Inspiration by botanicaxu.jpg

Delius

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.


Delius
Familia
Hijos Hijo
Títulos Lord almirante (antiguamente)
Grupo Taishin (antiguamente), Timón
Residencia Kezare
Etnia del Lado Diurno
Nacionalidad de Lossand
Mundo natal Taldain
Universo Cosmere

Delius es el antiguo lord almirante, taisha del Timón, en el Lado Diurno de Taldain.[1]

Apariencia y personalidad

Delius tiene el pelo largo y castaño y barba incipiente en la cara. Mantiene la fachada de un borracho empedernido, bebiendo constantemente, o como él dice, derrochando vino. Lleva un abrigo azul sobre una camisa blanca y pantalones marrones. Lleva consigo una espada ornamental enfundada en la cintura y sujeta por una larga correa para el hombro.[1]

Historia

Sí. Cometí dos veces el mismo pecado, el del éxito.

—Delius a Kenton.[2]

De joven, Delius fue miembro del Gremio. Tenía mucho éxito y le faltaban 20.000 laks para convertirse en el próximo lord mercader. Vey le propuso que financiaran juntos una mina de piedralak. Delius puso toda su fortuna y esfuerzo en el proyecto en vano. Tras cinco años infructuosos, Delius, arruinado, se vio obligado a vender la mina a su socio, Vey. Una semana después, Vey encontró una veta de piedralak, y con la fortuna que pronto ganó con la mina, se convirtió en el nuevo lord mercader.[2]

Tenía naves por valor de cientos de laks y me lo quitaron todo, Kenton. Voy a hacer que se arrepientan de esa decisión...

—Delius a Kenton.[2][NdT 1]

Delius abandonó el Gremio disgustado y se unió al Timón. En una década había amasado una gran flota de barcos mercantes, una de las mayores de todo Lado Diurno. Sin embargo, durante su estancia en allí descuidó la importancia del Círculo de Navieros, que le arrebató toda su fortuna al "honrarle" con el cargo de lord almirante. Como lord almirante no se le permitió ninguna posesión y el Timón le proporcionó tres cosas: una casa, un barco cuando lo necesitara y toda la comida y bebida que quisiera. En cuanto asimiló el impacto, Delius empezó a planear su venganza y su regreso. Como venganza por lo que le hicieron, se convirtió en un borracho, bebiendo botella tras botella de vino caro a costa del Timón. Hizo que su hijo comprara una nueva flota de barcos a su nombre para eludir las restricciones del Timón sobre lo que podía poseer. "Contrató" a su hijo como mayordomo y preparó documentos que, al firmarlos, transferirían la propiedad de la flota de su hijo a él. Hizo que llevara consigo estos documentos en todo momento y esperó la oportunidad de contraatacar al Timón.[2]

Mientras siga oponiéndome a Vey, sé que hago algo bueno… aunque no preste demasiada atención a los sucesos concretos.

—Delius a Kenton.[1]

Debido a su odio hacia Vey, durante todo su tiempo como Taisha se opondría a él de todas las formas posibles, en cada votación del consejo votaba lo contrario, sin importarle las consecuencias para él o para el Timón.[1] En la primera votación de los Taishin sobre el tema, fue el único que votó a favor de la permanencia del Diem.[3]

El Timón envió a dos mensajeros a visitar su casa en Kezare para intentar convencerle de que frenara su consumo de alcohol debido al coste y la desgracia que estaba causando a su Oficio. Llamó aburridas sus sugerencias y se negó a escucharlas. Cuando los dos mensajeros se marchaban, llegó lord mastrell Kenton con Aarik y Ais para reunirse con él. Delius ofreció a cada uno de ellos un poco de vino para beber, Kenton lo rechazó, pero Aarik aceptó encantado. Kenton preguntó a Delius, sin rodeos, si votaría por él en la próxima consulta sobre el destino del Diem. Delius respondió que iba a votar lo contrario de lo que votara Vey, y que por mucho que le convencieran no cambiaría de opinión. Kenton lo intentó, pero Delius le dijo que simplemente prefería no pensar en ello. Cuando se marcharon, Delius y su hijo hablaron de la situación política de Lossand. Su hijo le explicó que la mayoría de los kelzin son kerztianos y, por tanto, odian al Diem y a sus maestros de la arena.[1]

Delius, el único hombre de Lossand capaz de caer borracho antes de que la fiesta empiece siquiera.

—Kenton a Khriss.[4]

Delius invitó a Kenton y a su "belleza del Lado Oscuro", Khriss, a un baile que organizaba en honor de Kenton.[5] En el baile, Delius se levantó tembloroso y, con dificultad para hablar, anunció que votaría por el Diem en la próxima consulta. En cuanto terminó, se desplomó sobre el suelo, borracho como una cuba. El hijo de Delius y otros ayudantes le ayudaron a volver a una silla para recuperarse.[4] Una vez recuperado, él y su mayordomo fueron a reunirse con Kenton y Khriss, que habían tomado asiento fuera, junto a la fuente. Kenton presentó a Delius a Khriss y los tres hablaron de las diferencias entre la vida social del Lado Diurno y la del Lado Oscuro. Cuando Kenton expresó a Delius su frustración con el otro taishin, éste le explicó que probablemente se debía a que el A'Kar planeaba cortar todo el comercio entre Kerzta y Lossand si ganaba la elección dentro de unas semanas. Sin embargo, se rumoreaba que los A'Kar reconsiderarían esta postura si Lossand se libraba de los maestros de la arena.[6]

Ese hombre es más que un borrachín zarrapastroso. O tiene el potencial de serlo.

—Khriss a Kenton.[6]

Kenton expresó su sorpresa por el hecho de que Delius votara a favor del Diem, ya que iba muy en contra de los intereses de su Oficio. Delius dijo que era evidente que Kenton no sabía mucho sobre su posición, y se marchó, diciéndoles que comieran todo lo que quisieran y que "derrocharan" algo de vino por él.[6]

Más tarde, de vuelta en el Diem, Kenton leyó los estatutos del Timón y descubrió lo que realmente implicaba el cargo de lord almirante. Descubrió que el cargo no poseía ningún poder real, que todo el poder del Timón pertenecía al Círculo de Navieros y que el cargo de lord almirante no era más que una figura decorativa. Cuando el Círculo elige a un nuevo lord almirante, un "honor" que éste no puede rechazar, pierde todas sus posesiones y se le prohíbe poseer bienes. Lo único que se le da es una casa en la que vivir, un presupuesto ilimitado para comida y bebida, y cualquier barco cuando lo desee. Se da cuenta de que Delius está tan atrapado como él, y su extravagante estilo de vida no es más que una forma de vengarse del Círculo por lo que le hicieron.[7]

Más tarde, cuando Kenton intentaba alquilar un barco para ir a Lraezare a buscar a Vey y se veía bloqueado por el capitán del muelle NaiMeer, que no le permitía zarpar, Delius llegó con su mayordomo para requisar un barco para él. Le dijo a Kenton que, espontáneamente, había decidido hacer una visita al Círculo de Navieros de Lraezare, e invitó a Kenton a acompañarle en su viaje. Kenton dijo que él también iba allí, Delius comentó que era una coincidencia notable, y zarparon hacia Lraezare.[2]

Si robas su fortun a un hombre a cambio de un título ridículo denigrado por el resto del país… y luego le dejas cinco años para cocerse en su odio… preocúpate de no concederle ni una oportunidad de vengarse.

—Delius al Círculo de Navieros.[2]

Durante el viaje, Delius le contó a Kenton toda su historia con Vey, el Gremio, el Timón y cómo se convirtió en lord almirante. Cuando llegaron a Lraezare se enteraron de que Vey está escondido en casa de Lokkall, el jefe del Círculo de Navieros, y su grupo se dirigió a su casa. Mientras Kenton, Ais y Vey están arriba discutiendo sus asuntos, Delius y Lokkall tienen su propio enfrentamiento. Lokkall le dijo a Delius que el Timón había tenido "necesidad" de su barco y éste había zarpado, dejándole abandonado en Lraezare. Delius respondió que simplemente utilizaría sus poderes para requisar otra nave. Lokkall le informó de que, por decisión unánime, el Círculo había decidido que ya estaba harto de sus payasadas de borracho y lo destituía de su cargo. Delius confirmó con Lokkall que hablaba en serio y luego se volvió hacia su mayordomo y le pidió los "documentos". Los firmó y se los dio a Ais para que los revisara y confirmara que estaban en orden. Entonces anunció que ahora era propietario de una gran flota de barcos, doce de los cuales se encontraban actualmente en Lraezare. Dijo que, aunque tenía prohibido poseer bienes, los estatutos del Timón no decían nada de sus sirvientes, aunque fueran sus propios hijos. Dio instrucciones a su hijo para que comandara su flota y monopolizara el acceso al puerto de Kezare durante el mes siguiente. Esta declaración sembró el pánico en el Círculo por las pérdidas que esto les ocasionaría. Delius propuso a Lokkall como nuevo lord almirante, diciendo que si el Círculo estaba de acuerdo reconsideraría su precipitada orden y no bloquearía Kezare después de todo. El Consejo aceptó por unanimidad y nombró a Lokkall nuevo lord almirante. Delius le dijo a Lokkall que era misericordioso y que le guardaría todas sus posesiones, y que si votaba a favor del Diem nombraría a un nuevo Lord almirante y le devolvería sus posesiones. Kenton preguntó a Delius por qué ayudaba tanto al Diem, y este respondió que empatizaba con la difícil situación que tenían ante unas probabilidades imposibles, y que lo que se había hecho al Oficio no estaba bien. El grupo zarpó de vuelta a Kezare a bordo de uno de los barcos de Delius.[2]

Durante el viaje fueron atacados por asesinos kerztianos que intentaban matar a Kenton. Después de que Aarik acudiera al rescate, Delius quiso arrojar los cadáveres al río y continuar su camino, pero Ais protestó diciendo que necesitaban un entierro kerztiano adecuado. Como no quería empezar otra pelea, Delius se lo permitió a regañadientes.[8]

Delius asistió al duelo de Kenton con Drile y a la votación de los Taishin que siguió para asegurarse de que Lokkall cumplía su parte del trato.[9]

Citas

¡Aburrido, aburrido y aburrido! No, afrontaré el mundo borracho o no lo afrontaré. Gracias por la sugerencia, pero dado que la considero necia, voy a rechazarla.

—Delius a dos mensajeros que le envió el Timón.[1]

Mayordomo, ¿podríamos derribar unos pocos edificios para que la vista sea más pintoresca?

—Delius to his sona su hijo.[1]

Este mundo me ha dado poco en lo que tener fe, lord mastrell. Quienes creía que eran mis amigos me traicionaron. El oficio que pensé que me protegería me despojó de mi vida a cambio de esta estúpida farsa. Quizá encontréis en ello una lección.

—Delius a Kenton.[2]

Notas del traductor

  1. Es una traducción libre del equipo de traducción, ya que pertenece a la versión original de Arena Blanca, no a la edición omnibús que tenemos en español

Notas

¡Esta página está probablemente completa!
Esta página contiene casi todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
El contenido no ha sido revisado todavía.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.