Inspiration by botanicaxu.jpg

Hwanji

De La Coppermind
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.


Hwanji
Fallecido [1]
Capacidades Pesadilla
Nacionalidad de Torio
Mundo natal Komashi
Universo Cosmere
Presentado en Yumi y el pintor de pesadillas

Hwanji es una joven de Torio que trabaja como asistente de la yoki-haijo Yumi.[2]

Apariencia y personalidad

Hwanji parece tener unos veinte años. Es bajita, regordeta y de tez muy pálida. Tiene la cara redonda y lleva el pelo recogido en un moño.[3][4]

A Hwanji le gusta tararear mientras asiste a Yumi.[5]

Historia

Hwanji es de una aldea de Torio. En algún momento, académicos de la universidad de Ciudad Torio acudieron a su aldea y la ayudaron con las enfermedades de los cultivos.[6] Con el tiempo se convirtió en asistente de la yoki-haijo Dwookim, que era muy partidaria del movimiento reformista. Tras la jubilación de Dwookim, Hwanji se convirtió en asistente de Yumi, a las órdenes de Liyun. Sus deberes incluían alimentar, bañar y vestir a Yumi, así como escoltarla, satisfacer necesidades como el agua y realizar otros actos de servicio. Tras la activación de la máquina, Hwanji se convirtió en una pesadilla.[6]

Hwanji siguió atendiendo a Yumi durante los siglos siguientes, bajo la dirección de la máquina, hasta el momento en que Yumi y Nikaro se vincularon. Hwanji fue el primer sujeto que Nikaro utilizó cuando empezó a pintar durante la oración ritual mientras ocupaba el cuerpo de Yumi.[7] Hwanji empezó a temer que Liyun asumiese que era responsable de alentar las acciones rebeldes de Yumi. Habló con Yumi sobre esta preocupación y, a regañadientes pero con respeto, le explicó el movimiento reformista tras darse cuenta de que la yoki-haijo desconocía por completo el movimiento.[7] Cuando Nikaro y Yumi decidieron enfrentarse a los académicos, Hwanji agarró con entusiasmo el brazo de Nikaro y expresó su desconfianza hacia estos que se encontraban actualmente en la aldea.[6] Hwanji fue la última pesadilla que Nikaro pintó durante la batalla de Kilahito.[8]

Notas

¡Esta página está probablemente completa!
Esta página contiene casi todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
El contenido no ha sido revisado todavía.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.