulo 56#
  25. El ritmo de la guerra capítulo 74#
  26. a b c d El ritmo de la guerra capítulo 83#
  27. a b c d El ritmo de la guerra capítulo 102#
  28. a b El ritmo de la guerra capítulo 92#
  29. a b El ritmo de la guerra capítulo 96#
  30. El ritmo de la guerra capítulo 104#
  31. El ritmo de la guerra capítulo 106#
  32. El ritmo de la guerra capítulo 107#
  33. a b El ritmo de la guerra capítulo 109#
  34. El ritmo de la guerra capítulo 111#
  35. a b El ritmo de la guerra capítulo 115#
  36. Juramentada capítulo 101#
  37. Emerald City Comic Con 2018
    Arcanum - 2018-03-01#
¡Esta página está probablemente completa!
Esta página contiene casi todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
El contenido no ha sido revisado todavía.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.