Batalla de Narak

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo


Batalla de Narak
Parte de Guerra de la Venganza
Battle of Narak.jpeg
Fecha Ishishach 1173[1]
Participantes Dalinar, Adolin, Kaladin, Shallan Davar, Puente Cuatro, Eshonai, Aladar, Roion
Efectos Tormenta eterna desencadenada, descubierto el camino a Urithiru.
Región Llanuras Quebradas
Lugar Narak
Mundo Roshar
Universo Cosmere
Parece que esta página necesita actualizarse con nueva información de El ritmo de la guerra!
¡Ten cuidado! Es posible que en su estado, no contenga toda la información adicional todavía.

La batalla de Narak es un acontecimiento importante durante la Guerra de la Venganza en Roshar. La batalla puso fin a la guerra y dio paso a la Auténtica Desolación.

Antecedentes

En un intento de unir a los altos príncipes, poner fin a la guerra de la Venganza y cumplir el Pacto de la Venganza, el alto príncipe Dalinar Kholin propuso un asalto conjunto en las profundidades de las Llanuras Quebradas.[2] Los ejércitos de Aladar, Kholin, Roion, y Sebarial abandonaron los campamentos de guerra para encontrar a los parshendi y derrotarlos.[3] Partieron durante el Llanto, un período de cuatro semanas sin alta tormenta.[4]

Los parshendi, mientras tanto, habían descubierto la forma tormenta, una nueva y poderosa forma, que la mayoría de ellos había adoptado. Unos pocos parshendi se negaron, al ver los efectos que tenía la forma tormenta, y escaparon de Narak.[5] Los parshendi, bajo el liderazgo de Eshonai, se prepararon entonces para convocar una tormenta y matar a los alezi a su llegada.[6]

De camino a Narak, Shallan Davar reveló a Dalinar sus habilidades como Tejedora de Luz.[7] Cuando los alezi llegaron a Narak, se encontraron con Rlain, quien les dijo que algo les había ocurrido a los parshendi, convirtiéndolos en monstruos.[8] Dalinar encargó entonces a Shallan que encontrara la Puerta Jurada a Urithiru para que el ejército alezi pudiera escapar si la batalla se volvía en su contra.[6]

Los alezi atacaron entonces Narak. Los parshendi estaban repartidos en tres mesetas diferentes, y los alezi se dividieron para atacar a los tres grupos al mismo tiempo. Los ejércitos dirigidos por el alto príncipe Roion, el alto príncipe Aladar y el príncipe Adolin Kholin se enfrentaron a los parshendi. El propio Dalinar se quedó en una cuarta meseta para comandar la batalla.[6]

La batalla

por Христо Чуков (Hristo Chukov)
Kaladin y Szeth luchando en la tormenta eterna

La batalla fue dura para los alezi, ya que la forma tormenta de los parshendi los hacía más poderosos y les permitía lanzar rayos rojos a sus enemigos. Tras recibir el consejo de Rlain, Dalinar ordenó a las tropas alezi que mataran a los grupos de cantores de la retaguardia parshendi para así evitar que terminaran su canción. Adolin, a pesar de haber perdido a su montura Sangre Segura,[6] consiguió derrotar a un grupo de cantores emboscándolos por la espalda. A continuación, se enzarzó en un duelo con Eshonai,[9] que terminó con la caída de ambos por un abismo. Adolin fue rescatado por los hombres del puente Cikatriz y Drehy,[10] mientras que Eshonai desapareció y más tarde se ahogó.[11]Sin embargo, en la meseta de Roion, los parshendi ganaron y consiguieron matar a Teleb, uno de los portadores de esquirlada Kholin.[12]

Shallan sospechaba que, en una meseta perfectamente redonda, que no encajaba en el patrón de las Llanuras Quebradas, se encontraba la Puerta Jurada.[6] Junto con el príncipe Renarin Kholin, y un equipo de soldados y eruditos,[9] Shallan fue dicha meseta y descubrió la Puerta Jurada.[10] Después de esforzarse para activarla, descubrió que funcionaba como un fabrial y que se requería una hoja esquirlada viva para operar la puerta.[13]

Mientras la batalla continuaba, Adolin se encontró con Szeth, enviado en secreto por Taravangian para matar a Dalinar.[10] Adolin se enfrentó a él en combate. Mientras tanto, las fuerzas de Roion estaban perdiendo y Aladar consiguió derrotar a los parshendi en su meseta. Sin embargo, la victoria llegó demasiado tarde, ya que los parshendi que cantaban consiguieron convocar la tormenta eterna. El Padre Tormenta decidió convocar una inesperada alta tormenta; las dos tormentas se acercaron desde distintas direcciones, dispuestas a chocar sobre Narak.[14]

Szeth y Adolin llegaron a donde estaba Dalinar justo cuando Szeth derrotó a Adolin. A continuación, atacó a Dalinar, que logró contenerlo temporalmente antes de recibir ayuda de Roion y un grupo de soldados. Szeth los abatió y mató a Roion, antes de ser atacado por Dalinar, Adolin y una fuerza de hombres del puente. A pesar de la diferencia numérica, Szeth consiguió lanzar a Dalinar hacia el cielo, lo que debía matarlo después de que la luz tormentosa se desvaneciera y cayera de nuevo al suelo. Sin embargo, Kaladin llegó y salvó a Dalinar antes de enfrentarse a Szeth.[14] Dalinar dirigió entonces la retirada de los alezi hacia la Puerta Jurada.[13] Los ejércitos lograron escapar antes de que las tormentas chocaran. Kaladin y Szeth utilizaron la potenciación para luchar por encima de las tormentas. Al final, Kaladin derrotó a Szeth, y recuperó su hoja de Honor.[15]

Consecuencias

Kaladin llegó a la meseta de la Puerta Jurada con la hoja de Honor y encontró a los otros hombres del Puente Cuatro, quienes le explicaron cómo manejar la Puerta Jurada. Luego se reunió con los supervivientes de la batalla en Urithiru.[15]

Mientras tanto, el cuerpo de Szeth fue encontrado y revivido por Nale, quien le concedió a Szeth un lugar entre los Rompedores del Cielo y le concedió el uso de Sangre Nocturna.[16]

Cuatro de los restantes campamentos de guerra (los de Bethab, Hatham, Ruthar, y Sadeas) huyeron a Urithiru por orden de Dalinar tras la noticia del descubrimiento de la ciudad y la amenaza de la tormenta eterna, agolpándose en la ciudad aún inexplorada.[15][17] El alto príncipe Hatham consiguió recargar sus esferas en la inesperada alta tormenta antes de huir, lo que le proporcionó una gran riqueza mientras los Radiantes se afanaban por conseguir luz tormentosa en medio del Llanto.[18]

Las fuerzas alezi en la batalla fueron diezmadas, y mientras Dalinar intentaba establecer Urithiru como un lugar de orden en el mundo, los altos príncipes Thanadal y Vamah, los que tenían las fuerzas militares más fuertes que quedaban, se quedaron atrás en los campamentos de guerra y se negaron a prestar su apoyo.[17]

Los Hijos de Honor consideraron la batalla como una victoria para ellos, ya que habían estado trabajando para el regreso de los Portadores del Vacío y una nueva Desolación.[16]

La batalla también fue una victoria para los Sangre Espectral ya que su objetivo inmediato había sido el descubrimiento de Urithiru. Mraize descubrió la verdadera identidad de Velo cuando Shallan manifestó sus poderes durante la batalla, lo que le llevó a tentarla para que se uniera correctamente a sus filas.[16]

Notas

La Guerra de la Venganza
Batalla de la Torre Batalla de Narak Fin de la guerra
Inicio de la Auténtica Desolación
A este artículo le falta información. Por favor, ayuda a The Coppermind a expandirla.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.