Inspiration by botanicaxu.jpg
Stormlight Decal Swords.svg

Visiones de Dalinar

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon. La información sobre libros que aún no se han publicado, como las novelas secretas que se publicarán en 2023, está permitida solo en páginas muy específicas. Para obtener más detalles, consulta nuestra política de spoilers. Para ver una versión anterior de la wiki sin spoilers de un libro, ve a Máquina del tiempo

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.


Visiones de Dalinar
Choose a Side.jpg
Relacionado con Padre Tormenta, Honor, Orden de los Forjadores de Vínculos
Mundo Roshar
Universo Cosmere
Aparece en El archivo de las tormentas
Parece que esta página necesita actualizarse con nueva información de Juramentada!
¡Ten cuidado! Es posible que en su estado, no contenga toda la información adicional todavía.

Las visiones de Dalinar fueron una serie de episodios cortos de Dalinar, y previamente de Gavilar,[1] que ambos experimentaban durante las altas tormentas.

Altas tormentas y visiones

Después de escuchar lecturas de El camino de los reyes Dalinar comenzó a experimentar extraños episodios durante cada alta tormenta. Cuando la muralla de la tormenta golpeaba, Dalinar sentía que había sido transportado a otro sitio. Las personas con las que interactuó no lo veían a él sino a alguien más que ocupaba su lugar. Estas visiones le parecieron reales, ya que podía sentir dolor. Las visiones frecuentemente representaban lugares en los que nunca había estado ni de los que había oído hablar, o eran lugares a los que se hacía referencia con nombres antiguos. También vió a los legendarios Caballeros Radiantes vivos y en acción. Supuso que las visiones eran de Desolaciones anteriores ocurridas durante los Días de las sombras.[2] Dalinar no podía invocar su hoja esquirlada durante la visión.

En un principio, Dalinar sentía que se estaba volviendo loco mientras sufría estas visiones. Con el tiempo, Dalinar se ofreció para ser atado a una silla, a causa de que deliraba y daba patadas.[3] Verlo era desconcertante, y Renarin le dijó que hablaba en galimatías durante este tiempo.[4] Though Aunque Dalinar pensó que sus visiones podrían haber sido enviadas por el Todopoderoso, vaciló sobre ello, sintiéndose inseguro. Intentó hablar con los fervorosos, pero no le dieron ninguna solución. Sintiendo que estaba perdiendo la cabeza, Dalinar decidió abdicar de su posición como Alto Principe en favor de Adolin.[5] En una discusión sobre este tema, Renarin sugirió que tenían que intentar probar si las visiones eran mentira o contenían algunas referencias reales. Decidieron preguntar a Navani si podía documentar estas visiones.[4]

Esta decisión llevó al descubrimiento de Navani de que Dalinar no decía tonterías durante sus visiones. Durante la primera visión que presenció, él habló en Canto del alba. Esto se consideró prueba de que sus visiones eran reales. El Canto del alba era una lengua extinta en Roshar, pero no había ninguna clave de traducción para que los eruditos pudieran estudiarlo. Dado que Dalinar no tenía conocimiento previo del Canto del alba, llegaron a la conclusión de que su mente no podría estar fabricando las visiones.[6] Como efecto colateral, Navani está segura de que este descubrimiento ayudaría a traducir un viejo libro llamado Analéctica.

El rol del Padre Tormenta

Después de asentarse en Urithiru, el Padre Tormenta revela a Dalinar que es capaz de controlar y elegir quién sufre las visiones. Dalinar fue capaz de traer a otras personas a las visiones junto a él, usando inicialmente esta habilidad para hacer contacto con gobernantes para ayudar a construir la alianza entre naciones. Una vez, Odium fue a verlo en una visión. Tras esto, consideraron que las visiones eran demasiado peligrosas y solo fueron a estas para traer a Venli y tratar de hacer un pacto con los Portadores del Vacío. Sin embargo, Odium interrumpió dicha reunión.

El Padre Tormenta se imaginó un lugar para que Dalinar pudiera tratar planes con él. El cielo es de un negro profundo y la tierra de una interminable piedra blanca. Los objetos e incluso la gente están hechos de humo que se eleva del suelo y se disipa lentamente. Este lugar representa cómo se imagina el Padre Tormenta las ideas cognitivas muriendo cuando los seres cognitivos ya no las usan.[7]

Las afirmaciones de las visiones

Todas las visiones compartían el reto lanzado por una voz desconocida:

Debes unirlos—le habían dicho las extrañas y resonantes palabras—. Tienes que prepararte. Hacer de tu pueblo una fortaleza de fuerza y paz, una muralla para resistir los vientos. Dejad de pelear y uníos. Se avecina la Tormenta Eterna.

—Memoria de Dalinar de una de sus visiones[8]

A partir de la declaración compartida por las visiones, Dalinar llegó a la conclusión de que tenía que unir a los altos príncipes de Alezkar ya que sólo entonces la humanidad tendría una oportunidad de hacer frente a los siguientes eventos. Las visiones llevaron a Dalinar a la decisión de intentar refundar a los Caballeros Radiantes.

Visiones mencionadas y registradas

Lluvia de estrellas

Eso es importante. No dejes que la disputa te consuma. Sé fuerte. Actúa con honor, y el honor te ayudará.

—El Todopoderoso al final de la visión de Lluvia de estrellas[7]

Durante esta visión Dalinar se encuentra en el rol de un hombre,Heb, que vivía con su esposa y su hija, presuntamente durante la llegada de una Desolación. Heb y su mujer fueron atacados por las Esencias de Medianoche, pero lograron llegar ilesos a su casa. Dos de esas bestias los siguieron, y después de que Heb (Dalinar) luchará contra ellos usando un atizador de metal, Heb agarró a su esposa y su hija y huyó de la casa. Poco tiempo después fueron rodeados por Esencias de la Medianoche. Cuando él y su familia pensaron que todo estaba perdido, llegaron dos Caballeros Radiantes. Uno, un Corredor del Viento, inmediatamente empezó a luchar contra las bestias, mientras que el segundo, un Custodio de Piedra usó un fabrial de Progresión para curar a Heb y a su familia antes de unirse a su compañero en su lucha contra las Esencias de la Medianoche. Sintiéndose bien otra vez tras curarse, Heb se une a la batalla, y los tres luchan contra ellos. El Caballero Radiante masculino preguntó a Heb acerca de sus extrañas posturas de batalla y lo invitó a ir a Urithiru, donde se reunían los Caballeros Radiantes, porque necesitaban a todo aquel que pudiera luchar.[2] Dalinar también le hizo preguntas a la Caballero Radiante femenina.

Esta fue la decimosegunda visión de Dalinar.[2]

Vuelve a visitar esta visión durante su reunión con la Reina Fen Rnamdi, y le ordena al Padre Tormenta permitir a Fen experimentarla como él lo hizo para poder hablar después.[7][expandir]

Un camino hacia el sol

Dalinar estaba en el rol de un soldado llamado Leef, en un fuerte conocido como Fortaleza de la Fiebre de Piedra. Él presenció a las órdenes de los Corredores del Viento y los Custodios de Piedra abandonar sus armaduras y hojas esquirladas, abandonando su deber con la gente de Roshar. Aunque Dalinar trata de obtener una explicación de su deserción a los antiguos Caballeros Radiantes, no recibió ninguna. La voz le dijo “estos acontecimientos pasarán a la historia” y Dalinar asumió que acababa de ver el Día de la Traición.[4]

Dalinar vuelve a visitar la fortaleza cuando se reúne con Yanagawn y les muestra la visión a Navani y Jasnah.[9] Después de la conversación con Gawx, Dalinar regresa a la visión para encontrarse por primera vez con el avatar dorado de Odium, y entonces aparece Lift.[10][expandir]

Lo que no podemos tener

En esta visión Dalinar vio las secuelas de una Desolación. Su papel fue el de un hombre llamado Karm, un consejero del rey, probablemente del mismo Nohadon. Nohadon se entristeció de la gran destrucción causada por la reciente Desolación, notando que los reinos de Tarma y Eiliz probablemente caerían por la pérdida de población, dándose cuenta Dalinar que no había oído hablar de ninguno de los dos. El rey también dudaba qué hacer con los potenciadores, y cómo podía proceder para que estos actuaran de forma más honorable. Aunque el rey era más joven de lo que Dalinar imaginaba que Nohadon sería, y rechazó la idea de escribir un libro por absurda, Dalinar estaba seguro de estar en lo correcto al decir que él era Nohadon. El rey mencionó que todos sus escribas fueron asesinados después de que Yelig-nar irrumpiera en su cancillería. Finalmente este hombre decidió unir a la gente para que pudieran resistir mejor a futuras Desolaciones.[6]

Dalinar iba a volver a visitar esta visión cuando el Padre Tormenta le dice que puede compartirlas con cualquiera.[11] Intencionadamente, vuelve a visitarla para reunirse con Venli hasta que la visión es destruida por Odium.[12][expandir]

Desde lo alto

Esta es la primera visión que Dalinar experimenta, aunque luego tiene problemas para recordarla. La vuelve a ver más tarde en la Batalla de la Torre. En esta visión, un hombre se sitúa al lado de Dalinar, enseñándole qué podría pasar en el futuro, aunque admite que Cultivación es mejor que él viendo el futuro. Entonces, finalmente, Dalinar se da cuenta de que esta voz, este hombre, en realidad nunca había sido capaz de oírlo, explicando porque nunca había contestado a sus preguntas. Este hombre le cuenta a Dalinar que él es el Todopoderoso y que Odium lo ha matado.[13]

Tomadora de secretos

Tras la Batalla de la Torre, Dalinar tuvo una visión en la que se vio a sí mismo como un soldado, marchando con varios soldados a través de una masa de agua poco profunda que él creía que era Lagopuro. Se dirigían hacía una enorme fortaleza, la cual no se sabía que existiera en Lagopuro en tiempos modernos; y buscaban a un spren que actuara diferente. Mencionan que Sja-anat puede hacer que los spren actúen raro. Dalinar vio a un spren con los ojos rojos, seguido inmediatamente por otro gran spren que dio vida a una gran masa de piedra, que se desprendió del lecho del lago para atacarlos. Los soldados mencionan que ese monstruo era un tronador.[14][expandir]

Personas rotas

Dalinar tuvo esta visión por primera vez cuando pensaba que las visiones eran simples pesadillas. Después de enviar a la Reina Fen a la visión de lluvia de estrellas, Dalinar vuelve a esta. Luchó contra un grupo harapiento de soldados y tras terminar la batalla se encontró con un Custodio de Piedra y lo vio usar la Potencia de la Cohesión antes de traer a Navani y Jasnah a la visión. El Padre Tormenta les confirma que esta es una visión de la Última Desolación.[15] Más tarde, a petición suya, Dalinar envía a la Reina Fen a esta visión sola antes de que decidiera si visitar Urithiru.[16] [expandir]

Notas

A este artículo le falta información. Por favor, ayuda a The Coppermind a expandirla.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, rellena el siguiente formulario para decirnos el artículo en el que lo has visto y que podamos solucionarlo cuanto antes. Si quieres ayudarnos a mantener activo el proyecto de traducción, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo a través de este formulario .