Trampero

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo


Trampero
Relacionado con Eelakin, Panteón
Mundo de origen Primero del Sol
Universo de origen Cosmere

Los tramperos son cazadores-sacerdotes del Panteón en Primero del Sol.[1]

Los tramperos son étnicamente eelakin. Son exclusivamente masculinos, con la excepción (posiblemente apócrifa) de Yaalani la Valerosa. Están muy especializados en vivir solos en la jungla y, por lo general, rehúyen la civilización. Hay unos cientos de tramperos en activo, y son los únicos que crían pájaros mágicos conocidos como aviares.[1]

Formación

Desde una edad temprana, los tramperos son entrenados por un mentor mayor en las múltiples habilidades necesarias para sobrevivir y tener éxito en el Panteón. Su formación tiene lugar en Sori, la menos peligrosa de las islas. El Panteón no tiene asentamientos, y los tramperos deben aprender a ser completamente autosuficientes, proporcionándose su propia comida, agua y refugio. Adquieren un conocimiento enciclopédico de la mortífera flora y fauna de las islas y de cómo evitar que los maten. También se vuelven muy hábiles rastreando, detectando y colocando trampas, y criando aviares. También mantienen la antigua habilidad eelakin de orientarse, y son capaces de viajar durante semanas en canoa con batangas. El mentor puede llevar al trampero más joven a otra isla del Panteón a medida que avanzan sus habilidades. Una vez formado, el trampero elige una de las otras islas, en la que cazará exclusivamente el resto de su vida.[1]

Comunión con las islas

Es culpa tuya, Patji. Somos tus sacerdotes, ¡y aun así nos odias! Odias a todos.

—Ocaso[1][NdT 1]

Los tramperos consideran el Panteón tierra sagrada, y actúan como sacerdotes de las islas. Una vez que eligen una isla concreta para trabajar, rara vez visitan otras. Perciben una "personalidad" distinta en cada una de las islas; Ocaso se dirige a Patji tanto en voz alta como en sus pensamientos como si hablara con una persona. También rezan y queman ofrendas a su isla elegida. Todos los tramperos mantienen una conexión con Sori, donde fueron entrenados; a veces pueden quemar ofrendas a Sori, y siempre son bienvenidos allí.[1]

Cultura

Los primeros tramperos abandonaron las islas natales para dirigirse al Panteón hace «siglos». Es de suponer que sufrieron algunos fracasos iniciales, pero con el tiempo llegaron a vivir en la mayoría de ellas, si no en todas, las más de cuarenta islas del Panteón.

Los tramperos llevan un estilo de vida excepcionalmente solitario y suelen pasar semanas sin hablarse. Los tramperos de una misma isla mantienen una rivalidad distante entre sí. Por lo general, sólo hay unos pocos tramperos trabajando en una isla determinada en un momento dado, y rara vez se ven, ya que prefieren mantener territorios separados. Se ignoran mutuamente en un encuentro directo, pero tienden trampas para intentar eliminar a sus competidores, por razones que ni siquiera ellos comprenden del todo.[1]

¿Por qué los nataleños siempre tienen que hablar, aunque no haya nada que decir?

—Ocaso[1]

Los tramperos son plenamente conscientes de que corren peligro de muerte en todo momento mientras están en el Panteón. Siempre llevan encima una pequeña libreta en la que detallan la ubicación de sus campamentos francos, trampas y aviares, para que otro trampero de paso pueda encontrarlos si mueren inesperadamente. Un rival siempre encontrará y cuidará el aviar de un trampero caído, incluso si fue su trampa la que le mató.[1]

Cuando los tramperos visitan las islas natales, se sienten como forasteros entre su propia gente. Los olores y sonidos de la civilización les resultan extraños. Creen que los habitantes de las islas natales hablan demasiado y están demasiado juntos, y no les gusta que a menudo oculten sus verdaderas emociones. Los tramperos no comprenden la necesidad de la erudición y la industrialización. Del mismo modo, los habitantes de las islas natales tienen ideas equivocadas sobre los tramperos y su modo de vida, considerándolos excéntricos y casi animales. El consejo de jefes que gobierna las islas natales parece haber tenido históricamente una política de no intervención con los tramperos, aunque el deseo de vender más aviares inspiró con el tiempo un cambio en su postura.[1]

Equipamiento

Los primeros tramperos vestían sencillos abrigos y sandalias y llevaban armas primitivas como garrotes. Aunque el papel básico de los tramperos no ha cambiado a lo largo de las generaciones, no temen aprovechar las nuevas tecnologías. Los tramperos modernos utilizan ropa resistente y machetes de acero, así como mochilas y otros equipos de supervivencia. Tras la llegada de los Venidos de Arriba, los tramperos incluso empezaron a utilizar nuevas innovaciones como máscaras de buceo, brújulas y cartas marinas. Los tramperos viajan a las islas natales o incluso al continente para comprar suministros y equipo.[1]

Campamentos francos

Los tramperos suelen mantener varios campamentos francos alrededor de la isla que eligen para vivir, todos ellos con trampas explosivas para mantener a raya a los tramperos rivales u otros intrusos. Los campamentos suelen ser pequeñas casas en los árboles con ventanas de red, equipadas con linternas, mantas y utensilios de cocina. Se cierran lo más herméticamente posible para impedir que entren animales, pero no pueden mantener alejados a insectos y arácnidos. Las pajareras para aviares también se encuentran en uno o varios de los campamentos seguros de cada trampero.[1]

Aviares

Quizá el conocimiento más importante que posee un trampero es la capacidad de atrapar y criar aviares. Conocen bien el comportamiento y la anatomía de los aviares, y crían a las aves en sus campamentos desde que son polluelos. Los aviares criados por humanos se acostumbran a su presencia y vuelven a sus nidos, aunque normalmente tienen libertad para ir y venir a su antojo. Se crían en parejas que anidan y el trampero se ocupa de sus polluelos cuando salen del cascarón. Los tramperos también buscan polluelos salvajes, pero hacerlo es mucho menos eficaz que criarlos.[1]

Todos los tramperos lo sabían. No podía capturarse a un ave antes de que hubiera visitado Patji. De lo contrario, no podría conceder ningún talento.

—Ocaso[1]

Los tramperos son los únicos que comprenden el origen de los «talentos», o poderes sobrenaturales, que pueden concederse a los aviares. Conocen el Ojo de Patji, aunque casi nunca lo visitan ellos mismos y es probable que desconozcan su verdadera naturaleza. La información sobre los talentos aviares y los dedos de Patji son secretos muy bien guardados entre los tramperos.[1]

Los tramperos también tienen la capacidad única de formar vínculos con varios compañeros aviares en vez de con uno solo. Consideran especiales a todos sus aviares, pero sus compañeros les conceden talentos y viajan con ellos a casi todas partes; un aviar con habilidades de blindaje mental como Kokerlii es casi indispensable debido a los muchos depredadores del Panteón que pueden leer la mente. Los aviares adicionales pueden conceder otros talentos mágicos que ayuden al trampero a sobrevivir. Los tramperos se familiarizan mucho con las personalidades de sus compañeros, y pueden entrenarlos para que realicen determinadas tareas.[1]

Las aves también son la única fuente de ingresos de los tramperos. Llevan pollos al mercado en las islas natales o en el continente. Debido a la peligrosidad del Panteón y al número relativamente bajo de tramperos, los pollos aviares han sido históricamente muy caros. Sin embargo, las innovaciones tecnológicas, procedentes en gran medida de los Venidos de Arriba, han permitido que más pollos lleguen al mercado, reduciendo su precio a pesar de que la demanda ha aumentado. Empresas mercantiles como la Compañía Comercial Intereses Norteños han intentado establecerse en el Panteón para intentar capturar aviares ellos mismos, a pesar de las advertencias de los tramperos.[1]

Notas del traductor

  1. Este fragmento está traducido por nuestro equipo, ya que no aparece en el libro en español

Notas

¡Esta página está completa!
Esta página contiene todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
Big Smooth (talk) 02:13, 30 de enero de 2022 (UTC)

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.