Adolin Kholin

From La Coppermind
(Redirected from Adolin)
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El metal perdido. La información sobre libros que aún no se han publicado (como las novelas secretas que se publicarán en 2023 y El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para obtener más detalles, consulta nuestra política de spoilers.


Adolin Kholin
Adolin.jpg
Casa Kholin
Cónyuge Shallan
Padres Dalinar, Evi
Hermanos Renarin
Parientes Gavilar, Jasnah, Elhokar, Toh, Gavinor
Ancestros Padre de Dalinar, Sadees
Nacido en Chachakach 1150[1][2]
Capacidades Portador de esquirlada
Títulos Príncipe Kholin (anteriormente), Alto príncipe de Alezkar
Grupo Ejército de Kholin
Residencia Urithiru
Nacionalidad de Alezkar
Mundo Roshar
Universo Cosmere
Aparece en El archivo de las tormentas
Parece que esta página necesita actualizarse con nueva información de El ritmo de la guerra!
¡Ten cuidado! Es posible que en su estado, no contenga toda la información adicional todavía.

Mi padre cree que soy mejor que él. Por desgracia para ti, está equivocado.

—Adolin a Sadeas[3]

Adolin Kholin es un príncipe alezi ojos claros y tercero en la línea de sucesión al trono de Alezkar.[4] Está considerado como uno de los mejores espadachines de todo Alezkar.[5] Es hijo de Dalinar Kholin, hermano mayor de Renarin Kholin y marido de Shallan Davar[6], miembros de los Caballeros Radiantes.[3] Además, es el actual alto príncipe del principado Kholin.

Apariencia y personalidad

Adolin y Maya

Apariencia

El pelo de Adolin es mayoritariamente rubio, con mechones de negro alezi que lo atraviesan;[7] el color rubio proviene de su madre y es visto como una señal de que su linaje es impuro por algunos alezi.[8] Su pelo ha sido descrito como una fregona rebelde[9][10] y un elegante desorden.[11] Adolin prefiere permanecer afeitado, pero se deja crecer la barba después de meterse en la cárcel en protesta por el encarcelamiento de Kaladin. Su barba también es rubia moteada de negro[12] Sus ojos son azules[7] y tienen pliegue epicántico.[13] Se le ha descrito como guapo en numerosas ocasiones[7][14][15] y, al ser alezi, cabe suponer que su piel es de color canela. Sin embargo, como es medio “rirano”, su tono de piel es más claro que el de su padre.[16] Hay cierta inconsistencia en cuanto a la altura de Adolin; se le describe tanto como más bajo[7] como de la misma altura[10] que Dalinar. La armadura esquirlada añade unos centímetros a su estatura, pero aún así no lo hace tan alto como Kaladin.[17] Tiene una marca de nacimiento en la parte posterior de su muslo izquierdo.[18]

Personalidad

Adolin es increíblemente leal a su padre, aunque no siempre está de acuerdo con Dalinar y no teme expresar sus opiniones.[19] Su escepticismo en torno a los Códigos acaba cambiando y empieza a entender su propósito. Como resultado, se convierte en un mejor líder y, al mismo tiempo, se aleja de la gente que antes consideraba sus amigos.[11]

Se preocupa profundamente por su familia, y una de las pocas veces que Adolin admite estar asustado es al ver a su padre con un aspecto frágil y desgastado.[9] Esto le lleva incluso a permitir que el duelo de cuatro contra uno continúe cuando Relis Ruthar amenaza con hacer que Abrobadar mate "accidentalmente" a Renarin.[20] También se apresura a defender a Renarin cuando Sadeas insulta a su hermano menor.[7] Adolin parece haber tenido también una buena relación con su difunta madre, ya que lleva una cadena que una vez le perteneció para tener buena suerte durante los duelos.[21]

Es impulsivo, y a menudo tiene que ser retenido por Renarin o reprendido por su padre.[22][7] Sadeas incluso se refiere a él como "instigador".[7] Esta impulsividad suya le ha llevado a arrojar a Kaladin al otro lado del campo de prácticas mientras entrenaban juntos,[23] permitir accidentalmente que Relis Ruthar le tendiera una trampa en un duelo de uno contra cuatro[24] y contribuyó en parte a que estallara y asesinara a Sadeas.[3] Su comportamiento impulsivo a menudo también es beneficioso, como se ve en su rescate de Notum[25] y en cómo su oferta de ir a juicio hace que la comitiva entre en Integridad Duradera.[26]

Adolin tiene un fuerte sentido del bien y del mal, inculcado por su madre.[27]En su primer encuentro con Kaladin, salva a una prostituta de ser golpeada por uno de los oficiales de Sadeas.[14] También se arroja a la cárcel como muestra de solidaridad con Kaladin.[12]

Se muestra muy seguro de sí mismo, carismático y simpático, llevándose bien tanto con los ojos claros como con los ojos oscuros.[28] Aunque a Adolin le gusta conocer a un gran número de personas, a las que llama amigos y conocidos, no tiene una relación estrecha con muchos de ellos.[11] Antes de casarse con Shallan Davar, también es famoso por sus numerosos y efímeros noviazgos.[29] Adolin admite a Kaladin que, aunque sabe cómo conseguir mujeres, no está seguro de cómo conservarlas.[28]

Adolin es observador, lo que le lleva a sospechar de aquellos en los que no confía. No confía en absoluto en Sadeas, ni siquiera cuando su padre se lo pide, y al final se demuestra que tiene razón en la Batalla de la Torre.[30] Sospecha de Kaladin durante mucho tiempo, siendo el único que se dio cuenta de que el brazo que Szeth cortó con su hoja de Honor se curó milagrosamente solo.[31] Es la primera persona fuera del Puente Cuatro que cree en las afirmaciones de Kaladin sobre Amaram, afirmando que siempre sintió que el hombre ocultaba algo.[12]

Adolin tiene una mentalidad muy táctica. Shallan señala que no es tan "brillante" como Kaladin,[32] pero esto no significa que sea poco inteligente. Incluso admite que a veces finge ser denso.[15] Aplica sus conocimientos de forma más directa para ganar duelos y batallas y no es tan hábil en el ingenio o la retórica.[28] Adolin es comparado con su padre en varias ocasiones, y el propio Dalinar dice que Adolin es mejor hombre que él,[33] aunque Adolin opina lo contrario.[3]

No parece ser especialmente religioso, algo que Dalinar señala.[19]

Con el ascenso de los Radiantes y la caída de Alezkar, el joven alto príncipe intenta encontrar su lugar en el mundo. Considera que otros están mejor situados para afrontar los retos y que sin acceso a la potenciación no tiene mucho con lo que contribuir al liderazgo de los alezi o a la coalición.[34] Su conversación con Celeste en Shadesmar sobre la realeza y el deber[35] le ayuda a evaluar sus propios roles y habilidades. Más tarde le lleva a declinar la corona alezi tras la muerte de Elhokar.[6] Continúa buscando su lugar cuando asume el cargo de alto príncipe. Su deseo de probarse a sí mismo le hace estar muy decidido a tener éxito en su misión diplomática ante los honorspren, ya que no quiere defraudar a su padre, y está motivado por su deseo de demostrar que aún es bueno para algo.[36]

Adolin también es un amigo que se preocupa de los que le rodean. Ve cuando sus amigos necesitan apoyo, y siempre está ahí para ellos. Un ejemplo es cuando saca a Kaladin cuando el Corredor del Viento está deprimido tras su retirada. Durante la conversación, Adolin explicó cómo buscaba la manera de ayudar a Kaladin y Shallan con sus luchas mentales.[37]

Atributos y habilidades

Adolin llevando armadura esquirlada.

Ryshadio

Tenía un semental blanco, un caballo ryshadio llamado Sangre Segura,[38] uno de la única docena de ryshadios en todos los campamentos de guerra alezi de las Llanuras Quebradas. Adolin creía que había un vínculo indefinible entre él y Sangre Segura, que él podía leer las emociones del ryshadio, aunque era más delicado que el vínculo entre un hombre y una espada.[39]

Sangre Segura murió durante la batalla de Narak.[40] Adolin se arrepiente de no haber pasado más tiempo con el ryshadio por estar distraído con los duelos y cortejando a Shallan.[39]

Más tarde, alrededor de 1175, Adolin empezó a visitar y cuidar al ryshadio de Dalinar, Galante, ya que su padre tenía menos tiempo para ello.[39] Más tarde, eligió a Adolin como su segundo jinete.[41] Con el tiempo, su vínculo se profundizó, y Galante ayudó llevando a Maya en la expedición a Shadesmar.[42] Cuando Adolin corrió para salvar a Notum, Galante acudió corriendo en su ayuda sin ser convocado.[43]

Portador de esquirlada

Adolin es uno de los pocos portadores de esquirlada completos en los campamentos de guerra alezi.

Armadura esquirlada

Adolin heredó su armadura esquirlada por parte de su madre cuando cumplió dieciséis años.[1] Evi y su hermano, Toh, trajeron la armadura como moneda de cambio y se la entregaron a Dalinar cuando él y Evi se casaron.[44] La reina de iriali considera a los Kholin como ladrones y quiere que la armadura sea retornada a Iri.[45]

Mayalaran

Adolin ganó una hoja esquirlada, entonces sin nombre, de Tinalar en un duelo durante su juventud. Desde los cinco años, había insistido en ganar la suya propia.[46]

Domina los Mandatos de la Espada, un conjunto de órdenes mentales que le permiten mantenerla invocada incluso después de soltarla,[47] lo que le permite realizar hazañas como utilizar su espada como punto de apoyo en una superficie escarpada.[48] Tras el primer intento de Szeth de acabar con la vida de Dalinar, practica la capacidad de lanzar su hoja esquirlada contra un objetivo,[47] lo que parece ser una hazaña bastante extraordinaria, dado el asombro de Hrdalm al ser salvado por la técnica.[49]

Adolin conoce ahora el nombre de Mayalaran y puede invocarla en siete latidos, en lugar de los diez típicos que requiere una hoja esquirlada muerta. Incluso es capaz de percibir su resignación al ser prestada a otro portador de esquirlada,[49] lo que indica que el vínculo entre un humano y el spren ojomuerto vinculado es más fuerte de lo habitual. Durante su segundo viaje a Shadesmar, Adolin desarrolla su vínculo con Maya. Hacen ejercicio todas las mañanas con una kata conjunta.[34] Ella también empieza a ayudarle a cuidar de Galante.[50] Más tarde, cuando Adolin luchó para defender Notum, Maya se unió a él y se puso a su lado.[43] Su despertar llegó a su culminación en el juicio, donde habló por primera vez, decidiendo el resultado del mismo.[51]

Duelos

Este podría ser nuestro último combate juntos [...] Agradezco lo que has hecho por mí. Sé que lo habrías hecho por cualquiera que te blandiese, pero de todas formas te doy las gracias.

—Adolin a su espada esquirlada, Maya[21]

La Llamada de Adolin es el duelo y con frecuencia recurre a desafiar a otros ojos claros para resolver disputas. Desde que llegó a las Llanuras Quebradas, no ha podido batirse en duelo tanto como antes debido a la insistencia de su padre en que siga los Códigos de Guerra Alezi, que establecen que deben evitarse los duelos innecesarios en tiempos de guerra para que los oficiales al mando no resulten heridos.[52] Una vez que Dalinar se convierte en Alto Príncipe de la Guerra, utiliza a Adolin y sus duelos como parte clave de su plan para disciplinar a los altos príncipes quitándoles sus esquirladas en los duelos.[53]

Adolin tiene una serie de tradiciones que realiza antes de cualquier duelo en el que participe. Mientras se encuentra en la sala preparatoria, que se utiliza principalmente para la meditación, habla con su espada sin nombre antes de continuar a la sala de preparación, donde sus armeros le ayudan a ponerse su armadura esquirlada. Navani suele pintar una glifoguarda para él, aunque en su último duelo ha cambiado a que Shallan se las pinte. Por último, Renarin comprobará que haya comido pollo en algún momento antes del duelo y que lleva la cadena de su madre.[21] Antes de su duelo final, olvidó la cadena de su madre; esto parece afectarle psicológicamente, aunque para cuando sus armeros han terminado, parece estar casi recuperado.[20]

Ha empleado varias Posturas Básicas con la hoja esquirlada en sus duelos, aunque la que más utiliza es la posición del viento y diversas tácticas. En el duelo contra Resi, que se disfraza de amistoso, Adolin implementa las formas defensivas y ofensivas de la posición del viento, siendo su estilo descrito como danza.[11] Contra Salinor Eved pasa a utilizar la posición de hierro, así como a emplear elementos de combate cuerpo a cuerpo para una exhibición bastante brutal, para ira de la alta jueza Istow.[21] Mientras lucha contra Eranniv, Torol Sadeas observa que Adolin está luchando muy por debajo de su propia capacidad,[54] haciendo que parezca un combate igualado. Contra Elit Ruthar, vuelve a emplear la postura del viento, centrándose en la precisión mientras pone en práctica una táctica que consiste en agotar la luz tormentosa de la armadura de Elit hasta que ya no pueda moverse.[24]

En el duelo final contra Elit, Relis Ruthar, Abrobadar y Jakamav, Adolin recurre sobre todo a la posición del viento, ya que es la más eficaz contra varios oponentes. En un momento dado, se apoya contra una pared para protegerse la espalda[20] Cuando Kaladin se une al duelo, comenta que combatir contra dos oponentes parece un combate igualado para Adolin[55] Al final del duelo, este se haya inmovilizado bajo Jakamav pero sujetandole con una llave de lucha.

Se puede argumentar que Adolin es en realidad el duelista más hábil de las Llanuras Quebradas, dado que es capaz tanto de ganar una pelea ocultando su verdadero nivel de habilidad como de ser un rival igualado contra dos hombres. Sadeas comenta que se está convirtiendo en el Espina Negra, un hombre que conquistó Alezkar con su habilidad y poder, y ese pensamiento le aterra. [56]

Táctico

Adolin ha sido formado en tácticas de campo de batalla desde una edad temprana[57] y ha empleado estas habilidades durante la batalla de Narak, la batalla de Kholinar y la batalla de ciudad Thaylen.

Historia

Un joven Adolin y Renarin con su madre Evi

Vida temprana (1150-1167)

Infancia

Adolin nació antes de lo esperado con una cabeza llena de pelo rubio y negro. Dalinar, alegre por haber recibido un hijo, le puso un nombre, utilizando los componentes "Adoda", que significa "luz", y el sufijo "lin", que significa "nacido para" y confiaba en que tuviera la fuerza de su padre y la compasión de su madre.[58] Ese mismo día Gavilar informó a Dalinar de que sería utilizado en las escaramuzas de la frontera por lo que procedió a pasar gran parte de la infancia de Adolin lejos de Kholinar y su familia[58]

El temprano sentido de la moralidad de Adolin fue inculcado por su madre.[27] A Evi le gustaban los abrazos y el afecto físico, y esto se tradujo en que Adolin se reencontrara fácilmente con las demostraciones personales de afecto mientras estaba desposado con Shallan más adelante.[59]

A los 5 años, Adolin visitó a Dalinar en el frente de batalla con su madre y un jovencísimo Renarin. Dalinar le había visto por última vez poco más de un año antes. En ese momento, Adolin ya mostraba una personalidad enérgica, jugando con espadas de madera, fabricando armaduras con caparazones de rocabrote y cuerdas, y aterrorizando a los chulls. Cuando le presentaron a su padre, le saludó pero rápidamente se apartó, y tuvo que confirmar que Dalinar era su padre. Le dijo a que él y su madre rezaban por Dalinar todas las noches para que estuviera a salvo. Adolin mostró su deseo de complacer a su padre incluso a una edad tan temprana. Le dijo que no quería que él le diera una hoja esquirlada, que quería ganar una por sí mismo.[46]

Adolin empezó a entrenar con la espada a la edad de seis años. Renarin mencionó que esto lo hacía diferente de alguna manera, pero no hay detalles al respecto.[48]

Adolescencia

Entrenando con Zahel

Finalmente empezó a entrenarse con Zahel después de negarse obstinadamente al principio[23] algunos años antes del presente.[47] Hay indicios de que fue entrenado por su padre en el uso de la armadura esquirlada,[23] la cual heredó de la parte materna de su familia.[21] Cuando Adolin era joven, Dalinar también le hizo servir en un escuadrón de lanceros durante dos meses con la intención de enseñarle lo que era "estar en los zapatos de sus hombres".[60]

Adolin mencionó que se convirtió en soldado por las circunstancias y no por elección.[21]

Dalinar creía que Adolin también había sido criado y formado para ser un alto príncipe de una manera que él mismo no había sido,[9] y que esto lo convertiría en un buen alto príncipe.

Guerra de la Venganza (1167-1174)

La caza del abismoide

Adolin y su hermano Renarin acompañaron al rey Elhokar y a los altos príncipes Dalinar, Sadeas y Vamah en una cacería de abismoides, y pasó la primera parte del viaje preocupado por el estado de ánimo de su padre y su reputación. Le preocupaba que Sadeas hiciera un movimiento contra su padre ahora que Dalinar parecía débil a los ojos de la sociedad alezi. Su padre le había dado el mando efectivo del ejército alezi y le había impuesto restricciones para batirse en duelo según los Códigos de Guerra Alezi. Para empeorar las cosas, Dalinar reveló que estaba considerando abandonar las Llanuras Quebradas, un plan que Adolin sabía que arruinaría la reputación de su padre.[1]

Adolin con su familia en la caza

Cuando el abismoide apareció en la meseta equivocada, amenazando a los asistentes, invitados y escribas desarmados, Adolin ayudó a su padre y a Elhokar a matarlo. Durante el combate, se sintió momentáneamente asombrado al ver a su padre hacer gala de la destreza que le valió el título de Espina Negra.[61] Después, supervisó la limpieza, feliz de estar haciendo algo, mientras los demás ojos claros del viaje se relajaban sin prisas. Cuando Sadeas insultó a su padre, Adolin se apresuró a defenderlo, aunque su manera de hacerlo fue descarada y provocó una reprimenda de su padre y una suave contención de Renarin. Sadeas dirigió entonces su atención hacia su hermano, y Adolin estuvo a punto de invocar su hoja esquirlada, pero se detuvo cuando Dalinar se lo ordenó[7]

Más tarde, Dalinar se lo llevó aparte para inspeccionar la silla de montar del rey, tal y como Elhokar les había pedido. Adolin no tardó en darse cuenta de que Elhokar creía que la correa había sido cortada deliberadamente y, molesto, señaló la paranoia cada vez mayor de su primo y que él y su padre parecían haberse convertido en los guardaespaldas de Elhokar. A pesar de sus recelos, tanto él como Dalinar estuvieron de acuerdo en que si la cincha había sido cortada podía haber un complot para matar al rey, ya que los ojos claros alezi eran aficionados a los complots demasiado complicados. Dalinar le asignó la tarea de investigar esto más a fondo y él se preguntó si Sadeas podría haber estado detrás de ello, pero su padre desechó la sugerencia. Le explicó a Adolin que tanto ellos como Sadeas tenían un interés y un deseo de mantener a Elhokar a salvo y que trabajarían juntos para manipular a otros altos príncipes en beneficio del rey. Dalinar reveló entonces las últimas palabras de Gavilar. Él relacionó esto con los presuntos delirios de su padre y supuso que eran producto de la culpa por la muerte de Gavilar. Dalinar esperaba que aprendiera a ver la importancia de los Códigos. Luego, le pidió que al menos respetara a Sadeas. Adolin accedió a regañadientes y, ante su insistencia, Dalinar aceptó considerar que Sadeas podría estar jugando con ellos.[7]

Más tarde, Elhokar les preguntó su opinión sobre la correa. Cuando Dalinar le dijo que si bien podía haber sido cortada no había pruebas definitivas, el rey insistió en que había un complot para matarlo y que tal vez alguien de la cacería lo había planeado. Adolin descubrió que el rey les dirigía una mirada sospechosa, y cuando Elhokar se marchó le preguntó a su padre si él también lo había visto. Dalinar lo interrumpió y le dijo que hablaría con Elhokar sobre el tema más tarde. Cuando finalmente llegaron los puentes, Adolin retomó el control del ejército, dirigiendo sus pasos hacia los campamentos.[7]

La investigación

Adolin aprovechó una desastrosa cita con Janala para visitar a diferentes talabarteros (incluidos Yis y Avaran) con la correa de la silla de montar del rey. Todos coincidieron en que había sido rebanada, pero no se pusieron de acuerdo en si fue cortada o un accidente. Durante la cita, visitaron el templo donde Adolin tuvo una charla con Kadash, uno de los fervorosos de su padre, sobre las visiones de Dalinar. Kadash se mostró perturbado por las visiones y descartó que procedieran del Todopoderoso. Dijo que el único que podría ayudar a Dalinar sería Adolin, ya que era de la familia.[52]

Dos días después, Adolin informó a su padre de sus hallazgos. Dalinar y Adolin acordaron que lo mejor sería que el primero le dijera a Elhokar que no habían encontrado nada. Adolin sacó a relucir las visiones, pero su padre puso fin a la conversación cuando llegaron a uno de los banquetes del rey. Antes de separarse, Dalinar ordenó a su dos hijos que restringieran su consumo de alcohol.[29]

Durante el banquete, Adolin volvió a encontrarse a su padre y le informó de que había retado a un duelo a tres hombres diferentes que habían acusado tanto a Dalinar como a la Casa Kholin de ser cobardes y de pedir al rey que abandonara el Pacto de la Venganza. Este le dijo a Adolin que no hiciera caso de lo que dijeran o pensaran los demás. Añadió que los rumores eran ciertos. Dalinar le había dicho al rey en confianza que debían poner fin a la guerra y regresar a Alezkar. Le pidió que confiara en él y prometió hablar más tarde, pero Adolin respondió que le preocupaba que las visiones pudieran ser delirios. Su padre reconoció entonces que tenía razón al estar preocupado por la reputación de su casa. Dalinar creía que Elhokar guardaría silencio sobre su conversación. Le explicó a Adolin que había sugerido ganar la guerra golpeando directamente a los parshendi.[52] Una vez cumplido el Pacto de la Venganza podrían volver a casa y estabilizar Alezkar.[29] Adolin aceptó el plan de su padre sin poner objeciones, para sorpresa de Dalinar. Explicó que podía apoyar un ataque, pero que necesitarían un plan sólido para conseguir que todo el mundo estuviera de acuerdo. Pensaban conseguir poco a poco que los altos príncipes empezaran a colaborar con ellos para generar confianza. En cuanto a la respuesta a las habladurías, discreparon cuando Adolin quiso defender el honor de la casa. Dalinar contraatacó diciendo que batirse en duelo con los demás no cambiaría su opinión sobre los Kholin. Publicaría una refutación oficial, que Adolin admitió que era mejor que nada.[29]

Justo cuando estaba a punto de marcharse, su padre vio a su tía Navani y Adolin la abrazó cariñosamente. Ella le preguntó cómo iba su cortejo, que Dalinar comparó con un baile rápido con parejas cambiantes. Ella le dijo que sólo los ancianos debían ser aburridos. Adolin se lo agradeció y se marchó para avisar a Renarin de que su tía había regresado. Más tarde, esa misma noche, Elhokar anunció que había nombrado a Sadeas Alto Príncipe de la Información y que la investigación ya no estaba en manos de la casa Kholin.[29]

Una casa dividida

Sé que es duro de aceptar, pero a veces la gente envejece. A veces, la mente deja de funcionar bien.

—Adolin a Dalinar[62]

Días después, fue a ver a su padre a la Galería de Mapas y le reveló que ahora estaba cortejando a Malasha Seveks. Hablaron de la reunión de Dalinar con el alto príncipe Roion, que se negó a colaborar. Entonces, Dalinar planeó acercarse a los demás. Adolin comentó que Sadeas había pedido permiso para entrar en su campamento de guerra para su investigación. El joven Kholin estaba preocupado por los motivos de Sadeas, pero Dalinar señaló que negar la autoridad de Sadeas socavaría también la del rey, además de hacer que los Kholin parecieran culpables. Para su consternación, Dalinar declaró que confiaba en Sadeas por las visiones. Entonces acusó a su padre de apostar el futuro de su casa a las visiones. Dalinar le intentó tranquilizar afirmando que no se quedaría de brazos cruzados para ver cómo caía su casa, y despidió a Adolin.[62]

Lo que ves no es real. Tu vida ahora es una racionalización, un modo de intentar pretender que lo que está pasando no está pasando. ¡Pero me iré a la misma Condenación antes de dejar que arrastres a toda nuestra casa sin expresar mi opinión al respecto!

—Adolin a Dalinar[62]

Dalinar y Adolin hablaron unos días después, cuando el primero llamó al ejército para que se movilizara para una contienda en la meseta. Adolin se disculpó por dónde y cómo le había dicho sus quejas a su padre, aunque no se arrepentía de haberlas expresado. Justo cuando estaban a punto de partir, Sadeas exigió que se le permitiera entrar en el campamento de guerra. Dalinar le permitió acompañar a la carrera de la meseta para llevar a cabo la investigación, mientras que Adolin sospechaba mucho de la intención de Sadeas[38] Los dos Kholin lideraron la carga contra los parshendi. Durante la batalla, cuando la Emoción abandonó a su padre, Adolin se apresuró a ayudar y protegerle. Cuando la batalla fue ganada, cosechó la gema corazón.[38]

Más tarde, ambos inspeccionaron el ejército mientras discutían varios temas como el propósito de las armaduras, la Emoción, la fe de los campos de guerra y la economía de las gemas corazón. Durante la conversación, Adolin estaba preocupado por el estado de ánimo de su padre. En algún momento, se distrajo y pensó en Malasha y en la nueva mujer que le interesaba, Danlan Morakotha. Dalinar hizo que Adolin inspeccionara el Quinto Batallón por él, y después su padre lo elogió por su liderazgo. Pasaron a entrevistar a los hombres que fueron investigados por Sadeas. Los hombres dejaron claro directamente que eran leales a los Kholin y que no habían contado nada a Sadeas. Adolin señaló que, si habían actuado así ante Sadeas, habría parecido incriminatorio.[9]

Después de la entrevista, Adolin se enfrentó a Dalinar sobre cómo le había estado empujando a una posición de liderazgo durante el día. En respuesta, este le recordó a Adolin sus comentarios anteriores sobre su salud mental. Además, le dijo que tenía que tomar una difícil decisión. En ese momento, les informaron de que el alto príncipe Thanadal, que era el último al que Dalinar debía dirigirse, sin contar a Sadeas, había cancelado su reunión. Thanadal no tenía intención de llevar a cabo un asalto conjunto a la meseta, de lo que Dalinar dedujo que a los otros altos príncipes nunca les había gustado su influencia sobre el rey. Preferían esperar y ver caer a Dalinar, antes que dejarle recuperar su posición. Dalinar dejó entonces el resto de las inspecciones para que Adolin las completara.[9]

Por la noche, antes de su charla con Jasnah, Adolin intentó hablar con su padre, pero este no estaba dispuesto a discutir las cosas. Adolin presentó entonces a Dalinar y Navani a Danlan, a quien había ayudado a conseguir un puesto como asistente de Dalinar. Este expresó su incredulidad por el hecho de que Adolin tuviera una nueva mujer que le visitara a pesar de que sólo llevaba un día en el campamento. Jasnah preguntó a Dalinar sobre sus tratos con los parshendi y preguntó si alguna vez habían mencionado a los Portadores del Vacío, lo que Dalinar negó. En respuesta, Jasnah hizo que Shallan dibujara la imagen que encontraron en el Palaneo, que Adolin identificó como un abismoide o el intento de alguien de dibujar uno. Jasnah señaló que no creía que los abismoides y los Portadores del Vacío fueran la misma cosa y que quien hizo el dibujo probablemente dibujó la cosa más aterradora que se le ocurrió. Dalinar le pidió que volviera y le insinuó que pronto habría un trastorno en su familia, pero Jasnah no podía prometer cuándo llegaría. Una vez terminada la conversación, Dalinar despidió a sus empleados y a Adolin. A continuación, Dalinar confió a Navani que iba a abdicar en favor de Adolin.[9]

Un encuentro casual

Mientras caminaba por el campamento de Sadeas con la Guardia de Cobalto, Adolin interrumpió a uno de los oficiales de Sadeas mientras agredía físicamente a una prostituta. Tuvo que invocar su hoja esquirlada antes de que sus compinches se dispersaran. Entonces le preguntó a la prostituta qué había hecho para que el oficial se enfadara tanto. Ella le dijo que había insultado la reputación del oficial después de que éste se regodeara con ella y se negara a pagar. Adolin respondió sugiriendo que pidiera el pago por adelantado y que evitara el campamento de Sadeas. Continuó diciendo que la acompañaría hasta la frontera del campamento. Cuando ella se ofreció a dormir con él gratuitamente, él se negó y dijo que su padre lo mataría si lo hacía.[14]

Adolin se dirigió entonces a Kaladin, que había estado observando e iba a correr a ayudar antes de que apareciera. Lo llamó "chico del puente" y le dijo que fuera a ver al brillante señor Reral Makoram para informarle de que Adolin Kholin no asistiría a la reunión que habían planeado y que la reprogramarían en una fecha posterior. Le dio un chip de esmeralda a Kaladin y se fue. Este no hizo lo que se le pedía, molesto por cómo lo había tratado y desconcertado por el hecho de que un hombre ojos claros ayudara a alguien de rango inferior.[14]

La abdicación pendiente

Mientras esperaban la llegada de la alta tormenta, Renarin, Adolin y Dalinar discutieron la intención de este último de abdicar. Adolin consideró que el plan era una locura, que iba demasiado lejos y que aún no quería ser alto príncipe. Tanto su padre como su hermano señalaron que había llamado loco a su padre. Dalinar añadió que el liderazgo no consistía en lo que uno quisiera y añadió que los otros altos príncipes utilizarían la debilidad percibida contra la casa Kholin. Cuando le preguntaron, dijo a sus hijos que planeaba volver a Alezkar para ayudar a disuadir a los invasores extranjeros. La conversación se vio interrumpida por la llegada de la alta tormenta, y sus hijos ataron a Dalinar a su silla de mala gana. Cuando la visión terminó, Adolin desató a su padre. Los dos hijos se mostraban incómodos al ver a su padre agitarse y decir sandeces. Dalinar se sintió reforzado en su decisión de abdicar, mientras que Adolin dijo que los episodios eran contenibles y que Dalinar no debía utilizar los delirios como base de decisiones importantes. Su padre expresó que creía que las visiones eran reales, aunque no necesariamente del Todopoderoso; que podrían haber sido de la Antigua Magia. Adolin se sorprendió al saber que la Antigua Magia era real y que su padre la había buscado.[63]

Renarin sugirió entonces que encontraran una forma de probar que las visiones eran ciertas, y enviaron a buscar a Navani. Mientras se iba, Adolin le preguntó a su padre qué harían si se demostraba que tenía razón. Dalinar confesó que una parte de él deseaba que la tuviera y que podría ser mejor para Alezkar. Adolin preguntó entonces por Sadeas, que ya casi había terminado su investigación y su padre le dio permiso para que se preparara para lo peor, señalando que si él y Sadeas entraban en guerra, Alezkar como estado unificado se haría añicos.[63]

Durante otro banquete, Dalinar le pidió que se mantuviera cerca y se preparara para el peor de los casos ya que Sagaz le había advertido que Sadeas iba a hacer un movimiento esa noche. Adolin informó a su padre de que varios miembros de la Guardia de Cobalto y de la Guardia del Rey estaban cerca. Le señaló posibles vías de retirada en caso de que fueran necesarias debido a la creciente paranoia de su primo, pero Dalinar no creía que se llegara a eso. Cuando todo estuvo preparado, se trasladaron a la isla del rey, donde Dalinar preguntó directamente a Sadeas por los resultados de su investigación. Sadeas eximió a la casa Kholin de cualquier sospecha, sorprendiendo por completo a Adolin pero exculpando a Dalinar. Además, Sadeas aceptó probar un asalto conjunto a la meseta.[64]

Un cambio de opinión

El siguiente asalto a la meseta del ejército Kholin se realizó conjuntamente con Sadeas. Dalinar se adelantó y estuvo a punto de ser sobrepasado al intentar salvar a Sadeas de un número abrumador, pero Adolin y el resto del ejército llegaron justo a tiempo para salvarlos. Adolin le dijo a su padre que le había dado un buen susto ya que había tenido que atravesar todo el ejército parshendi para llegar hasta ellos. Dalinar le explicó que había tomado la decisión sabiendo que, si le hubiera pasado algo, su hijo podría encargarse del ejército.[65]

Tal vez los Códigos no existían para protegerse de los parshendi. Tal vez servían para algo más: para proporcionar comandantes respetables en quienes los hombres pudieran confiar. Los plebeyos tenían que permanecer en guardia, vigilantes. Por tanto, Adolin y Dalinar hacían lo mismo.

—Adolin sobre los Códigos[11]

Una semana después del asalto a la meseta, Adolin fue a una tienda de vinos en el Mercado Exterior con Danlan, Jakamav, Inkima, Toral y Eshava. Allí, se quejó de cómo odiaba que le demostraran que estaba equivocado y se preguntó por qué Sadeas, que estaba en una posición de fuerza, nunca la utilizó para acabar con la casa Kholin. El grupo discutió los motivos de Sadeas y la reputación de los Kholin, lo que le incomodó. Después de que Danlan lo sugiriera, él les dijo que había intentado, sin éxito, que su padre suavizara las restricciones de los Códigos en el campamento. Luego se excusó porque tenía que preparar un duelo contra Resi, que había estado insultando a su padre.[11] A medida que avanzaba por el Mercado Exterior hacia los terrenos de los duelos, se dio cuenta de las diferencias de comportamiento, y de actitud respecto a sus trabajos, entre los oficiales Kholin y los de otros altos príncipes. Adolin se encontró molesto con los demás, y se preguntaba internamente si sabían que había una guerra. Entonces tuvo una revelación acerca de por qué su padre imponía las restricciones. Tras su victoria en el duelo con Resi,[11] fue a ver a su padre y le dijo que ahora entendía por qué seguían los Códigos y que no debía abdicar en absoluto. Dalinar, divertido, le dijo que le había convencido. Esto le sorprendió, que rara vez ganaba las discusiones con su padre. Dalinar continuó diciendo que redactaría una orden que otorgaba a Adolin el derecho a deponerlo si se volvía mentalmente inestable. Él estaba de acuerdo con esto siempre y cuando no se lo dijeran a Sadeas. Dalinar le pidió que al menos intentara creer que este podía cambiar, aunque no confiara en él. Adolin seguía creyendo que Sadeas estaba manipulando a su padre. Dalinar también le pidió que se asegurara de que sólo los soldados de la Guardia del Rey leales a él estuvieran vigilando las habitaciones de Elhokar, ya que creía que había algo sospechoso. Entraron en los aposentos de Dalinar para la alta tormenta, donde les esperaban Navani y Renarin. Tras la alta tormenta, Adolin y el resto de los Kholin descubrieron que Dalinar había estado hablando en canto del alba durante sus episodios, lo que significaba que las visiones no eran en absoluto delirios[66]

La batalla de la Torre

Mientras se preparaban para asaltar la Torre unos días después, Adolin reflexionó que se alegraba de que se hubiera demostrado que estaba equivocado y resolvió confiar en su padre. Cuando salió a reunirse con él, se encontraron con Sadeas, que ya debía estar en movimiento, ya que la velocidad es imprescindible para asaltar ese lugar. Sadeas dijo que debían conversar dadas las dificultades particulares que presentaba la situación. Si podían atrapar y matar a los diez mil parshendi que siempre se dedicaban a los asaltos, podrían cambiar la tendencia de la guerra. Adolin se encontró de acuerdo con la evaluación de Sadeas, quien consiguió que Dalinar comprometiera ocho mil tropas y que utilizara sus puentes más rápidos ahora que tenía un nuevo método para utilizarlos[67] Cuando llegaron a la meseta sur, Adolin fue quien dirigió las tropas.[30]

A mitad de la batalla, llegó un segundo ejército parshendi. Adolin se dio cuenta antes que Dalinar y corrió frenéticamente hacia su padre preguntándole qué debían hacer. Cuando Dalinar fue a comprobarlo por sí mismo, vio que Sadeas se marchaba y se llevaba todos sus puentes con él, dejando al ejército Kholin para ser masacrado sin posibilidad de retirada.[30] Adolin y Dalinar lucharon codo con codo contra los parshendi. Adolin le reprochó su decisión compartida de confiar en Sadeas.

Nos hemos metido de cabeza en esto. Lo dejamos llevarse nuestros puentes. Lo dejamos llevarnos a la meseta antes de que llegara la segunda oleada de parshendi. Lo dejamos controlar a los oteadores. ¡Incluso sugerimos el patrón de ataque que nos dejaría rodeados si no nos apoyaban!

—Adolin a Dalinar[68]

Sin embargo, mientras la batalla continuaba, le dijo a su padre que no lo culpaba por lo que estaba sucediendo y que deseaba no haber peleado por cada pequeña cosa. Adolin reflexionó que si hubiera confiado en su padre en lugar de distraerlos a ambos podrían haber visto la traición de Sadeas. Con esa reconciliación ambos se prepararon para morir junto a su ejército, luchando hasta el último aliento.[68]

Cuando Kaladin tomó la decisión de volver para salvar al ejército Kholin, fue Dalinar quien se dio cuenta del puente que regresaba. Al principio, Adolin pensó que se trataba de un truco, pero ambos decidieron atravesar a los parshendi con el ejército para tener una última oportunidad de salvar a sus hombres, por escasa que fuera[69] Cuando Kaladin encontró a Adolin, le ordenó que hiciera retroceder a sus soldados. Este se negó obstinadamente al principio, desesperado por salvar a su padre, que estaba luchando contra Eshonai, pero Kaladin le dijo a Adolin que si caía sus hombres no tendrían nada y él apenas podía caminar. Finalmente ordenó al capitán Malan que fuera con Kaladin a salvar a su padre[70] Al regresar de la batalla, Adolin le dio a su padre su guantelete, pya que él era más joven y si alguno de los dos debía ir sin parte de su armadura esquirlada debía ser él. Cuando llegaron, Navani y Renarin los esperaban en el campamento de guerra de Sadeas. Renarin abrazó a su padre y saludó a Adolin golpeando su armadura esquirlada mientras sonreía. Los hermanos se sintieron un poco incómodos cuando Navani y Dalinar se abrazaron. Pronto se encontraron con las tropas hostiles de Sadeas. Dalinar le dijo a Adolin que no invocara su espada y le ofreció a Sadeas su hoja esquirlada en un intercambio por los hombres de los puentes.[71]

Recuperándose de un duelo

Desarmando a los portadores de esquirlada

Tras una alta tormenta, aparecieron misteriosamente glifos en las habitaciones de Dalinar. Durante la inspección que siguió, Dalinar observó la aversión de Adolin hacia Kaladin.[10] Antes de la reunión con sus generales, Adolin preguntó a Dalinar si Kaladin debía esperar fuera. Esto hizo que Kaladin se preguntara si sabía o sospechaba algo sobre sus poderes Radiantes, y llegó a la conclusión de que el príncipe estaba muy mimado.[53] Durante la reunión, Adolin planteó la idea de formar una coalición para contrarrestar la que formara Sadeas, que probablemente dividiría el reino en dos. Dalinar replicó que Alezkar como reino no había existido en siglos y que lo que había ahora era una burla. Siguiendo con esta idea, Kaladin mencionó la posibilidad de quitar las esquirladas de los portadores de los otros altos príncipes. A Adolin, que hasta ahora tenía prohibido batirse en duelo, se le encargó este desafío.[53]

Antes de su duelo contra Salinor Eved, realizó sus rituales previos al duelo. A solas en la sala de meditación, habló con su hoja esquirlada, donde le confió que no estaba tan seguro de sí mismo como había hecho ver a los demás y le agradeció todo lo que había hecho por él. Después de que Renarin se asegurara de que todo estaba en orden, se dirigió a la salida mientras Navani quemaba una oración por él. Adolin reveló que estaba preocupado por la tardanza de Jasnah y la posibilidad de no encontrarse con Shallan. También mencionó que había sido él quien había roto la relación con Danlan, alegando que no había sido culpa suya y que ella había dicho algunas cosas a sus amigos que le habían apartado de su cortejo.[21]

Durante el duelo, empleó la posición del hierro en un despliegue brutal, tratando a Salinor como a un nuevo recluta. Sintió la Emoción mientras peleaba, algo que no había sentido antes. Atrajo la ira de la Alta Jueza Istow por utilizar técnicas de combate cuerpo a cuerpo para romper el yelmo y la coraza de Salinor. Él la rebatió diciendo que no había roto ninguna regla. La Emoción se desvaneció tras rodear el cuello de Salinor con su mano. Tras el duelo, le regaló la hoja esquirlada a Renarin. Navani especuló con que había optado por un método tan brutal y poco hábil como forma de enmascarar su verdadera habilidad, y Adolin le permitió creerlo.[21]

Te debo la vida. Es el único motivo por el que todavía no te he arrojado por una ventana.

—Adolin a Kaladin[17]


Adolin preguntándole a Kaladin qué haría si fuera atacado por dos portadores de esquirlada.

En el campo de entrenamiento, la antipatía de Adolin y Kaladin no hizo más que aumentar. Adolin le dijo que no confiaba en él y que, aunque el trabajo de Kaladin era mantenerlo con vida, podía cuidar de sí mismo. En su opinión, el soldado debería dedicar su tiempo a mantener a Renarin a salvo. Adolin había llevado a su hermano al campo de entrenamiento para pedirle a Zahel que lo entrenara.[17] Cuando Zahel puso a prueba la capacidad de Kaladin para proteger a este, Adolin se unió a él, provocando deliberadamente a Kaladin. Los dos lucharon y, al final, después de que Adolin arrojara a Kaladin fuera de su alcance, Zahel lo regañó por pelear con un contrincante desarmado con tanta fuerza.[23]

Durante una alta tormenta, Kaladin le encontró mirando una revista de moda y le preguntó por qué, ya que todo lo que llevaba Adolin eran uniformes. El príncipe, molesto, le preguntó a Kaladin si realmente necesitaba estar allí. Cuando Kaladin le explicó, Adolin le pidió que al menos los dejara a él y a Renarin al margen. Entonces, Dalinar, Adolin y Kaladin discutieron el plan de batirse en duelo con los portadores de esquirlada. Adolin esperaba que otros portadores de esquirlada quisieran desafiarlo después de Salinor, pero lo estaban retrasando. Amaram era el único portador de esquirlada en el campamento de Sadeas, pero querían dejarlo solo, ya que Dalinar pensaba que podría pasarse a su bando. Adolin explicó que planeaba desafiar a otros portadores de esquirlada con la esperanza de que eso le hiciera parecer un desafío para los demás. Cuando Kaladin señaló los defectos de esto, Dalinar estuvo de acuerdo con él y le dijo a Adolin que no tenía que ganar todas las esquirladas de los Campamentos de Guerra; simplemente tenían que socavar a Sadeas y matarlo en un duelo si podían.[72]

Mientras los hombres de los puentes aprendían a montar a caballo, Adolin y Renarin salían a ejercitar a los suyos. Adolin se burló de las dificultades de Kaladin con Spray, el caballo que montaba. Acabó incitando a Kaladin a montar a Sueño de Tormenta y le llamó loco cuando Kaladin siguió adelante e inevitablemente fue arrojado del lomo del caballo. Más tarde agradeció a Kaladin que no le dijera a su padre que más o menos lo había retado a hacerlo.[73]

Como parte de la segunda fase del plan de Dalinar, Adolin llegó con una pequeña fuerza de ataque para ayudar a las fuerzas de Jakamav y Roion en una meseta para fomentar la cooperación entre los campamentos de guerra. Cuando llegaron a la crisálida, Adolin descubrió que los parshendi ya habían cosechado la gema corazón. Adolin vio a Eshonai y le exigió que luchara contra él. Se sorprendió cuando ella lo llamó por su nombre y le preguntó si podría reunirse con Dalinar. Luchando contra la Emoción, Adolin le dijo que Dalinar querría hablar con ella. Eshonai respondió que enviaría un mensajero para concertar el encuentro. Después, volvió a hablar con Jakamav, quien advirtió a Adolin que si seguía batiéndose en duelo, acabaría perdiendo sus esquirladas. Adolin invitó a Jakamav a beber, pero éste le dijo que ser visto con él era malo para su reputación.[48]

En su duelo con Eranniv, Adolin hizo parecer que apenas tenía la habilidad necesaria para vencer a su oponente con la esperanza de que esto hiciera que otros portadores de esquirlada quisieran luchar contra él. Ganó el duelo y se llevó la armadura esquirlada de Eranniv.[54]

La vuelta del Asesino de Blanco

Enfrentamiento con el Asesino de Blanco

Tras la llegada del mensajero de Eshonai y la confirmación del lugar de encuentro, Kaladin quiso evacuar el palacio, ya que tenía la repentina sensación de que no era seguro, aunque la alta tormenta acababa de terminar. Mientras se disponían a hacerlo, llegó Szeth. Dalinar envió a Renarin con Elhokar para protegerlo mientras él, Adolin y Kaladin se enfrentaban al Asesino de Blanco, sin saber que Szeth estaba allí para matar a Dalinar, no a Elhokar. Adolin quería enfrentarse él mismo al asesino, pero Dalinar dijo que lucharían juntos contra él. Durante la pelea, Adolin fue enlazado al techo por Szeth. Más tarde, cuando la luz tormentosa se había agotado, cayó sobre su hombro y fue retirado del combate, pareciendo inconsciente ante Kaladin.[74] Después del combate, Adolin pareció dudar del relato de Kaladin sobre cómo había sobrevivido. Tenía especial curiosidad por saber por qué el brazo de Kaladin parecía estar bien a pesar de que la manga parecía haber sido cortada por la espada de Szeth.[31] Al día siguiente, Adolin reflexionó más sobre el encuentro de la noche y consideró que Kaladin había sido sospechosamente eficaz contra Szeth. Tras observar cómo los moldeadores de almas creaban un nuevo cortavientos, interrogó a Kadash, el fervoroso supervisor, sobre los Radiantes y le dijo que investigara más sobre ellos.[47]

En la reunión de los altos príncipes, Adolin se preocupó por su eficacia a la hora de proteger a su padre del Asesino de Blanco cuando la última vez había sido inútil. Mientras la reunión estaba en pausa, se dirigió a Relis, actual campeón de duelos, hijo del alto príncipe Ruthar y portador de esquirlada de pleno derecho, e intentó incitarle a un duelo. Aunque Relis se negó, incluso con cinco esquirladas de los Kholin en juego, consiguió enganchar al primo de Relis, Elit. Después, fue acorralado por Sadeas, quien le dijo que lo que había hecho en la Batalla de la Torre lo había hecho como una bondad para con Dalinar. Adolin amenazó a Sadeas con una muerte lenta y reflexionó sobre cómo la sociedad encontraba peor una ofensa en persona que abandonar a un aliado en el campo de batalla a una muerte segura. Estuvo a punto de golpear a Sadeas en la cara, pero fue detenido por Amaram. Intentó convencer a Amaram de que se separara, pero éste dijo que debía permanecer con Sadeas para ayudar a salvar las diferencias, y añadió que él y Sadeas se habían entendido. Adolin dudaba de la buena reputación de Amaram. Sin embargo, se distrajo con la llegada de Shallan y quedó impresionado por su belleza. Cuando se acercó a ella, la escuchó informando a su tía y a su padre de la muerte de Jasnah.[75]

Adolin y Shallan se conocieron y coquetearon durante un tiempo antes de que Adolin fuera despedido por su padre. Dalinar le reveló a Shallan, mientras Adolin estaba fuera, que la razón por la que aceptó el compromiso causal era para que Adolin pareciera no estar disponible para aquellos que lo manipularan para obtener beneficios políticos. Ella tuvo que persuadirle a él, a Navani y a Adolin para que lo conviertieran en un compromiso completo. En la reunión, Dalinar dijo a los altos príncipes reunidos que Adolin les ganaría sus esquirladas, lo que tomaron como una broma.[8]

Mientras estaban en el campo de entrenamiento, Adolin y Kaladin llegaron a un acuerdo silencioso de que ambos debían entrenar más duro si querían superar al Asesino de Blanco cuando éste volviera inevitablemente. Cuando llegó Shallan, Adolin supuso que estaba allí para vigilarlo. Después de burlarse un poco de Kaladin, Adolin reveló, cuando le preguntaron, que no le importaba estar prometido y que esperaba que la formalidad del acuerdo evitara que se deshiciera. Cuando Shallan ignoró a Adolin, fue el turno de Kaladin de burlarse del príncipe. Adolin le preguntó a Shallan si necesitaba que posara para poder dibujar su armadura y su espada para sus registros, pero ella se negó, diciendo que los bocetos de su madre eran más que adecuados.[76] Más tarde, Adolin, al frente del ejército Kholin, ganó una carrera en la meseta junto al ejército de Bethab.[77]

Adolin y Shallan

Cortejando a Shallan Davar

Para su primera cita, Adolin llevó a Shallan a una de las bodegas de moda que permitían ver las altas tormentas que se avecinaban. Shallan le preguntó por las carreras de las mesetas. Él empezó a contar la historia que había contado muchas veces hasta que ella le preguntó cómo hacía de vientre si estaba dentro de la armadura esquirlada. Aunque avergonzado, Adolin reveló que había defecado en su armadura esquirlada tres veces, todas a propósito. A partir de ese momento, su interacción se volvió más genuina. Pasaron a discutir sobre los abismoides, las gemas corazón y la sostenibilidad de la población de abismoides. Adolin fingió ignorancia durante un tiempo, diciendo que no era bueno en nada que no implicara apuñalar, pero finalmente dijo que no era tan tonto como pretendía. Shallan sugirió criar y cosechar abismoides como solución a su menguante población. Adolin, sorprendiendo a Shallan, le preguntó qué necesitaría para hacerlo. Ella pidió que la llevaran a las Llanuras Quebradas para ver una crisálida sin cortar. Adolin dudó al respecto, pero ella le dijo que sabía que él la protegería. Adolin le reveló las visiones de su padre y la traición de Sadeas. A su vez, Shallan le contó las sospechas de Jasnah de que los parshmenios estaban relacionados con el regreso de los Portadores del Vacío. Adolin le dijo que hablaría con su tía e intentaría suavizar las cosas para que Shallan pudiera hablar con Navani sobre la investigación de Jasnah. Después, observaron la alta tormenta que se acercaba y fueron los últimos espectadores que quedaron hasta que Adolin arrastró a Shallan al interior antes de que la tormenta llegara. Antes de ir a los salones separados por sexos, Adolin le prometió que intentaría llevarla a las Llanuras.[15]

Mientras esperaba a que pasara la alta tormenta, Adolin se encontró con Sadeas, quien trató de entablar una conversación con Adolin sobre moda, y éste pensó en lo mucho que deseaba matar al alto príncipe, aunque sabía que eso sólo conduciría a su propia ejecución o exilio. Sadeas reveló que había renunciado al título de Alto Príncipe de la Información. Adolin interpretó esto como un rechazo a la autoridad del rey. Sadeas continuó diciendo que se alegraba de que hubiera sobrevivido a la Torre y que sería un buen alto príncipe en los próximos meses. Predijo que en diez años él y Adolin tendrían una buena alianza. Adolin respondió diciendo que para entonces habría matado a Sadeas. Cuando regresó al búnker de su padre, encontró a los hombres de los puentes agrupados en torno a otro misterioso mensaje en la pared. Adolin les hizo convocar a Navani. Dalinar creyó que podría haber hecho las marcas él mismo durante uno de sus ataques, porque estaban hechas con su cuchillo. Adolin señaló que cualquiera podría haber cogido el cuchillo para hacerlo, pero Dalinar y Navani tenían otra opinión.[78]

Al día siguiente, Adolin ocupó el lugar de Dalinar en la reunión con Eshonai. Se hizo pasar por Dalinar llevando la armadura esquirlada de Renarin. Cuando se reunió con Eshonai, le dijo que los parshendi habían cambiado las reglas del conflicto, que la paz se alcanzaría cuando uno de los bandos estuviera muerto, y que las gemas corazón ya no importaban. Cuando Adolin reiteró el deseo de paz, Eshonai respondió que los alezi tendrían que destruirles. Cuando le preguntó por qué habían matado a Gavilar, le dijo que Gavilar les había explicado sus planes y pensó que se deleitarían con el regreso de sus dioses. Cuando Adolin regresó a los campamentos, encontró a Dalinar y sus generales formulando un plan para llevar la lucha a los parshendi directamente.[79]

Adolin continuó con el plan de su padre de ganar hojas esquirladas y finalmente se batió en duelo con Elit. Durante el duelo, Elit hizo varios movimientos para herir o matar a Adolin. Adolin ganó el duelo drenando completamente la armadura de Elit de luz tormentosa. Shallan visitó a Adolin después de su duelo y le dijo que había descubierto una forma de ayudarle en sus duelos, pero que requería que hiciera algo realmente sorprendente. Cuando Relis llegó, como Adolin sospechaba que lo haría, consiguió convencerle de que se batiera en duelo con él diciendo que lucharía contra Relis y contra cualquier otra persona que trajera. Cuando se marcharon, Shallan le preguntó a Adolin si podía vencer a dos portadores de esquirlada; Adolin dijo que no estaba seguro, pero que esperaba que fuera lo suficientemente espectacular para su plan.[24]

Mientras llevaba a Shallan a una cita, Adolin fue acompañado por Kaladin, para su disgusto. Le molestó aún más que Kaladin insistiera en que tenía que estar en el carruaje con ellos. Durante el viaje a la casa de fieras, Shallan les contó a Adolin y a Kaladin, que la escuchaba, el duelo de Sadeas con el alto príncipe Yenev dieciocho años antes. Sadeas había ganado la oportunidad de batirse en duelo y había matado a Yenev gracias al Derecho de Desafío y al Premio del Rey. Kaladin no creía que Sadeas aceptara el Derecho de Desafío, pero Adolin y Shallan le dijeron que Sadeas debía obedecerlo. También le explicaron que se trataba de destruir la reputación y la imagen; Sadeas había formado una coalición contra el rey, dando a entender que era más fuerte que el rey. Todos, incluido Sadeas, estaban jugando con las reglas de un juego, por lo que derrotarlo dentro de esos parámetros era posible. Cuando hubo una conmoción en las puertas de la casa de fieras, Adolin se quedó con Shallan mientras Kaladin fue a comprobar lo que pasaba. Dalinar había llegado con Amaram a su lado, anunciando que los Caballeros Radiantes se habían restablecido con Amaram como líder.[80]

Hablando con Renarin antes de un duelo

El duelo

Bienvenido a la fiesta.

—Adolin a Kaladin[55]

Antes del duelo, Adolin realizó sus rituales, quemando la oración que Shallan había escrito para él y rezando él mismo. Navani se mostró preocupada, sobre todo por las condiciones en las que el duelo terminaría con la rendición y no con la rotura de la armadura esquirlada. Cuando Renarin comprobó que Adolin había seguido su rutina, descubrieron que la cadena de la madre de Adolin había desaparecido. Esto desequilibró momentáneamente a Adolin, aunque empezó a recuperarse mientras le ponían la armadura. Cuando sus oponentes entraron en el ring, eran cuatro y no los dos que Adolin había supuesto. En lugar de renunciar, Adolin hizo una señal para que comenzara el duelo. Reconoció a los tres portadores de esquirlada que Relis había traído consigo: Elit, Abrobadar y Jakamav.[20]

Adolin atacó, tratando de minimizar cualquier intento que tuvieran de evaluar y responder. Lo hizo bien durante un tiempo, pero finalmente se vio abrumado. Cuando intentó rendirse, los portadores de esquirlada lo detuvieron, y la Alta Jueza Istow no lo escuchó, o prefirió no hacerlo. Adolin se dio cuenta de que si salía vivo del duelo lo haría como un lisiado. Renarin se unió al duelo sólo con su hoja esquirlada; Adolin trató de convencerlo de que se fuera, pero Renarin se negó. Relis le dijo que mientras Adolin no se rindiera o hiciera que su primo terminara el duelo, Abrobadar no haría daño a Renarin; si Adolin intentaba alguna de esas cosas, Renarin moriría.[20]

Adolin y Kaladin durante el duelo

Kaladin también se unió al duelo, manteniéndolo aún en desventaja. Llegó hasta Adolin, y los dos formaron un plan: Kaladin mantendría a uno distraído y vigilaría a Renarin si podía mientras Adolin se encargaba de los otros dos. Adolin le dijo que debían estar preparados si sus oponentes utilizaban a Renarin como influencia contra ellos. El dos contra uno parecía en realidad un combate igualado para Adolin. Adolin logró romper la coraza de Elit, incapacitándolo, y Kaladin lo obligó a rendirse. Cuando Elit se rindió, Abrobadar abandonó a Renarin y se unió a Relis y Jakamav para luchar contra Adolin. Cuando Kaladin corrió a ayudar, Relis y Jakamav abandonaron a Adolin para acabar con él. Adolin aprovechó la oportunidad que esto le brindaba para derrotar a Abrobadar y luego se abalanzó sobre Jakamav por la espalda. Su armadura se quedó sin luz tormentosa y se bloqueó, y ambos cayeron al suelo.[55]

Relis fue a atacar a Renarin, pero Kaladin consiguió detener su espada. Relis, al oír los gritos de su hoja esquirlada cuando Kaladin la tocó, huyó gritando de la arena, abandonando así el duelo. Esto dejó sólo a Jakamav, a quien Adolin tenía inmovilizado, sujetándolo. Kaladin puso su cuchillo sobre Jakamav y lo obligó a rendirse. Adolin hizo que Kaladin le ayudara a quitarse su armadura esquirlada. Cuando Elhokar le ofreció el Premio del Rey, Adolin solicitó el Derecho de Desafío contra Sadeas. Antes de que Elhokar pudiera ofrecérselo, Kaladin interrumpió solicitando el Derecho de Desafío contra Amaram.[55] No pudieron concretar el duelo con Sadeas, que contestó que respondería al desafío dentro de un año, lo que era demasiado tarde para la casa Kholin.[56]

Adolin se encerró en el tercer día del encarcelamiento de Kaladin en señal de protesta,[81] y se comunicó con Shallan a través de vinculacañas, pidiéndole que fuera a visitarlo porque estaba aburrido. Utilizó a un fervoroso en lugar de una de las escribas de su padre porque no quería que Shallan se pusiera celosa. Adolin le contó que su padre estaba planeando una expedición para eliminar a los parshendi de una vez por todas y que había conseguido convencer a Dalinar para que trajera a Shallan[82]

Aunque llevaba barba de varias semanas en la cara, Adolin se había bañado en frío e incluso se había puesto colonia mientras estaba en la cárcel. Cuando Kaladin le preguntó por qué se había encerrado, Adolin dijo que no le parecía bien que Kaladin estuviera allí, sobre todo después de haberle salvado la vida. Cuando Kaladin se disculpó por haber arruinado el plan, Adolin le dijo que había sido Elhokar quien lo había arruinado, no él. Incluso creyó a Kaladin sobre Amaram sin dudarlo, afirmando que el hombre parecía demasiado perfecto y que, por tanto, ocultaba algo. Cuando salieron de la prisión, el Puente Cuatro y los armeros de Adolin estaban esperando. Le ofreció a Kaladin una armadura y una espada, pero éste se las ofreció a Moash. Al apartarlo, Adolin le preguntó por qué; Kaladin le dijo que no quería que su vida cambiara por tener ojos claros. Quería cambiar la vida de la gente como él, algo que no podía hacer siendo un ojos claros. Cuando Adolin insistió en que el Asesino de Blanco volvería, Kaladin le dijo que sería más útil sin las esquirladas[12]

La expedición

Adolin estaba presente con Shallan en el festín cuando se expusieron las anotaciones de Navani sobre las visiones de Dalinar.[83] Adolin consiguió desplegar toda una fuerza de ataque, incluido su padre, para acompañar a Shallan y que ésta pudiera estudiar una crisálida de abismoide. Adolin y Kaladin discutieron sobre el Asesino de Blanco mientras iban, decidiendo que podrían frenarlo con flechas si atacaba en las Llanuras. Kaladin le dijo a Adolin que Szeth podía curarse a sí mismo, por lo que debía ir siempre a muerte cuando luchara contra él. Adolin también intentó torpemente y sin éxito que Kaladin le revelara su secreto; cuando Kaladin le preguntó si confiaba en él, Adolin dijo que sí.

Cuando Shallan se acercó a ellos, besó la mejilla de Adolin, para sorpresa de éste, ya que los alezi no eran tan afectuosos en público. Cuando ella preguntó retóricamente por qué el musgo crecía de forma extraña en una roca, él respondió que era por el alcohol en un intento de ser gracioso. Shallan le pidió a Adolin que cortara el musgo por ella y él lo hizo con desconcierto, cortando la parte superior de la roca con su hoja esquirlada. Luego dejó a Kaladin para que la cuidara mientras él iba a buscar algo de beber. Mientras estaba fuera, dejó que los aguadores ojos oscuros se probaran su casco de su armadura esquirlada. Más tarde, cuando el carpintero destruyó el puente, Adolin corrió para intentar detenerlo y agarró a su padre, pero no pudo salvar a Shallan ni a Kaladin, que cayeron a los abismos.[28]

Cuando Adolin supo que Shallan estaba viva, se apresuró a ir a sus apartamentos. Aunque fue él quien inició el abrazo, la primera vez que iniciaba algún tipo de afecto físico, fue Shallan quien inició el beso. Cuando Shallan le preguntó dónde había estado, él le dijo que había estado entregando el ultimátum de su padre para terminar el Pacto de Venganza a los otros altos príncipes. Dalinar pensó que eso mantendría a Adolin ocupado mientras lloraba a Shallan. Adolin le prometió que no dejaría que le pasara nada a Shallan de nuevo y ella le dijo que, aunque apreciaba su preocupación, no quería eso de él. A pesar de estar confundido al respecto, la apoyó cuando Navani le prometió algo similar.[84]

Al partir hacia el asentamiento de los parshendi, Adolin cabalgó con Shallan y sus guardias.[85] Adolin le dio a propósito uno de sus caballos más lentos para que montara, porque ella le dijo que tenía poca experiencia cabalgando.[32] También estuvo presente en el interrogatorio de Dalinar a Rlain, quien reveló que había algo malo con los parshendi, aunque no conocía sus planes.[86]

La Batalla de Narak

Cargando a la batalla a lomos de Sangre Segura

Antes de la batalla, Adolin dio la noticia a los altos príncipes de que los parshendi eran al menos diez mil.[87] Al comienzo de la batalla, Dalinar le ordenó que tomara sus fuerzas y detuviera el canto de los parshendi a toda costa. Le acompañaban Cikatriz y Drehy del Puente Cuatro como sus guardias. Cuando cruzó el puente para enfrentarse a los parshendi, éstos invocaron un rayo y mataron a Sangre Segura, derribando a Adolin de su montura. Se afligió durante un momento por el ryshadio antes de volver a cargar a la batalla y comandar sus tropas. Descubrió que el rayo de los parshendi actuaba como un rayo natural y que a menudo no alcanzaba a los objetivos porque iba a parar al suelo. También descubrió que sus rayos no afectaban a la armadura esquirlada.[40]

Los parshendi intentaron inmovilizar a Adolin con cuerdas, pero éste consiguió cortarlas y se defendió de ellos. Los parshendi se enfrentaron a él por equipos para mantenerlo fuera de la batalla, donde sería más mortífero. Cuando Perel, el hombre al que había colocado como comandante de campo, pidió la retirada del flanco, Adolin lo custodió por si los parshendi lo perseguían. Perel le dijo que ninguno de los dos bandos avanzaba y que estaba preocupado por las reservas parshendi que cantaban contra una formación de roca en medio de la meseta. Adolin ya no podía sentir la Emoción, lo que hizo pasar por simple cansancio. Adolin recordó lo que dijo Shallan sobre que las formaciones rocosas eran huecas e ideó un plan para atravesar la formación con un batallón.[88]

Adolin y mil hombres atravesaron el edificio cubierto de crem hasta llegar al muro contra el que se escondían los cantores parshendi. Hizo dos agujeros en la pared para que sus hombres salieran por ellos; el primero pasó desapercibido gracias a todos los cánticos y la lluvia, pero el segundo sí se notó. Cargó contra los parshendi y comenzó a abatirlos. Lo comparó con matar a hombres dormidos y reflexionó sobre cómo atacar a soldados ordinarios con esquirladas era hacer un trabajo sucio. A pesar de haber ganado la meseta, las expresiones de horror de los parshendi le perseguían mientras los reducía, sintiendo náuseas. Aunque le pilló desprevenido el ataque de Eshonai, le agradeció mentalmente su llegada, contento de tener una lucha honesta entre manos.[89]

Al luchar contra Eshonai, Adolin sintió la Emoción en ella y la utilizó en su duelo, atrayéndola al borde de la meseta. Aunque Eshonai consiguió romper su guantelete, Adolin la derribó del borde de la meseta y la hizo caer a los abismos. Esta táctica le rompió el yelmo y estuvo a punto de derribarlo a él también, pero fue atrapado y salvado por Drehy y Cikatriz.

Mientras trotaba por el puente para averiguar qué ocurría con el resto del ejército, Adolin se agarró al brazo de un hombre con una gruesa capa que supuso que estaba entregando algo y le preguntó dónde estaba su padre. Cuando se le cayó la capucha, Adolin descubrió que el hombre era el Asesino de Blanco.[90]

Szeth lanzó a un Adolin muy golpeado a través de una de las tiendas, aterrizando cerca de su padre, con la mayor parte de su armadura rota o agrietada. Mientras Szeth se acercaba, Dalinar acunó a Adolin y le dijo que fuera un hombre mejor de lo que había sido él y que no jugara a los juegos de los otros ojos claros. Adolin trató de impedir que Dalinar se levantara y se acercara a Szeth, pero con gran parte de su armadura rota, le costaba mantenerse en pie. Observó a su padre y a Szeth luchar y finalmente consiguió ponerse en pie. Drehy y Cikatriz le ayudaron a quitarse la armadura. Una vez que se la quitó, corrió a salvar a su padre, que se arrodillaba derrotado ante Szeth. Roion llegó antes que él y fue enlazado hacia el cielo por Szeth. Sin armadura esquirlada, Adolin se enfrentó a Szeth. Dalinar y Adolin se abalanzaron sobre él, con la esperanza de asestarle un golpe afortunado, pero Szeth salió volando. Este consiguió poner una mano sobre Dalinar en la lucha y lo enlazó hacia arriba en la tormenta. Llorando, Adolin empezó a abalanzarse sobre el shin, pero el asesino apuntó con su hoja de Honor a Adolin y le dijo que estaba acabado y que había terminado. Adolin se movió para golpearlo, pero Szeth paró el golpe, rompiendo la muñeca de Adolin. Lo golpeó en el pecho, sacando el aire de los pulmones de Adolin, y dijo que podía matar a uno más. Sin embargo, antes de que Szeth pudiera hacerlo, Kaladin aterrizó con Dalinar en sus manos, a salvo.[33]

Kaladin persiguió a Szeth en la tormenta y Adolin, al confirmar que Kaladin era uno de los Caballeros Radiantes, se rió y exclamó que sabía que había algo raro en ese hombre. Dalinar envió a Adolin a ayudar a organizar el traslado del ejército a la meseta de Shallan. Cuando llegó a la meseta, se reunió con Shallan y descubrió que ella también era una Radiante. Intentaron utilizar la hoja esquirlada de Adolin para abrir la Puerta Jurada, pero no funcionó; en su lugar utilizaron a Patrón en su forma de hoja esquirlada. Ambos utilizaron su peso para hacer funcionar el mecanismo, empujando la espada alrededor del círculo hasta que se situó sobre la imagen de Urithiru. Cuando Shallan sacó a Patrón de la ranura, la Puerta Jurada se activó. Una vez transportados, descubrieron que toda la meseta era el portal.[91]

La Auténtica Desolación (1174-)

Explorando Urithiru

Adolin se encargó de la exploración de Urithiru, creando mapas de la ciudad.[92] Él y Shallan se encontraron, y ella dijo que no dejaría que su condición de Radiante causara incomodidad entre ellos. Se besaron, y Adolin prometió dejar de ser incómodo si ella dejaba de ser irresistible. Cuando se marchó, le informó de que Patrón había elegido su habitación y dijo a los guardias que nadie debía molestarla.[93]

Adolin matando a Sadeas

Mientras exploraba, Adolin reflexionó sobre su relación con Shallan y cómo había cambiado con la revelación de que era una Radiante, lo que había alterado la percepción de sí mismo. Adelantándose demasiado al resto de su grupo, Adolin investigó unas voces que escuchó y se topó con Sadeas con un grupo de exploración propio. Permaneció oculto hasta que los demás se fueron y trató de escabullirse, pero su bota rozó el suelo, llamando la atención de Sadeas. Mientras los dos hablaban, Sadeas reveló su plan para socavar a Dalinar, decir que los Kholin habían contactado con los parshendi y que los dos habían montado un espectáculo convincente en Narak. Sadeas no lo creía, pero era la mentira que les diría a los demás. Adolin le preguntó a por qué era así, y este le respondió que un ejército no podía tener dos generales; tenía que ser él o Dalinar quien desapareciera. Adolin dijo que no tenía que ser así, pero Sadeas reiteró que debía serlo y que se llevaría todo lo que tenía Dalinar. Adolin finalmente estalló y atacó a Sadeas. Los dos lucharon, y Adolin consiguió apuñalar a Sadeas en el ojo y llegar al cerebro, matándolo. Después, se deshizo de Juramentada, que se materializó mientras Sadeas moría, y la arrojó por la ventana a una de las jardineras. Se cortó los puños de la camisa ensangrentados y borró las marcas de tiza que indicaban que había estado en las inmediaciones. Regresó con su grupo de exploradores y fingió que había estado con ellos todo el tiempo.[3]

Adolin supervisaba la mano de obra que descargaba las mercancías en Urithiru. Utilizaban una enorme sala de cuatro pisos para convertirla en el nuevo mercado. Todavía le dolía la muñeca por la batalla de Narak. Fue llamado por su padre cuando se descubrió el cuerpo de Sadeas.[94] Adolin guardó silencio sobre su participación y fue puesto a cargo de entrenar a los ejércitos alezi. Poco después, asistió a la boda de Dalinar.[95] Se sintió muy perturbado cuando unos días después se produjo un segundo asesinato exactamente igual al de Sadeas. Dalinar le encargó entonces la investigación de ambos asesinatos.[96]

La caballería Kholin estaba alojada en la planta baja de Urithiru, con un campo exterior para Galante, el ryshadio de Dalinar. Adolin fue a visitar al caballo y habló con él, ya que Dalinar no había prestado mucha atención a su montura. Recordó los buenos tiempos que pasó con Sangre Segura, ya que aún lloraba la pérdida de su propio ryshadio. En ese momento, Renarin se acercó buscándole y le explicó que quería devolverle sus esquirladas a Adolin, ya que la espada gritaba cuando la tocaba. Los hermanos Kholin hablaron de los nuevos poderes Radiantes de Renarin. Este expresó su temor de que pudiera herir a alguien, lo que Adolin desestimó. En respuesta, Renarin curó la muñeca de Adolin.[39]

Poco después, Adolin visitó a Shallan en su habitación, llevando comida. Ella aún estaba en ropa interior y tenía la mano segura descubierta, ya que se estaba recuperando de su fiesta de "exploración" y había dormido hasta tarde. Tras un poco de alboroto, Shallan dejó entrar a Adolin en su habitación y le presentó formalmente a Patrón. Tuvieron una larga y coqueta charla mientras Patrón hacía de carabina.[18] Hablaron de los asesinatos que Adolin debía investigar, y éste se ofreció a enseñar a Shallan a usar su hoja esquirlada.[97]

En su siguiente visita a Shallan, Adolin esperó fuera hasta poder entrar. Enseguida se fijó en la jarra de blanco comecuernos y se preguntó qué había estado haciendo Shallan. Mientras caminaban para hablar con Ialai Sadeas sobre los asesinatos, Adolin aconsejó a Shallan que encontrara un propósito para sus guardias de "honor". Resultó que Ialai no tenía ninguna información útil, pero señaló a Adolin las tropas Kholin. Le pidió que enviara un informe de sus hallazgos a su propio investigador, Meridas Amaram.[98]

Adolin asistió a una gran conferencia con Dalinar, Kaladin, Elokhar, los altos príncipes y otros dignatarios. Cuando Ialai entró y nombró a Amaram regente del principado de Sadeas, Adolin se enfadó mucho. Dalinar le echó y Shallan lo siguió. Durante la conversación que siguió, Adolin reveló a Shallan que fue Kaladin quien mató a su hermano Helaran.[99]

La Madre Medianoche

Cuando Shallan descubrió dónde se escondía Re-Shephir en Urithiru, hizo que Patrón buscara a Adolin para que la acompañara. Este reunió a un grupo de soldados del Puente Cuatro, incluido su hermano Renarin, y los condujo al interior de la torre. Cuando llegaron a una puerta de metal cerrada, Adolin utilizó su hoja esquirlada para cortar la cerradura y permitir la entrada a una biblioteca llena de libros deteriorados. Ordenó a sus hombres que se retiraran cuando encontraron a Re-Shephir, situándose al frente con Renarin para luchar contra ella. Al principio intentó convencer a Shallan de que huyera, pero confió en su criterio cuando afirmó que entendía al spren y quería enfrentarse a él. Adolin lideró la carga contra Re-Shephir confiando en que Shallan podría derrotarla.[100] Tras la batalla, intentó convencer a Shallan de que descansara.[101]

Adolin viendo a un tronador atacar Kholinar

Asedio a Kholinar

Kaladin llevó a la pequeña expedición que incluía a Elhokar, Shallan y Adolin a Kholinar. Adolin apoyó a Kaladin cuando aconsejó al rey que se acercara a la ciudad con precaución. El equipo aterrizó a las afueras de la ciudad y se acercó a ella utilizando disfraces de tejido de luz. La Guardia de la Muralla no dejaba entrar a nadie, pero el equipo aprovechó un momento de distracción para colarse. Adolin condujo al equipo al escondite que le habían sugerido: la casa de su sastra.[102] Adolin y Elhokar asistieron a varias fiestas para contactar con los ojos claros locales restantes y conseguir el apoyo de los guardias privados de sus casas. Cuando Kaladin se infiltró en la Guardia de la Muralla, Adolin actuó como su contacto, haciendo señales a Kaladin para que siguiera de incógnito.[5] Durante la siguiente alta tormenta, Adolin, Shallan y Kaladin se refugiaron en una casa de vinos donde planearon sus próximos movimientos. Después, Shallan y Adolin compartieron un momento íntimo, y él pudo hojear el cuaderno de bocetos de ella.[59]

Después de todo el reconocimiento, el grupo decidió que su única opción era asaltar el palacio con la ayuda de la Guardia de la Muralla y los guardias privados de las casas. Mientras se preparaba para el asalto, Adolin volvió a hablar con su espada sobre cómo la necesitaba, cómo solía estar viva y su intención de utilizarla para algo bueno ese día. Adolin, Celeste y Elhokar lideraron la carga en la escalinata del palacio y utilizaron sus hojas esquirladas para abrir las puertas. Al ser alertado por un oficial, Adolin encontró y liberó a las restantes tropas leales de la Guardia de Palacio, que estaban encerradas. Después de asegurar la galería oriental, lideró el grupo que despejó el camino de Shallan hacia la plataforma de la Puerta Jurada.[103] Después de que Ashertmarnhuyera, Adolin dejó a Shallan para que abriera la Puerta Jurada y fue al Paseo del Sol con Cikatriz y Drehy para rescatar a Kaladin y Elhokar; llegaron después de la muerte de Elhokar, pero pudieron salvar a Kaladin.[104] Cuando regresó a la Puerta Jurada, vio bien Kholinar, dandose cuenta de que la ciudad -su hogar- estaba perdida y ordenó la retirada. Cuando Shallan le dijo que la Puerta Jurada era una trampa, Adolin se dio cuenta de que no tenían otras opciones y le ordenó que se enfrentara a ella de todos modos,[105] lo que provocó que fueran transportados a Shadesmar.[106]

Viaje a través de Shadesmar

Adolin, Shallan, Kaladin, Celeste, Syl, Patrón y la ojomuerto que representaba la espada de Adolin se encontraron en Shadesmar.[106] Shallan utilizó mucha luz tormentosa para crear plataformas improvisadas en el océano de cuentas para que el grupo llegara a la tierra que representaba el río cerca de Kholinar en el Reino Físico. Adolin se sintió inútil, ya que no tenía ninguna habilidad para ayudar al grupo.[107] A la mañana siguiente, se despertó y comenzó una kata matutina, a la que se unieron Kaladin y Celeste.[108] Siguieron la península hasta el faro del final, desde donde tomaron un barco navegado por Alcanzadores hacia Celebrant.[109] Justo antes de desembarcar en Celebrant, tuvo una conversación con Celeste sobre el deber, la realeza y la opinión de Celeste de que a veces la mejor manera de cumplir con tu deber es dejar que otro lo cumpla.[35]

El grupo se dividió en Celebrant; Adolin fue con Kaladin y Syl a cambiar dinero y comprar suministros. El grupo pronto descubrió que la ciudad estaba bajo el control de los Fusionados. Escaparon por los pelos cuando Syl se entregó a un barco de honorspren.[110] Estos navegaban hacia el suroeste, dejando que el grupo se moviera libremente por la cubierta con la excepción de Syl, que fue mantenida cautiva. Durante el viaje, Adolin tuvo una larga charla con Shallan, y ambos revelaron algunos de sus secretos; Adolin le confesó que él había sido quien había matado a Sadeas, y Shallan habló de sus problemas con sus otras identidades. Poco después, avistaron a ocho Fusionados en persecución del barco.[111] Estaban cerca de los Estrechos de Ceño Largo, aquí una zona de tierra, con ciudad Thaylen al otro lado. Utilizando la cuenta de una habitación, Adolin, Shallan, Kaladin y sus spren se adentraron en el océano de cuentas mientras los honorspren y Celeste mantenían a raya a los Fusionados. El grupo tuvo una agotadora caminata a través de la tierra para llegar a la Puerta Jurada de ciudad Thaylen, sólo para encontrarla vigilada.[112][113]

El grupo atacó la Puerta Jurada en un intento de volver al Reino Físico.[114] Adolin dirigió a Patrón, Syl, Maya y veinte ilusiones de Shallan para distraer a dos de los Fusionados que las custodiaban. Actuó al azar para mezclarse con las ilusiones, pero uno de los Fusionados lo descubrió de todos modos. Luchó contra ellos y fue atravesado por una lanza en el estómago. Sólo sobrevivió porque Maya atacó repentinamente a los Fusionados, permitiendo a Adolin huir.[115] Dalinar abrió entonces la Perpendicularidad de Honor, permitiendo a Adolin, junto con Shallan y Kaladin, regresar al Reino Físico.[116]

Renarin ayudando a Adolin durante la batalla

Batalla de la Explanada Thayleña y consecuencias

Algo le hizo cosquillas en la mente, algo leve como un suspiro. Una sola palabra: «Mayalaran.» ¿Sería un... nombre?

—Adolin escuchando a Maya por primera vez[49]

Después de que Adolin atravesara la Perpendicularidad de Honor, Renarin curó su herida.[116] Al no haber recibido una tarea específica de Dalinar, decidió intentar ayudar a los soldados de la ciudad. Se asoció con Kdralk para liberar a Navani en la muralla y le informó de la muerte de Elhokar. Ayudó a organizar la resistencia de la ciudad y luego fue a ayudar a combatir a los tronadores. Durante la lucha oyó que Maya le hablaba, diciéndole su nombre y que aprobaba sus acciones. Adolin se detuvo a rescatar a un niño en un edificio durante la lucha. Hrdalm lo encontró y ayudó a distraer a los tronadores recibiendo golpes con su armadura esquirlada. El tronador estuvo a punto de matarlo, pero consiguió invocar a Maya en siete latidos en lugar de los diez habituales, lo que le salvó la vida. Renarin encontró a Adolin, lo curó de nuevo y lo obligó a marcharse porque no tenía armadura; Adolin le dio temporalmente a Maya a Hrdalm para que la usara en su lugar.[49] Después de la batalla, encontró a Shallan para asegurarse de que estaba bien. Ella lo estaba, y él se ofreció a hacerse a un lado para que Shallan y Kaladin estuvieran juntos. Shallan le dijo que lo elegía a él. Ella le dijo que podía ser cualquiera para él, pero Adolin respondió insistentemente que no quería a nadie: quería a Shallan.[117]

Poco después de la batalla, Dalinar propuso a Adolin convertirse en rey de Alezkar y nombrar a Gavinor como su heredero. Este se negó y admitió el asesinato de Sadeas, aunque aceptó convertirse en el nuevo alto príncipe Kholin. Adolin y Shallan decidieron casarse rápidamente, lo que hicieron poco después.[6]

Infiltración en los Hijos de Honor

Shallan y Adolin lideraron la campaña para infiltrarse en los Hijos de Honor. Mientras Shallan fingía ser una comerciante y se dejaba secuestrar por ellos, Adolin encabezaba un pequeño grupo de soldados para seguirlos y proteger a su esposa.[118] Habían acordado que Patrón avisaría a Adolin si Shallan necesitaba ayuda.[119] Tuvo que colarse en los campamentos de guerra para poder pasar tiempo con Shallan. Cuando los Hijos de Honor volvieron a colocar el saco sobre la cabeza de Shallan, Adolin dirigió a los soldados para que atacaran.[120]

Encontró a Shallan en el escondite de Ialai justo cuando la hacía prisionera. Shallan le quitó la ilusión y discutieron lo sucedido. Adolin esperaba que los ejércitos de Ialai se retiraran ahora. Adolin frunció el ceño y Shallan le preguntó si estaba pensando en matar a Ialai. Él respondió que tal vez no debían seguir ese camino. Acordaron buscar rápidamente en el escondite, cuando oyeron un alboroto en el exterior y encontraron a la alta princesa muerta.[121] La pareja estaba confundida ante lo sucedido. Cuando Adolin ordenó a sus soldados que registraran las habitaciones, Shallan los detuvo diciendo que debía registrarlas ella misma.[121] Le hizo beber un poco de vino, que reconoció como vino shin.[122]

Después de entregar a sus prisioneros, Adolin y Shallan viajaron en un carruaje desde el campamento de guerra hasta la Puerta Jurada de Narak. Adolin intentó aplacar las preocupaciones de Shallan sobre la respuesta de Dalinar a la muerte de Ialai. Hablaron de que Shallan tenía secretos, y de que Adolin tenía la paciencia de dejarla que los contara cuando estuviera preparada. Cuando Velo se hizo cargo, él se sentó más lejos de ella. Cuenta que Ialai fue asesinada, pero niega haberlo hecho ella misma. Al sugerir que no sería tan malo que ella lo hubiera hecho, Adolin reacciona con horror. Un poco más tarde, Shallan le habla a Adolin de los Hijos de Honor y de su relación con los Sangre Espectral.[123]

Socializando con los Caballeros Radiantes

No hace falta que sonrías. No hace falta que hables. Pero si vas a sentirte desgraciado, por lo menos que sea con amigos.

—Adolin a Kaladin[37]

Cuando Kaladin regresó a Urithiru después de haber sido destituido por Dalinar, Syl fue a buscar a Adolin. Adolin encontró a Kaladin sentado en su habitación, deprimido y abatido. Aunque Kal quería estar solo, Adolin no lo toleró e insistió en que su amigo se uniera a él para tomar una copa en El Deber de Jez. Se trataba de la taberna habitual de Adolin, en la que había un lugar reservado permanentemente para él. Cuando entraron, la multitud vitoreó al alto príncipe. Tras hablar con varios grupos, Adolin se reunió con Kaladin y Velo en su puesto. Adolin y Velo hablaron de que se estaba celebrando una boda, y bromearon sobre cómo Kaladin no se daba cuenta de esas cosas. Luego empezaron a discutir con quién se iba a casar Kaladin, que no lo quería en absoluto. La discusión se trasladó lentamente al anterior noviazgo de Adolin con Dakhnah y Velo parecía estar celosa de sus curvas. Kaladin comentó que Velo y Adolin tenían una relación muy extraña. Velo se marchó a por otra copa, tras lo cual Adolin y Kaladin discutieron brevemente la misión en los campamentos de guerra y luego se sentaron en silencio.[37]

Adolin, querido, si arrojas a un herdaziano en una sala concurrida, golpearás a seis mujeres a las que has cortejado

—Velo a Adolin mientras discuten sobre las mujeres para que Kal corteje[37]

Después de un rato, Adolin empezó a insistir a Kaladin sobre cómo se sentía. Kaladin le contó que le habían retirado del servicio activo y que estaba bien. Adolin guardó silencio durante un rato, y luego dijo que su padre podía estar equivocado. El alto príncipe admitió que quería ayudar a Kaladin, pero que no tenía idea de cómo hacerlo. Esperaba que si encontraba la forma de ayudar a Kaladin, también podría ayudar a Shallan. Siguió diciendo que temía que Shallan estuviera herida y que su estado fuera decayendo lentamente. Patrón sugirió que debería hablar con los fervorosos, y Kal sugirió que quizás Sagaz podría ayudar. Adolin presionó a Kal para que le diera alguna sugerencia sobre cómo ayudar a Shallan desde su formación como cirujano. Esto ayudó a Kaladin a darse cuenta de que lo que estaba recomendando era exactamente lo que Adolin estaba haciendo por él en ese momento. Kal sugirió entonces que necesitaban conseguirle a Adolin un spren, y que ayudaría si se deshacía de su hoja esquirlada. Adolin rechazó "deshacerse" de Maya. Cuando Jor se acercó a presentar a su novia Kryst, Adolin sacó un regalo para la pareja. Más tarde, cuando apareció Roca, Adolin se marchó para que Kal y el comecuernos pudieran hablar a solas.[37]

En su tiempo libre, a Adolin le gustaba pasar tiempo con el ryshadio,[124] y ayudaba a Kaladin a entrenar con la espada.[125] En algún momento, ayudó al pequeño Gavinor a montar a caballo por primera vez. Adolin y Shallan pasaron tiempo entreteniendo al Visón y le mostraron la torre. Los dos le acompañaron a la reunión con Dalinar, Navani, Jasnah y Sagaz.[126] Tras la reunión, Jasnah les pidió que acompañaran al Visón a las cámaras de información militar y le dieran toda la información que necesitara.[127] Más tarde, en una reunión de la coalición, se organizó una misión a los honorspren. Shallan se ofreció a dirigirla junto con Adolin, que aceptó y pensó que podría ser divertido.[128]

Expedición a Integridad Duradera

Despedidas

Eres el soltero más cotizado de Alezkar. ¿Portador de esquirlada, Radiante, con tierras y sin pareja?

—Adolin a Kaladin cuando le visita en la consulta[41]

Adolin y Shallan decidieron llevar sólo unos pocos asistentes cada uno, para que la expedición fuera pequeña.[129] Cuando se estaba preparando, Adolin tuvo problemas para decidir qué ropa ponerse. Shallan se burló de él y le dio una hora para reunirse con los demás. Adolin se decidió rápidamente y aprovechó el tiempo para pasar a ver a Kaladin y llamarlo el soltero más codiciado de Alezkar. A continuación, Adolin tranquilizó a Kaladin diciéndole que estaba bien alejarse del frente y que se tomara el tiempo que necesitara Al marcharse, Syl le aconsejó que tuviera cuidado, ya que los honorspren pueden ser difíciles de persuadir con la lógica si creen que algo es correcto o no[41]

Tras la parada, Adolin salió de la torre y se reunió con la expedición en la Puerta Jurada para ir a las Llanuras Quebradas. Supervisó a los trabajadores que embalaban las últimas armaduras y armas en Galante, que le servirían en el viaje. Adolin tuvo que hablar con el ryshadio y darle algo de palafruta antes de que Galante permitiera a los trabajadores cargarlo. Cuando Godeke le preguntó cuántas espadas necesitaba Adolin, le explicó que no se podían tener suficientes, ya que diferentes situaciones requerían espadas diferentes. Entonces procedió a mostrar todas las espadas que tenía. Después de que Godeke se marchara, Zu bromeó diciendo que a Adolin casi le gustaba no poder usar una hoja esquirlada, y mostró la suya.[41]

Después de terminar con su equipo, Adolin revisó a sus hombres, todos elegidos por su sensatez. La Tocón fue la última de los Radiantes en llegar, y Adolin se acercó a la gente que despedía a la expedición. Observó cómo Jasnah supervisaba un último ejercicio de moldeado de almas por parte de los Tejedores de Luz. Cuando estuvo listo, Dalinar pronunció un breve discurso deseando a la expedición un buen viaje a Shadesmar, seguido de unas palabras de Jasnah y Taravangian. El grupo entró en el edificio de la Puerta Jurada. Adolin se quedó en último lugar para mantener una conversación con su padre.[41]

A lo mejor, por increíble que parezca, existen más de dos opciones en la vida. […] A lo mejor tengo mi propia manera de equivocarme.

—Adolin a Dalinar cuando se despide antes de su misión.[41]

Dalinar comenzó dando las gracias a Adolin por cuidar de Galante. Su conversación dio un giro cuando discreparon sobre si Dalinar estaba decepcionado con Adolin o no. Dalinar quería que su hijo se convirtiera en el mejor hombre que pudiera ser, mientras que Adolin prefería ser su propia persona sin ser definido por su padre. Cuando Dalinar insinuó que Adolin había asesinado a Sadeas, Adolin pensó en la muerte de Evi. Esto le hizo darse cuenta de que el destino de su madre era la causa de sus sentimientos hacia su padre, al que no podía perdonar. A pesar de sus opiniones divergentes sobre la moral, Dalinar expresó su confianza en que Adolin tendría éxito. El alto príncipe entró entonces en el edificio de control, donde Shallan los trasladó a Shadesmar.[41]

Viaje a Innominado

Cuando el grupo llegó a Shadesmar, nadie entró en pánico ya que habían practicado esto antes. Se encontraron en un enorme pilar con escalones que descendían en espiral a su alrededor hasta el nivel del "mar". Adolin observó al grupo, y se quedó mirando demasiado tiempo al brumaspren de Arshqqam, que reaccionó ofendido. Shallan le indicó la rampa descendente donde el alto príncipe encontró a Maya. La tomó de la mano y la guió hasta los demás para presentársela. Shallan vigiló a la ojomuerto, mientras él revisaba a Galante y volvía a empacar su equipaje, ya que su armadura esquirlada no había hecho el traslado. Cuando se pusieron en marcha, habló con Shallan sobre sus acciones con respecto a Maya. El resto de la caminata, el alto príncipe aprovechó para conocer a los expedicionarios. Con Godeke, habló de teología y de cómo los acontecimientos recientes afectaban a las distintas actitudes religiosas. Finalmente llegaron al final, donde les esperaba una barcaza y el grupo la abordó para navegar durante dos semanas hasta Innominado. Cuando Shallan abrió su baúl, Adolin se dio cuenta de que parecía sorprendida, pero ella le dijo que sólo era pintura derramada. Luego fue a cepillar a Galante y se dio cuenta de que Maya lo observaba. Ella quiso ayudar, así que él le mostró cómo hacerlo, para sorpresa de los cumbrespren cercanos.[50]

Durante el segundo día de viaje, Adolin encontró a Shallan dibujando en cubierta. Comieron juntos y mantuvieron una conversación tranquila. Al cabo de un rato, cuando Shallan admitió que había dejado su tierra natal con la intención de robar a Jasnah, Adolin respondió con una carcajada. La idea le pareció ridícula, e intercambiaron algunas bromas y charlaron alegremente durante un rato más.[130]

Las palabras como «eternos» o «jamás» no son tan definitivas como fingís todos.

—Adolin al spren de Zu, Ua’pam, sobre las peculiaridades de Maya[34]

Tras el viaje, la guardia avistó tierra para alivio de Adolin y Galante. Adolin decidió enviar primero a los Tejedores de Luz disfrazados a la ciudad mientras el resto de los humanos se mantenían escondidos. Se sorprendió de que Shallan tuviera resaca, ya que podría haberse curado con luz tormentosa la noche anterior. Mientras esperaban, el alto príncipe y Godeke miraron sus menguantes reservas de luz tormentosa y planearon cambiarlas por suministros en la ciudad. Adolin fue entonces a ver cómo estaba Maya y se preguntó si se uniría a él en una nueva kata, no la habitual del ritual matutino. La inició y después de dos intentos ella se unió y la ejecutó perfectamente. Cuando los demás regresaron, Ua'pam expresó su sorpresa y preguntó cómo la había entrenado Adolin. Al no creer la negación del príncipe de que no lo había hecho, los spren dijeron que los ojomuertos estaban perdidos para siempre, a lo que Adolin añadió que quizá lo eterno no era tan definitivo como los spren pensaban.[34]

Cuando los exploradores llegaron diciendo que la ciudad era segura, Adolin y los demás se dirigieron a ella. Llevó a Maya a la ciudad, mientras él seguía preocupado por la misión y por cómo convencer a los honorspren. Deambularon por el mercado y, de repente, Adolin salió de sus cavilaciones cuando se dio cuenta de que Maya se había detenido y miraba fijamente a un ojomuerto. Era un críptico que estaba cerca de una tienda. El dueño de la tienda le dijo a Adolin que su socia se había marchado hacía diez años y que no la había encontrado como ojomuerto hasta el año pasado. Acusó a Adolin de que matar spren es lo que hacían los humanos, para horror del alto príncipe.[34] Godeke vino a avisar a Adolin de que habían encontrado una caravana humana a las afueras de la ciudad. Fueron a comprobarlo, y se encontraron con una caravana poco acogedora con gente que parecía tukari. Al acercarse, las personas parecían estar envueltas en sombras, y los despidieron en un alezi roto. Al regresar a su barcaza, Adolin se percató de que una figura familiar se encontraba cerca: Notum, el capitán honorspren de su último viaje por Shadesmar.[131]

Además, si tan apreciada es, a lo mejor podríais escucharla todos de vez en cuando.

—Adolin a Notum sobre la decisión de Syl de vincularse a Kaladin[131]

Adolin fue a saludar a Notum, y descubrió que los honorspren lo habían castigado y exiliado por la ayuda que había prestado a los Radiantes en su anterior viaje. Cuando Adolin le habló de su misión, Notum se escandalizó y trató de disuadirlo por considerarlo un esfuerzo inútil. Notum explicó que no se normalizaban las relaciones con un ladrón, y los humanos habían robado a Syl. Adolin replicó que era su libre elección, y que si se preocupaban tanto por ella quizás deberían haberla escuchado. Maya reaccionó a esto con un gruñido. Mientras miraba a Maya, Notum predijo que los emisarios serían rechazados al instante al llegar a Integridad Duradera por lo que los humanos les hicieron a los spren. El alto príncipe replicó que no les habían hecho nada y que fue hace miles de años, a lo que Notum comentó que eso no era ni siquiera una vida para muchos spren. Notum preguntó a Adolin si habían conseguido salvar al Forjador de Vínculos. Él no podía mentir y admitió que había sido el Forjador de Vínculos quien los había salvado a ellos.[131]

Caravana a Integridad Duradera

Varias semanas después de haber iniciado el camino, Adolin y Zu miraron desde un saliente hacia la caravana tukari que los había estado siguiendo a unas horas de distancia. Los seguidores no se habían apartado en el último cruce, para frustración de Adolin. Zu sugirió atacarlos utilizando su última luz tormentosa, ya que se estaba agotando de todos modos, pero a Adolin no le gustó. Al mismo tiempo, la patrulla de Notum se adelantó un poco al grupo de Adolin. De vuelta al campamento, inspeccionó la situación y puso en marcha la caravana antes de dirigirse a Shallan. Le contó a Velo su preocupación de que los honorspren no los recibieran ni aceptaran sus cartas. Ellos y Radiante discutieron varias alternativas, cada una peor que la anterior. Temió que los argumentos de las cartas fueran lo que los honorspren esperaban y para lo que estaban preparados. Entonces se dio cuenta de que habían tenido miles de años y, por lo tanto, debían estar preparados para cualquier argumento que pudiera presentar. Preguntó por Shallan, pero Radiante dijo que necesitaba descansar. Cuando Adolin dijo que llevaba tiempo preocupado por Shallan, Radiante le dijo que le pasaba algo. Velo le explicó algunos de los mecanismos de supervivencia de Shallan y que a su esposa le preocupaba que Adolin la abandonara si descubría sus secretos. El alto príncipe insistió en que no le importaba lo que Shallan hubiera hecho y que estaba a su lado.[42]

Más tarde, alrededor de una hoguera, Adolin, los Radiantes y sus spren discutieron los planes para acercarse a los honorspren. A la Tocón no le gustaron, aunque ella y su spren estuvieron de acuerdo en que las cartas no servirían de mucho. Añadió que no podían convencer a los spren para que estuvieran de acuerdo, a lo que Godeke se mostró de acuerdo. Adolin decidió trabajar un poco más en las ideas, y Arshqqam sugirió considerar la posibilidad de apelar a su honor. Después de desayunar, Adolin invitó a las Tres a dar un paseo, ya que apenas habían pasado tiempo juntos. Nada más salir del campamento, Notum se reunió con ellos en su montura y se despidió de ellos, ya que no podía acercarse más a Integridad Duradera. Mientras continuaban, Adolin le preguntó a Velo si había tenido suerte en sacar a Shallan, pero no fue así. Siguieron caminando y Adolin se dio cuenta de que Shallan estaba allí. Le expresó su preocupación y que nunca la abandonaría. Cuando Shallan dijo que era débil, él replicó que era lo suficientemente fuerte como para salvar a sus hermanos. Al final de una cima llegaron a una hermosa vista y Shallan se fijó en un estrellaspren que había en lo alto. Esto hizo que tuviera que dibujarlo. A continuación, hablaron de su relación y de su amor mutuo. Esto llevó a Adolin a contar una anécdota embarazosa de una de sus primeras novias que quería verle empuñar la espada. Terminaron su conversación con Dalinar, y cómo Adolin lidiaba con las expectativas de su padre sobre él.[36]

Luchando contra los tukari con Maya

Cuando volvieron a la caravana, Adolin buscó a Galante y comentó lo agradable que debe ser no preocuparse por la política o las relaciones. Malli trajo a Maya y Adolin la ayudó a subirse al ryshadio. Empezaron a marchar y él reflexionó sobre sus problemas, pero no llegó a ninguna parte. Justo después del mediodía, Felt vino a decirle que los tukari habían dejado de seguirlos y habían girado hacia el sur. Miraron con catalejos desde una elevación y cuando Adolin regresaba al frente de la caravana se dio cuenta de repente de que los tukari no habían estado siguiendo a los emisarios sino que habían estado siguiendo a Notum todo este tiempo. Volvió a correr hacia el saliente, echó otro vistazo y ordenó a los demás que lo siguieran tan rápido como pudieran. El alto príncipe comenzó a correr hacia los tukari. Pronto Galante llegó al galope tras él, y saltó a la silla de montar tan pronto como pudo.[43]

Nunca subestimes la valía de estar dispuesto a jamás. Ceder. TERRENO.

—Pensamiento de Adolin duarante el combate para defender a Notum.[43]

Cuando el ryshadio al galope se acercó a los tukari, Adolin ordenó a la montura que se mantuviera al margen de la lucha. Encontró a una veintena de tukari rodeando a Notum, que estaba en el suelo y era golpeado y apuñalado. Adolin buscó ayuda y divisó a sus compañeros, pero estaban a minutos de distancia. Así que el príncipe desmontó y le dijo a Maya que él distraería a los hombres, y que ella debería ir a liberar a Notum. Le dijo que se mantuviera al margen de la lucha ya que sería peligroso. Fue a atraer la atención de los asaltantes y luego cargó, en su primer golpe decapitando al primer pícaro. El alto príncipe se metió rápidamente en una prolongada batalla en la que tuvo que tener cuidado de no verse rodeado por el gran número de adversarios. El enemigo luchaba sin coordinación y Adolin eliminaba a uno tras otro. Empezaron a rodearle y se retiró cerca de Notum, cuando un hombre con escudo empezó a gritar órdenes. Durante un ataque más coordinado, Adolin fue alcanzado por una lanza en su costado derecho. El combate continuó y se convirtió en una lucha cada vez más intensa para el alto príncipe. Entonces, de repente, se encontró con que Maya estaba de pie detrás de él, espalda con espalda y empuñando su espada corta. Adolin la hizo empezar la kata de la mañana para resultar más impresionante. Tras rechazar otro ataque, los últimos asaltantes huyeron. Poco después, Felt y los demás llegaron y encontraron a Adolin ayudando a Notum rodeado de cadáveres.[43]

Tras la pelea, Notum se quedó boquiabierto por el hecho de que los humanos atacaran a los spren. Cuando Adolin dijo que tendrían que llevar al honorspren a Integridad Duradera, éste se negó al estar exiliado. El alto príncipe no lo aceptó, a pesar de lo que supondría para su recibimiento. Abandonaron la escena para continuar su viaje, y Shallan se acercó para ver cómo estaba el alto príncipe. Le dijo que se había sentido bien por haber podido hacer algo útil por una vez. Después de reunirse con sus spren, Notum le preguntó a Adolin cómo había entrenado a Maya para luchar con él de esa manera. Él respondió que no la había entrenado y que había sido ella la que había elegido ayudar, cosa que Notum no se creyó. De vuelta al campamento, hicieron una pausa para recoger sus pertenencias, antes de seguir adelante.[26]

Llegada a Integridad Duradera

Cuando el grupo se acercó a la fortaleza de Integridad Duradera fue recibido por tres honorspren. Le preguntaron a Adolin si era Adolin Kholin, lo que confirmó. Les explicó su propósito, pero les dijeron que la fortaleza no aceptaba visitantes y que debían marcharse. Cuando Adolin les ofreció las cartas de los monarcas, uno de los spren las cogió y las destrozó en el acto. Se negaron a leerlas, ya que no existía ningún argumento que pudiera hacerles cambiar de opinión. Cuando Adolin insistió, los spren se limitaron a repetir que debían marcharse y que rechazaban cualquier oferta o vínculo. Desesperado, Adolin hizo una última súplica, ofreciéndose a enfrentarse a un juicio. Dijo que si los spren deseaban condenar a los humanos actuales por lo que hicieron sus antepasados, tendrían que demostrarlo. Los spren se mostraron desconcertados, pero aceptaron un juicio y dejaron entrar a Adolin, Shallan, Maya y Patrón en la ciudad.[26]

Varias semanas después de su encarcelamiento en Integridad Duradera, Adolin subió a lo alto de las murallas. Por un momento disfrutó de la vista de Shadesmar, antes de comprobar el campamento de los demás. También pudo ver un gran grupo de cientos de ojomuertos reunidos en la costa cercana.Los honorspren habían acogido a algunos, pero no tenían más espacio. Maya estaba con los otros ojomuertos, aunque permitían que Adolin la visitara cada mañana para sus ejercicios. El alto príncipe preguntó a su carcelero por qué los ojomuertos venían aquí, pero nadie lo sabía.[132]

Después, llegó la hora de su siguiente sesión de tutoría sobre la ley honorspren y el procedimiento de los juicios. Durante semanas, Adolin había estado recibiendo instrucción de la tintaspren Mezcla. Ella le informó de que el juicio comenzaría en tres días, y que él no estaba preparado para ello. Discutieron que la ley era demasiado compleja para que él la aprendiera en el tiempo asignado, y que por ello los honorspren utilizarían los procedimientos en su contra. Mezcla sugirió que su mejor opción sería pedir un juicio por testimonio, un formato sencillo aunque con efectos en su contra. Adolin estuvo de acuerdo, ya que cualquier alternativa requería más habilidad en la ley de la que él tenía. Le advirtió que su sentido del honor podría no ser el de los honorspren. Tras la sesión, Mezcla dejó que Adolin se dirigiera a uno de los funcionarios, pero se detuvo a mitad de camino al notar un alboroto en las puertas. El juez supremo que esperaban había llegado y era humano.[133]

Adolin se acercó al juez, que resultó ser Kelek. El Heraldo preguntó qué hacía el humano aquí. Se le explicó la situación, y Adolin solicitó al juez que fuera un juicio por testimonio. El juez lo aceptó y fijó el día de inicio para dos días después y en el foro para que pudiera asistir una gran audiencia. Por la forma en que el Heraldo dijo esto, Adolin concluyó que el juez era parcial contra él.[134]

El juicio

El anfiteatro estaba lleno de honorspren cuando Adolin llegó para su juicio. Se fijó en Shallan y Patrón entre el público y entonces llegó hasta el juez supremo. Kelek le dijo que se quedara en el estrado hasta que terminara el espectáculo y pudieran ejecutarlo. Un honorspren se opuso diciendo que lo encarcelarían, no que lo ejecutarían. Sekeir abrió el juicio afirmando que, dado que nadie negaba la Traición, los spren sólo tenían que demostrar que era prudente mantenerse alejados de los humanos. Adolin aclaró que estaba de acuerdo en ser juzgado por sí mismo y que los spren estaban actuando de forma deshonrosa al ignorar a los humanos actuales por algo del pasado. El primer testigo contra el alto príncipe fue Amuna, que cuidaba de los ojomuertos en Integridad Duradera. Argumentó que los humanos convertirían a todos los spren en nuevos ojomuertos, y que todas sus guerras demostraban que ansiaban la sangre y la matanza. Preguntó qué pasaría si Dalinar matara al Padre Tormenta, y añadió que nadie lo sabe, pero que temían lo que podría ocurrir. Adolin sólo pudo replicar que fue la propia elección del Padre Tormenta la que aceptó el vínculo.[135]

Para sorpresa de Adolin, el segundo testigo era Mezcla, para permitir que los otros spren también opinaran. Ella vivió durante la Traición y argumentó que los hombres siempre traicionaban sus vínculos. Además, no era natural que los spren y los hombres se vincularan, ya que los humanos no eran de Roshar. Cuando sugirió que se unieran al enemigo, Adolin replicó que Odium era malo. Al final, ella le preguntó a Adolin si podía prometer absolutamente que ningún hombre volvería a matar a un spren. Él no pudo, y ella cerró su argumento diciendo que no vincular significaba no traicionar.[135]

¡Honor no está muerto mientras viva en los corazones de los hombres!

—Notum a los honorspren[135]

El tercer testigo resultó ser Notum, que volvía a llevar su uniforme. Adolin preguntó si lo habían sobornado, pero Notum permaneció en silencio. El honorspren dijo que le habían pedido que relatara sus experiencias con el humano. Comenzó a leer de un papel, pero se interrumpió mirando a Adolin, quien le dijo que siguiera adelante y contara su versión de la historia. El príncipe le animó a hablar y sólo quería sinceridad por su parte. El capitán bajó su hoja y gritó repetidamente que Honor aún vivía en los corazones de los hombres. Fue retirado rápidamente del foro, pero no antes de causar malestar entre el público. Por ello, los funcionarios los desalojaron. Adolin preguntó a Kelek de qué se trataba, y el juez le dijo que su llegada había reabierto heridas centenarias. Adolin dijo que creía que este día le había ido bien. Sin embargo, el juez comenzó a recordar su edad y los muchos hombres que había conocido, y le advirtió a Adolin que estaba en problemas y que muchos spren consideraban unirse a Odium.[135]

En el segundo día del juicio, Adolin tuvo que exponer su caso. Apenas había comenzado su discurso cuando fue interrumpido con la pregunta de si sabía que Dalinar casi había matado al Padre Tormenta. No lo sabía, pero también tenía que tener cuidado de no hacer preguntas al público, o éste podría hacer sus propios discursos. El alto príncipe continuó, argumentando que, aunque los humanos son imperfectos, pueden mejorar y aspirar a la perfección. Un spren volvió a interrumpir y casi fue expulsado por el juez supremo. El segundo argumento de Adolin fue que los reinos humanos habían superado sus diferencias y se habían unido para luchar contra Odium. Accidentalmente, mientras respondía, planteó una contrapregunta que desencadenó una discusión sobre si Dalinar era un peligro para el Padre Tormenta. Otro spren sacó a relucir que Kaladin casi mata a Syl, y fue expulsado del foro por interrumpir. Cuando hubo otra interrupción, Adolin cambió de táctica y decidió enfrentarse al público, que claramente no estaba interesado en sus palabras. Les dijo a los asistentes que se alegraba de que los honorspren fueran muy humanos respecto a sus miedos. El honorspren entonces trajo el críptico ojomuerto que Adolin vio en Innominado. Esta revelación puso a la multitud en contra de Adolin y él lo sabía, así que abandonó el foro.[136]

…no creo que Shallan sea tan débil como dices. La debilidad no hace débil a una persona, ¿sabes? Es lo contrario.

—Adolin a Sinforma[137]

Horas más tarde, Adolin y Shallan descansaban en su habitación. Él le dijo que la amaba y tuvieron una pequeña charla sobre lo que les gustaba el uno del otro y lo estúpidos que eran a veces. Shallan prometió sacar a Adolin de la cárcel si lo condenaban. Expresó sus dudas sobre sus planes y el juicio, y que otro lo habría hecho mejor.[136] A la mañana siguiente, Adolin agradeció a las Tres el apoyo de Shallan la noche anterior. Notó algo diferente en Velo, pero ella lo negó y le dijo que Shallan estaba demasiado débil en ese momento. Adolin respondió con preguntas sobre lo que es la fuerza, y que la debilidad puede hacer a alguien fuerte.[137]

El último día, Adolin se acercó al juicio con inquietud. Le preocupaban el juicio y Shallan, así que tardó un momento en darse cuenta de que Kelek no estaba en el estrado y su lugar lo había ocupado Sekeir. Este le dijo a Adolin que su esposa había ido a tratar de influir en el Heraldo y que ahora ambos estaban detenidos. El nuevo juez dio un largo discurso y reveló el último testigo. Se trataba de Maya, la cual se sentía claramente incómoda con la atención de la audiencia. Sekeir le preguntó a Adolin si la conocía, y él respondió que Mayalaran era su amiga. El juez insiste a Adolin que ella era su esclava, y que los humanos usaban los ojomuertos para matar y que eran monstruos. Adolin no lo niega, dijo que el argumento quedaba claro y pidió que dejaran ir a Maya ya que estaba aterrorizada. Maya se pone cada vez más ansiosa mientras Sekeir daba un discurso a la multitud sobre lo que han hecho los humanos. Adolin se opuso al trato y fue retenido, pero Sekeir insistió en que tenía que hablar por Maya. La situación siguió aumentando y Maya empezó a gruñir y a gritar. Adolin empezó a sentir su dolor y gritó: "¡SUÉLTALA!" El juez rechazó el juicio diciendo que los gritos de Maya eran la condena. Entonces, tras un crescendo, Maya se sintió silenciosa y débil. En ese momento, Adolin le ofreció un poco de su fuerza. Entonces, con todas sus fuerzas, habló:[51]

NOSOTROS ESCOGIMOS

—Maya durante el jucio de los honorspren[51]

Esto conmocionó al público, que se quedó en silencio. Adolin pudo liberarse y fue a apoyar a Maya. Sekeir preguntó qué le había hecho Adolin, y en respuesta Maya señaló a Sekeir, chilló y gritó repetidamente: “No. Puedes. Tener. Mi. ¡SACRIFICIO!”. Ante el impulso de Adolin, Maya reveló que los Radiantes y spren decidieron juntos romper sus vínculos. Esta revelación hizo que todos los honorspren se marcharan hasta que sólo quedó Mezcla. El alto príncipe la acusó de jugar a dos bandas, lo que ella admitió. Añadió que fue su sugerencia que Maya fuera la testigo, para ver si Adolin tenía razón en que eran amigos. Llegó a la conclusión de que existía un vínculo entre ellos, aunque Adolin no sea Radiante. Cuando Adolin dice que los spren ya no tienen excusa para rechazar los vínculos, Mezcla replicó que estaba muy preocupada porque miles de spren preferían morir antes que continuar. Cuando se le preguntó, Maya dijo que no sabían que iban a morir. Entonces Mezcla se marchó, diciendo que había que reconsiderar muchas cosas. Adolin se levantó y cuando se fue en busca de Shallan, sintió que Maya no estaba tan falta de sensibilidad como antes.[51]

Un tiempo después, Adolin se encontraba en la pequeña cámara que compartía con Shallan. Maya, Patrón y el primer spren de Shallan, Testimonio, también estaban presentes. Hablaron de cómo los ojomuertos tenían mejor aspecto. Su esposa le agradeció su apoyo y lamentó todos sus secretos. A continuación, vio cómo Shallan sacaba su Seon, Ala, y se ponía en contacto con Mraize. Le dijo que dejaba los Sangre Espectral y le agradeció el seón. Mraize le advirtió de los costes, pero ella lo ignoró y le dio un mensaje de Sagaz. Tras la conversación, Adolin le aseguró a Shallan que podrían encargarse de ello.[138]

Relaciones

Adolin y Shallan

Mujeriego

Continúa cambiando de amigas como si estuviera en un baile con música particularmente rápida.

—Dalinar[29]

Su familia y los habitantes de los campamentos de guerra consideran a Adolin un famoso ligón, que ha cortejado a muchas de las mujeres disponibles. Tiene cierto temor a ser bueno en las relaciones, lo que le ha llevado a sabotear inconscientemente todos sus cortejos.[139]

Adolin salió con dos mujeres entre Rilla y Deeli y, aunque sus nombres no se mencionan, lo más probable es que Jenet y Melali sean a las que cortejó. Otras mujeres a las que intentó cortejar son Janala, Malasha y Danlan.

Shallan

A través de las maquinaciones de Jasnah y Navani, se dan los primeros pasos hacia un compromiso informal entre Adolin y Shallan Davar. Jasnah lo preparó como una forma de ayudar a salvar la Casa Davar para Shallan, ya que necesitarían aliados poderosos. La participación de Navani se debe a que Adolin ha ofendido a todas las damas ojos claros de su rango en los campamentos de guerra.[4] Adolin estaba comprometido con Shallan, aunque la revelación de que ella era una Radiante le hizo preguntarse sobre la nueva dinámica de su relación.[3] Todavía se preocupaba por ello y estaba dispuesto a dejar marchar a Shallan cuando ésta mostró interés por Kaladin.[111][117]

Shallan le dijo que sus inseguridades sobre su lugar eran buenas para él. Ella hizo bromas sobre que estaba recibiendo tres prometidas en lugar de una y él le dijo que sólo la quería a ella, lo que ella dijo que podía mejorar con algo de ayuda de él.[117] Se casan poco después.[6]

A medida que la guerra continuaba, Adolin empezó a preocuparse por el estado mental de su esposa. Le dice a Kaladin que quiere ayudarla, pero que no sabe cómo.[37] Durante la expedición a Shadesmar, lleva a Shallan a una cita para ver un estrellaspren, lo que parece atraerla más.[36] Después del juicio, se unen más por su experiencia compartida de tratar de revivir a un ojomuerto.[138]

Familia

Adolin es el primer hijo de Dalinar[1] y Evi,[58] y su hermano menor es Renarin.[52] Gavilar es su tío, hermano de Dalinar. Navani, la viuda de Gavilar, es su tía, y los hijos de Gavilar, Jasnah y el rey Elhokar, son sus primos.[66]

Dalinar

Y aquello. No era. Algo. Que pudiera. Perdonarse.

—Adolin, sobre el hecho de que Dalinar matara a Evi

Adolin es increíblemente leal a su padre, aunque no siempre está de acuerdo con Dalinar y no teme expresar sus opiniones.[19] A pesar de sus posturas contrarias, se mantiene firmemente obediente, escuchando a su padre y siguiendo los Códigos de Guerra Alezi[29] aunque no crea necesariamente en ellos ni desee obedecerlos. Se muestra reacio a convertirse en el alto príncipe cuando Dalinar considera hacerse a un lado en favor de él, y sigue siendo intensamente leal a su padre.[63] Su escepticismo en torno a los Códigos finalmente cambia y Adolin comienza a comprender su propósito. Más tarde, al morir Elhokar, Dalinar quiere que Adolin se convierta en el nuevo rey. Adolin se niega ya que no cree que sea la persona adecuada para asumir la corona. Su padre no lo entiende y se enfurece cuando Adolin admite haber matado a Sadeas.[6] La publicación de las memorias del Espina Negra, incluyendo la admisión del papel de Dalinar en la muerte de Evi, provocó una nueva ruptura entre ambos. Adolin sigue amando y respetando a su padre, pero no puede perdonarle el asesinato de su madre. El joven alto príncipe se está dando cuenta poco a poco de que tiene un código moral diferente al de su padre.[41] Sin embargo, Adolin se mantiene leal y no quiere defraudar a su padre fracasando en la misión de los honorspren.[36]

Renarin

Adolin considera a Renarin su mejor amigo. Siempre que Adolin está a punto de participar en un duelo, Renarin se asegura de que siga sus supersticiones duelistas: desayunar pollo, hablar con Maya y guardar la cadena de su madre en un bolsillo.[expandir]

Kaladin

La relación entre Adolin y Kaladin tiene un comienzo difícil, pero al final se hacen amigos cercanos. Su primera interacción es cuando Adolin le pide a Kaladin que transmita un mensaje a otro brillante señor; aunque Kaladin está impresionado por cómo Adolin acaba de rescatar a una cortesana de un soldado de Sadeas, se niega a hacer lo que se le pide por desprecio general a los ojos claros.[14]

La siguiente vez que se encuentran es en la Batalla de la Torre, cuando Kaladin ordena a Adolin que se retire para salvar a sus tropas. Aunque lo hace una vez que Kaladin promete ayudar a Dalinar contra Eshonai,[70] le molesta la interacción y no confía en Kaladin durante un tiempo, incluso después de que los hombres de los puentes se conviertan en guardaespaldas de Dalinar.[10][17] Del mismo modo, Kaladin se aferra a su desdén y se burla mentalmente de la aparente desvergüenza y arrogancia de Adolin.[53][17] Las tensiones llegan a un punto álgido en el campo de entrenamiento, cuando Kaladin pierde los nervios y ataca a Adolin, que a su vez lanza a Kaladin por los aires con la fuerza de la armadura esquirlada.[23]

Después de que Szeth ataque por primera vez a Dalinar y de que Adolin, Kaladin y Dalinar consigan luchar contra él,[74] Adolin empieza a respetar a Kaladin en serio. Aunque sigue sospechando de la inexplicable destreza en el combate de Kaladin, se guarda sus sospechas para sí mismo y se abstiene de burlarse la siguiente vez que se cruzan en el campo de entrenamiento.[31][47] Sus interacciones comienzan a ser menos abiertamente hostiles, aunque todavía algo incómodas.[76][80]

Su relación empieza a dar un giro cuando Kaladin salva a Adolin y a Renarin en el duelo en desventaja.[55] Adolin se da cuenta de que Kaladin ha demostrado ser digno de confianza, independientemente de los secretos que guarde, así que se recluye voluntariamente en la cárcel mientras dura la condena de Kaladin en señal de agradecimiento y en protesta por el trato injusto de Elhokar, e incluso se asegura de que el Puente Cuatro se reúna con Kaladin cuando sea liberado. Aunque la celda de Adolin es mucho más agradable, Kaladin se siente profundamente conmovido por el gesto.[12] Adolin, por su parte, no responsabiliza a Kaladin por interferir en el plan de duelo con Sadeas, y cree al instante las acusaciones de Kaladin sobre Amaram, al contrario del escepticismo de todos los demás.[12]

Después de eso, empiezan a mostrar una verdadera compenetración mientras trabajan juntos para planear la reaparición de Szeth; Kaladin mantiene un rencor persistente por costumbre,[28] pero pronto se da cuenta de que realmente le gusta Adolin y lo considera un buen hombre.[140][85] En el momento de la expedición a Kholinar, bromean con frecuencia el uno con el otro y sus burlas tienen un tono amistoso más que antagónico.[102][141] Tras la muerte de Elhokar, cuando Kaladin empieza a entrar en estado de shock, Adolin es quien se encarga de mantenerlo en movimiento y hablando.[104][105][107] Kaladin, en su depresión, casi vuelve a burlarse de Adolin en su cabeza, pero su amistad es lo suficientemente fuerte para entonces como para detenerse.[142]

No hace falta que sonrías. No hace falta que hables. Pero si vas a sentirte desgraciado, por lo menos que sea con amigos.

—Adolin[37]

Adolin sigue velando por la salud mental de Kaladin en Urithiru, llevándolo a socializar,[37] ayudándole a planificar su vida amorosa y controlándolo en la clínica de Lirin.[37][41][143] De hecho, durante mucho tiempo, prácticamente las únicas veces que Kaladin sale a divertirse son cuando Adolin le obliga, y se encuentra echando de menos a Adolin y Shallan cuando no están con él.[143] Sin el apoyo de Adolin tras la muerte de Teft, Kaladin casi se da por vencido en todo; sólo decir el Cuarto Ideal con la ayuda de Dalinar le permite salir adelante.[144][145]

Mayalaran

Adolin gana la hoja esquirlada Mayalaran en un duelo mucho antes de ser consciente de su naturaleza como spren. Incluso sin ese conocimiento, trata a su espada con reverencia y respeto, hablándole antes de cada duelo y pensando en sí mismo como si sólo la tomara prestada.[21] Al igual que muchos duelistas, piensa en la espada como una extensión de su alma y, a veces, incluso viva en cierto sentido, aunque no está claro si se trata de superstición o de una comprensión instintiva de la verdadera naturaleza de las hojas esquirladas.[97]

Cuando se encuentra con la forma de spren de Mayalaran en Shadesmar tras la Batalla de Kholinar, al principio se siente desconcertado por su aspecto y comportamiento de ojomuerto,[107] pero pronto supera ese sentimiento, llamándola amiga y deseando que no tenga que estar encerrada por su propia seguridad.[35] Durante la Batalla de la Explanada Thayleña, puede sentir sus ganas de luchar contra un tronador, ella dice su nombre directamente en su mente y él es capaz de invocarla en menos de los diez latidos habituales, signos del inusual vínculo que han formado y de la revivificación parcial de Maya.[49] Aunque conseguir un vínculo Nahel le daría acceso a una espada esquirlada viva, se niega a considerar la idea, ya que le exigiría dejar de llevar a Maya.[37]

Su vínculo se desarrolla aún más durante el siguiente viaje de Adolin a Shadesmar. Cuida de Maya y la trata como a un spren normal, a pesar de su mutismo y del escepticismo de otros spren sobre el sentido de interactuar con un ojomuerto. Comienza a mostrar cada vez más capacidad de respuesta e iniciativa, como por ejemplo cepillando a Galante y participando en las katas matutinas de Adolin.[50][34] Incluso llega a socorrerle mientras rescata a Notum realizando una kata con una espada para alejar a los atacantes de la espalda de Adolin.[43]

Cuando los honorspren de Integridad Duradera intentan utilizar a Maya como testigo falso en su juicio, ella les sorprende hablando con fuerza en defensa de Adolin y los antiguos Radiantes, haciendo innegable para todos que el cuidado constante de Adolin por Maya ha causado algo que nadie creía posible: la restauración de la conciencia de un ojomuerto, al menos de forma parcial. A partir de entonces, Maya es capaz de hablar con cierta coherencia, y le explica un poco sobre la Traición a Adolin. Mezcla confirma que se está formando algún tipo de vínculo entre ambos, pero no parece saber exactamente qué está ocurriendo.[51]

Desarrollo

Saqué a relucir al hijo [de Dalinar], que adora a su padre como un héroe, para que dijera 'mi padre se está volviendo loco. Quiero a este hombre, tengo que protegerlo. Pero también se está volviendo loco, ¿qué hago?'

—Brandon Sanderson[146]

En el primer borrador de El camino de los reyes (conocido como El camino de los reyes Prime), Adolin se llamaba Aredor, y era el segundo hijo de Dalinar después de Sheneras (desde entonces eliminado de la trama). Al principio del libro, Sheneras moría mientras protegía a Elhokar, convirtiendo a Aredor en el heredero.[147] A lo largo del libro, Aredor sirve de guía a Merin (Kaladin), introduciéndole en el mundo de la nobleza.[148] Murió al final de la historia; aunque Brandon no recuerda bien las circunstancias, cree que fue en una alta tormenta. Su muerte no se consideró especialmente relevante, ya que Renarin siempre fue el más importante de los tres hermanos.[149]

Cuando Brandon comenzó a escribir El camino de los reyes propiamente dicho, Aredor fue reconvertido en Adolin. Originalmente, no tenía ningún punto de vista; esto cambió cuando Brandon trasladó las dudas de Dalinar sobre su propia cordura a su hijo. Esto dio a Adolin un conflicto interno sobre lo que debía hacer con su padre, un hombre al que respeta mucho y que parece estar volviéndose loco, lo que a su vez hizo que ambos fueran personajes más fuertes.[146]

Curiosidades

  • El nombre de Adolin deriva de las palabras alezi adoda (luz) y lin (sufijo que significa "nacido para").[150]
  • Si existieran en Roshar, preferiría los aros de cebolla a las patatas fritas.[151]
  • Brandon ha dicho que Adolin y Shallan podrían sentirse cómodos formando parte de una tríada poliamorosa con Kaladin, lo que indica que podría tener cierto nivel de interés por los hombres, aunque esto no se explora en el texto.[152]
  • Adolin es el mejor espadachín que ha escrito Brandon, con la excepción de Lan Mandragoran.[153] Esto no cuenta a los inmortales como los Heraldos o Vasher, ya que tienen una cantidad injusta de experiencia.[154]
  • Adolin es mejor bailarín que Shallan o Kaladin.[155]

Notas

  1. a b c d El camino de los reyes capítulo 12#
  2. Arcanum entry 15905
    Falta metadatos de Arcanum.
  3. a b c d e f Palabras radiantes capítulo 89#
  4. a b Palabras radiantes capítulo 1#
  5. a b Juramentada capítulo 73#
  6. a b c d e Juramentada capítulo 122#
  7. a b c d e f g h i j El camino de los reyes capítulo 15#
  8. a b Palabras radiantes capítulo 38#
  9. a b c d e f El camino de los reyes capítulo 28#
  10. a b c d Palabras radiantes capítulo 4#
  11. a b c d e f g El camino de los reyes capítulo 58#
  12. a b c d e f Palabras radiantes capítulo 66#
  13. /r/fantasy AMA 2013
    Arcanum - 2013-04-15#
  14. a b c d e El camino de los reyes capítulo 46#
  15. a b c Palabras radiantes capítulo 49#
  16. General Reddit 2016
    Arcanum - 2016-07-13#
  17. a b c d e Palabras radiantes capítulo 16#
  18. a b Juramentada capítulo 13#
  19. a b c El camino de los reyes capítulo 24#
  20. a b c d e Palabras radiantes capítulo 56#
  21. a b c d e f g h i Palabras radiantes capítulo 14#
  22. Palabras radiantes capítulo 12#
  23. a b c d e Palabras radiantes capítulo 18#
  24. a b c Palabras radiantes capítulo 53#
  25. El ritmo de la guerra capítulo 25#
  26. a b c El ritmo de la guerra capítulo 36#
  27. a b General Signed Books 2015
    Arcanum - 2015-09-01#
  28. a b c d e Palabras radiantes capítulo 68#
  29. a b c d e f g El camino de los reyes capítulo 22#
  30. a b c El camino de los reyes capítulo 65#
  31. a b c Palabras radiantes capítulo 33#
  32. a b Palabras radiantes capítulo 77#
  33. a b Palabras radiantes capítulo 85#
  34. a b c d e f El ritmo de la guerra capítulo 29#
  35. a b c Juramentada capítulo 101#
  36. a b c d El ritmo de la guerra capítulo 34#
  37. a b c d e f g h i j El ritmo de la guerra capítulo 12#
  38. a b c El camino de los reyes capítulo 26#
  39. a b c d Juramentada capítulo 10#
  40. a b Palabras radiantes capítulo 81#
  41. a b c d e f g h i El ritmo de la guerra capítulo 21#
  42. a b El ritmo de la guerra capítulo 32#
  43. a b c d e f El ritmo de la guerra capítulo 35#
  44. Juramentada capítulo 19#
  45. Juramentada capítulo 16#
  46. a b Juramentada capítulo 52#
  47. a b c d e Palabras radiantes capítulo 35#
  48. a b c Palabras radiantes capítulo 26#
  49. a b c d e Juramentada capítulo 120#
  50. a b c El ritmo de la guerra capítulo 22#
  51. a b c d e El ritmo de la guerra capítulo 94#
  52. a b c d El camino de los reyes capítulo 18#
  53. a b c d Palabras radiantes capítulo 5#
  54. a b Palabras radiantes capítulo 29#
  55. a b c d e Palabras radiantes capítulo 57#
  56. a b Palabras radiantes capítulo 58#
  57. Juramentada capítulo 66#
  58. a b c Juramentada capítulo 42#
  59. a b Juramentada capítulo 77#
  60. Palabras radiantes capítulo 41#
  61. El camino de los reyes capítulo 13#
  62. a b c El camino de los reyes capítulo 25#
  63. a b c El camino de los reyes capítulo 52#
  64. El camino de los reyes capítulo 54#
  65. El camino de los reyes capítulo 56#
  66. a b El camino de los reyes capítulo 60#
  67. El camino de los reyes capítulo 64#
  68. a b El camino de los reyes capítulo 66#
  69. El camino de los reyes capítulo 67#
  70. a b El camino de los reyes capítulo 68#
  71. El camino de los reyes capítulo 69#
  72. Palabras radiantes capítulo 23#
  73. Palabras radiantes capítulo 25#
  74. a b Palabras radiantes capítulo 32#
  75. Palabras radiantes capítulo 37#
  76. a b Palabras radiantes capítulo 44#
  77. Palabras radiantes capítulo 46#
  78. Palabras radiantes capítulo 50#
  79. Palabras radiantes capítulo 51#
  80. a b Palabras radiantes capítulo 55#
  81. Palabras radiantes capítulo 59#
  82. Palabras radiantes capítulo 63#
  83. Palabras radiantes capítulo 67#
  84. Palabras radiantes capítulo 75#
  85. a b Palabras radiantes capítulo 76#
  86. Palabras radiantes capítulo 79#
  87. Palabras radiantes capítulo 80#
  88. Palabras radiantes capítulo 82#
  89. Palabras radiantes capítulo 83#
  90. Palabras radiantes capítulo 84#
  91. Palabras radiantes capítulo 86#
  92. Palabras radiantes capítulo 87#
  93. Palabras radiantes capítulo 88#
  94. Juramentada capítulo 2#
  95. Juramentada capítulo 4#
  96. Juramentada capítulo 9#
  97. a b Juramentada capítulo 15#
  98. Palabras radiantes capítulo 22#
  99. Juramentada capítulo 27#
  100. Juramentada capítulo 29#
  101. Juramentada capítulo 32#
  102. a b Juramentada capítulo 61#
  103. Juramentada capítulo 83#
  104. a b Juramentada capítulo 84#
  105. a b Juramentada capítulo 85#
  106. a b Juramentada capítulo 87#
  107. a b c Juramentada capítulo 89#
  108. Juramentada capítulo 93#
  109. Juramentada capítulo 97#
  110. Juramentada capítulo 102#
  111. a b Juramentada capítulo 108#
  112. Juramentada capítulo 110#
  113. Juramentada capítulo 112#
  114. Juramentada capítulo 115#
  115. Juramentada capítulo 117#
  116. a b Juramentada capítulo 119#
  117. a b c Juramentada capítulo 121#
  118. El ritmo de la guerra capítulo 2#
  119. El ritmo de la guerra capítulo 4#
  120. El ritmo de la guerra capítulo 5#
  121. a b El ritmo de la guerra capítulo 7#
  122. El ritmo de la guerra capítulo 8#
  123. El ritmo de la guerra capítulo 9#
  124. El ritmo de la guerra capítulo 13#
  125. El ritmo de la guerra capítulo 15#
  126. El ritmo de la guerra capítulo 16#
  127. El ritmo de la guerra capítulo 17#
  128. El ritmo de la guerra capítulo 19#
  129. El ritmo de la guerra capítulo 20#
  130. El ritmo de la guerra capítulo 24#
  131. a b c El ritmo de la guerra capítulo 30#
  132. El ritmo de la guerra capítulo 75#
  133. El ritmo de la guerra capítulo 78#
  134. El ritmo de la guerra capítulo 82#
  135. a b c d El ritmo de la guerra capítulo 87#
  136. a b El ritmo de la guerra capítulo 90#
  137. a b El ritmo de la guerra capítulo 93#
  138. a b El ritmo de la guerra capítulo 115#
  139. Calamity Austin signing
    Arcanum - 2016-02-25#
  140. Palabras radiantes capítulo 71#
  141. Juramentada capítulo 69#
  142. Juramentada capítulo 95#
  143. a b El ritmo de la guerra capítulo 38#
  144. El ritmo de la guerra capítulo 106#
  145. El ritmo de la guerra capítulo 108#
  146. a b Episode 7.24 - Project in Depth: Way of Kings
    Writing Excuses - 2012-06-10#
  147. The Way of Kings Prime capítulo 1#
  148. Stormlight Three Update #4
    Arcanum - 2016-10-09#
  149. WorldCon 76
    Arcanum - 2018-08-18#
  150. Juramentada capítulo 49#
  151. YouTube Livestream 5
    Arcanum - 2020-03-16#
  152. General Twitter 2019
    Arcanum - 2019-10-10#
  153. YouTube Livestream 2
    Arcanum - 2020-01-20#
  154. YouTube Livestream 16
    Arcanum - 2020-08-20#
  155. JordanCon 2021
    Arcanum - 2021-07-16#
A este artículo le falta información. Por favor, ayuda a The Coppermind a expandirla.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, rellena el siguiente formulario para decirnos el artículo en el que lo has visto y que podamos solucionarlo cuanto antes. Si quieres ayudarnos a mantener activo el proyecto de traducción, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo a través de este formulario .