Inspiration by botanicaxu.jpg

T'Telir

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.


T'Telir
T'Telir by Geoff Shupe.jpg
Nación de Hallandren
Mundo Nalthis
Universo Cosmere

Era abrumador. Chillón. Una algarabía chillona y entusiasta.

—La primera impresión de Siri sobre T'Telir[1]

T'Telir es la capital de Hallandren en Nalthis.[2] Está situada en la costa y es conocida por su resplandor de colores debido a los tintes que se cultivan en la zona. Una persona de T'Telir se llama un T'Telirite.[NdT 1][3]

Geografía

Mapa de T'Telir tomado de un tapiz colgado en el palacio de Sondeluz el Audaz, hacia 327, no está hecho a escala.

La ciudad de T'Telir se encuentra en algún lugar de Hallandren, cerca de Idris.[4][5] Se encuentra en un clima tropical: la temperatura es bastante cálida, los animales y las flores de colores son comunes, y las inclemencias del tiempo son raras.[6][7] El crecimiento de las plantas en esta región se ve favorecido por la Investidura, al igual que en la Cuenca de Elendel;[8] una combinación de esta Investidura y el clima local es la razón por la que la jungla que rodea T'Telir es el único lugar en el que crecen las Lágrimas de Edgli.[9]

T'Telir está situada a orillas del mar Brillante. La ciudad está construida en forma de media luna alrededor de una bahía en este mar, lindando con el agua.[1] La ubicación de la ciudad en esta bahía, que la protege de las tormentas, la convierte en un puerto principal.

La zona próxima a T'Telir se caracteriza por sus palmeras y su suelo arenoso. Más allá de ese tramo, el paisaje da paso a una jungla.[1]

Lugares de referencia

Las murallas de la ciudad

Al entrar en T'Telir, uno es recibido por sus murallas. Siri las describe como inmensas y sobrecogedoras, con un aspecto más artístico que funcional. La parte superior está curvada en enormes semicírculos, como colinas ondulantes, y el borde está chapado en un metal dorado. Las puertas se describen como dos criaturas marinas delgadas y retorcidas que se curvan en un enorme arco. La posición de la ciudad sobre el mar significa que la muralla sólo tiene que rodear el semicírculo terrestre de la ciudad.[1]

Muchos de los edificios pintados contrastaban, en efecto, pero ninguno era zafio. Había una sensación de arte y armonía en las fachadas, en la gente, en las estatuas de soldados poderosos que adornaban muchas esquinas.

—Siri describiendo T'Telir

La Corte de los Dioses

T'Telir contiene la Corte de los Dioses. Está construida en una meseta al sur de la ciudad, y completamente amurallada.[1] Consta de varios palacios para los Retornados, un gran palacio para el rey-dios y una arena para espectáculos. La Corte existe para proteger a los Retornados, para que puedan bendecir a la humanidad, y gobernar Hallandren.

T'Telir también contiene el enclave de los sinvida,[10] el edificio similar a un complejo que contiene a todo el ejército de Hallandren, cuarenta mil sinvidas. Esto convierte a T'Telir en el punto de partida de cualquier invasión.

D'Denir Celabrin

Otra característica notable de T'Telir reside en los D'Denir Celabrin,[11] imponentes estatuas de guerreros supuestamente dejadas como monumento a los caídos en la Multiguerra y como recordatorio a los hallandrenses del coste de la guerra.[5] Los habitantes de T'Telir suelen poner ropas de colores en las estatuas para divertirse.[11][5] Algunas, sobre todo las situadas en los barrios bajos idrianos, han sido desfiguradas o rotas.[12] Las primeras fueron legadas a la ciudad por Dalapaz el Bendito justo después de la Multiguerra, aunque los Retornados encargan nuevas cada año.[11]

La mayoría de las estatuas originales residen en el jardín D'Denir, un campo abierto cubierto de hierba con muchas estatuas; este jardín es uno de los únicos de la ciudad que no presenta flores ni árboles y no está lleno de gente bulliciosa. Se desconoce su ubicación exacta, pero se encuentra en algún lugar del norte de la ciudad. El jardín es notablemente tranquilo y sereno en comparación con el resto de T'Telir.[5] A pesar de ello, es un lugar popular para reuniones clandestinas a deshora.[13]

Muelles

T'Telir se encuentra a orillas del Mar Brillante,[1] y debido a su ubicación en una bahía protegida, es un puerto importante. Los muelles están formados por los astilleros, una serie de almacenes y los barrios bajos de los muelles.[14] Estas barriadas se encuentran entre los astilleros y los almacenes. Están llenos de estibadores, que viven y beben aquí.[14]

T'Telir tiene varios tormenteros.[15] Todo el que quiera pescar en aguas de T'Telir tiene que pagar una tasa. Sin embargo, algunos lo evitan pescando de noche.[16]

En los muelles hay gente que cose redes.[15] Los señores de los barrios bajos de T'Telir suelen arrojar cadáveres a la bahía y contratan a gente para que salga por la noche a hundirlos.[16]

Mercados

T'Telir tiene muchos mercados. Al igual que el resto de la ciudad, son muy coloridos. La mayoría están decorados con estatuas de D'Denir Celabrin. Al entrar en los mercados una persona es instantáneamente invadida por la vista, el sonido, el olor y los colores de T'Telir.[11]

En los distritos comerciales más ricos no hay comerciantes que levanten tiendas para darse sombra mientras venden sus mercancías. En su lugar, hay muchas tiendas de gran calidad y colorido con productos más caros. En estos mercados no faltan los artistas, pero hay menos que en el distrito comercial medio.[3]

Están llenos de mercaderes de reinos lejanos, como Idris, Tedradel, y probablemente de los reinos de más allá de las montañas.[11]

Apariencia

Llegada de Vivenna y Parlin a T'Telir

Color

T'Telir, como el resto de Hallandren, es extremadamente colorida. Los edificios están pintados con una amplia gama de colores, a menudo muy brillantes.[11] Lo mismo ocurre con la gente, la mayoría de la cual lleva ropa de colores vivos[17] e incluso se tiñe el pelo.[18] Incluso los muebles y otros objetos están pintados. Debido a esto hay muy pocas cosas aburridas en la ciudad, y la mayoría se encuentran en los barrios bajos, que contienen objetos y edificios con colores ya descoloridos.[9] A los habitantes de T'Telir les encanta la naturaleza y, por ello, la ciudad está diseñada con muchos jardines y espacios abiertos que muestran su verdor y tienen palmeras y otra flora que crece a lo largo de las calles.[1][3]

Zonas ricas

Las zonas adineradas de la ciudad son muy diversas, y van desde enormes mansiones a casas de tamaño normal.[19] Estas zonas residenciales tienden a tener menos gente caminando.[19] Dado que Hallandren no tiene nobleza, estas casas suelen ser propiedad de mercaderes.[19][1] La flora de estos distritos se describe como increíblemente diversa. Docenas de especies diferentes de palmeras, helechos, hierbas y flores en macetas, incluyendo las Lágrimas de Edgli, se pueden encontrar en los jardines de las casas y en las calles.[19][3] Como en la mayor parte de la ciudad hay muchas estatuas de D'Denir situadas en estos barrios.[3]

Casi ninguna de las calles de la ciudad es de otro material que no sea tierra, aunque la mayoría tienen aceras de pizarra por las que se puede caminar y las calles están bordeadas de farolas. La gente tiende a permanecer en las aceras porque los carruajes son comunes.[3] En los distritos comerciales más ricos no hay comerciantes que levanten tiendas para darse sombra mientras venden sus mercancías. En su lugar, hay muchas tiendas de gran calidad y colorido con artículos más caros.[3] Aunque hay artistas en estas zonas comerciales, hay menos que en el distrito comercial medio.[3]

Suburbios

En T'Telir hay muchos barrios marginales.[20][21][22] Aunque hay diferentes variedades de barrios marginales, en general tienen un par de características. Como el resto de T'Telir, la mayoría de los barrios bajos son coloridos,[9] aunque los colores estén un poco desteñidos.[9] En los barrios bajos también hay parques, como en el resto de la ciudad,[20] aunque están muy sucios, como los propios barrios bajos.[20] Las estatuas de D'Denir que decoran gran parte de T'Telir se encuentran en diversos estados de deterioro en los barrios bajos.[9] Hay comedores de beneficencia que proporcionan comidas muy baratas, disponible por sólo dos piezas.[21]

La barriada más conocida de T'Telir es «tierras altas», el barrio idriano.[20] Se encuentra en el norte de la ciudad, y la mayoría de los idrianos viven aquí. Es menos colorido que el resto de T'Telir,[20] aunque sigue habiendo muchos colores.[20] Esta barriada está gobernada por tres señores, Paxen,[20] Ashu[20] y Rira.[20] Además hay muchos burdeles,[20] la mayoría a poca distancia del borde del barrio.[20] Vivenna describe el lugar como poco acogedor.[20]

Cultura

Gente

Hay muchos pueblos y culturas diferentes en T'Telir.[11] El pueblo más predominante son los hallandrenses. Otras culturas conocidas en T'Telir son los pahn kahl e idrianos.[11]

T'Telir no tiene nobleza,[1] en su lugar tiene una pequeña pero muy rica clase que está casi completamente compuesta por los comerciantes más exitosos, una clase media, y una gran clase campesina. Hallandren es la única nación en Nalthis que tiene una clase media, en lugar de sólo una clase alta y baja. Debido a esta gran clase media, T'Telir tiene muchas características de las que carece el resto del mundo.[23]

Uno de ellos son los restaurantes. Sólo son posibles gracias a la clase media, que es lo suficientemente grande y rica como para mantener negocios. Los habitantes suelen almorzar en restaurantes,[9] ya que durante el mediodía tiene más sentido comprar comida que regresar a casa.[9] Es una práctica común limpiarse los dedos en el mantel.[9] Muchos jóvenes emprendedores vagan por los barrios proclamando sus servicios, dispuestos a llevar la comida de los restaurantes a casa de la gente por una tarifa.[19] A los habitantes de T'Telir les gusta el picante, y su comida suele estar centrada en el marisco y condimentada con especias exóticas.[23][24]

La gente se abría paso entre las calles, envuelta en fragantes olores, chillando, hablando, apestando, tosiendo, chocando unos contra otros.

—Primera impresión de Vivenna sobre T'Telir[11]

A los habitantes de la ciudad les gusta estar juntos y suelen frecuentar las mismas calles. Debido al clima cálido, se sienten cómodos vistiendo ropas holgadas, reveladoras y escasas;[11] sus ropas son de todo tipo de diseños, marcas y colores, todo ello pensado para que destaquen, aunque el efecto abrumador es entonces que nadie destaque.[18]

Los habitantes de los suburbios suelen estar sucios y abatidos.[20] La mayoría de las barriadas están gobernadas por los llamados señores de los suburbios,[20] los señores del crimen de determinadas barriadas de la ciudad. Los pobres aceptan cualquier trabajo que pueden, incluida la prostitución para las mujeres[20] y el trabajo en los campos de tinte para los hombres.[20] Aquí también hay mucha gente que pide limosna,[22] aunque esta profesión no es muy gratificante.[22] También hay combates clandestinos donde los hombres pueden ver a la gente, a menudo idrianos, boxear entre sí hasta quedar inconscientes,[20] que están a menudo financiados por los señores de los barrios bajos.[20]

Disfrutan con la música, la pintura, la danza, la poesía, la escultura, las marionetas, las representaciones teatrales, la pintura de arena y muchas otras artes "menores". Las armas son lo suficientemente poco comunes en la ciudad como para que una espada llame la atención.[25] Los relojes no son comunes en T'Telir,[26] y la puntualidad no es una gran prioridad en la ciudad, especialmente entre los Retornados.[18] Son aficionados a los carruajes,[3] y los usan mucho en la ciudad,[3] aunque los Retornados y su reina prefieren usar palanquines.[18]

Crían ganado, como ovejas y vacas.[27][4] También disfrutan de muchos tipos de vida marina, como mejillones, peces y pulpos,[9][11][28] y muchos alimentos extranjeros.[23] Guardan a sus muertos en morgues.[25]

Religión

Aunque en T'Telir conviven muchas culturas diferentes,[11] y muchas religiones distintas, la mayor parte de la población sigue a los tonos iridiscentes. También hay varios idrianos[11][20] que siguen el austrismo.[20] Como hay muchos de Pahn Kahl viviendo en la ciudad, es probable que también se practique esa religión.

T'Telir contiene la Corte de los Dioses, una gran meseta amurallada.[1] Es el hogar de los Retornados,[29] incluyendo al rey-dios.[1] Cualquiera en el imperio que desee obtener una bendición tiene que enviar sus ofrendas hasta T'Telir.[29] Si la gente quiere hacer una petición a los dioses también tienen que viajar hasta allí.[7] Ambas cosas hacen que la ciudad sea muy importante para la religión.

T'Telir encarna todo aquello contra lo que predica el austrismo moderno. Por ejemplo, el austrismo predica que la ostentación está prohibida, mientras que en T'Telir todos y todo compite por llamar la atención.[18] Otro ejemplo es que el austrismo considera el aliento como parte del alma,[30] mientras que en T'Telir comercian con el aliento.[22] Esto es probablemente a propósito, ya que el austrismo cambió significativamente después de la Multiguerra, odiando todo lo relacionado con Hallandren.

Durante los primeros trescientos años de existencia de la ciudad, la mayoría de la población seguía el austrismo,[31] aunque entonces era muy diferente del actual. Durante este tiempo el Culto de los Retornados probablemente se asentó en Hanald, aunque todavía no era muy grande. Sin embargo, tras la Multiguerra los habitantes de Hallandren sintieron que Austre les había abandonado, y los dejó en manos de Kalad el Usurpador. En parte por esto y en parte porque Dalapaz detuvo la guerra empezaron a adorar a los Retornados. Durante este tiempo el Culto de los Retornados creció y evolucionó hasta convertirse en los tonos iridiscentes. En la época de la rebelión Pahn Kahl, la gente empieza a dudar cada vez más de sus dioses, viéndolos menos divinos, más débiles y menos sabios.[4]

Política y leyes

Esto no es cuestión de dinero, sino de miedo. La gente de la corte habla de lo que podría suceder si los idrianos cortan los pasos o si dejan que los enemigos se internen y asedien T’Telir.

T'Telir es la capital de Hallandren y contiene la Corte de los Dioses, el hogar de los Retornados.[1] Hallandren, que incluye a T'Telir, está gobernada por el rey-dios,[29] aunque en realidad tiene muy poco poder político y es más bien una figura decorativa para su sacerdocio,[32] que en realidad gobierna el imperio. El rey-dios tiene derecho a anular cualquier decisión tomada por la Corte de los Dioses.[33]

Los Retornados tienen deberes y votos en asuntos específicos de la ciudad y el imperio.[4] La tarea del sacerdocio consiste generalmente en informar a los dioses de las opiniones del pueblo.[4] Los Retornados pueden entonces tomar decisiones con conocimiento de causa, que los sacerdotes hacen cumplir. En realidad, los sacerdotes se encargan de la mayoría de las decisiones menores, de modo que los Retornados sólo votan las decisiones importantes. Este método de gobierno, a la espera de los debates que deben ser llevados a los dioses (que no pueden salir de la corte para estar entre la gente de la ciudad) por los sacerdotes, funciona mucho más lentamente que la monarquía de Idris.[27]

Hay leyes específicas sobre dónde está permitido mendigar y dónde no,[22] aunque estas reglas no se enseñan a los mendigos.[22] Si te metes en una pelea en la ciudad, te encerrarán una noche,[2] aunque pegar a un sacerdote significa la pena de muerte.[2] Cualquiera que quiera pescar en las aguas de T'Telir tiene que pagar una cuota.[16]

Guardia de la ciudad

T'Telir tiene una guarnición humana, aunque no es demasiado grande. La guardia de la ciudad también contiene muchos sinvida, normalmente dirigidos por humanos vivos. Es probable que la guardia también tenga mucho del personal de apoyo que acompaña a los soldados sinvida. La guardia de la ciudad tiene un número de soldados de caballería.[1] Visten de amarillo y azul, mientras que la guardia sinvida viste de púrpura y oro.

T'Telir es también la ubicación de todo el ejército sinvida de Hallandren. [1] Cuenta con cuarenta mil sinvidas, totalmente equipados[10] y listos para responder a cualquier posible invasión. Aunque este ejército está completamente separado de la guardia de la ciudad, puede ser llamado para defender las murallas. Se dice que los soldados sinvida visten de dorado y azul,[1] que podría ser lo mismo que los guardias humanos vivos, cuyos uniformes son de color amarillo brillante y azul.[2]

Historia

Asentamiento y expansión

Los Pahn Kahl eran los habitantes originales de las tierras bajas de Hallandren,[34] y de la bahía donde más tarde se construyó T'Telir.[34] Vivían en aldeas de pescadores dispersas por las selvas del valle. En algún momento, el pueblo de Chedesh descubrió las tierras bajas[34] y varios barcos fueron enviados a investigar.[34] En una de estas naves, en la bahía de T'Telir, un hombre llamado Vo murió,[34] y más tarde Retornó.[34] Después de que Vo muriera de nuevo sus compañeros decidieron fundar un reino,[34] coronando a su esposa como Reina de Hanald.[34] El lugar donde tocaron tierra se convertiría más tarde en T'Telir.[34]

El palacio del rey-dios fue el primer edificio construido en la ciudad de T'Telir.[35] Sirvió como puesto avanzado con vistas a la bahía y fue construido por los compañeros de tripulación de Vo, el primer Retornado, trescientos años antes de los acontecimientos de la Multiguerra.[34] Más tarde se convertiría en la residencia de la familia real de Hanald,[35] haciendo de T'Telir la capital.

A medida que Hanald se expandía y su economía crecía, T'Telir crecía también, tanto en población como en riqueza. El aumento de la riqueza se debió a varias razones. T'Telir está situada en una bahía, lo que la protege de las tormentas y la convierte en un puerto principal. Otra razón de la riqueza de T'Telir fue, y sigue siendo, el cultivo de muchos productos nativos de las tierras bajas de Hallandren, esto incluye las Lágrimas de Edgli que sólo crecen en Hallandren debido a la propia Investidura de la perpendicularidad de Dotación. Este monopolio del comercio de tintes fue un factor importante para la Multiguerra, ya que otros reinos deseaban hacerse con su control.

La Multiguerra

T'Telir era el hogar de la familia real de Hanald, los descendientes de Vo. Después de que un Retornado tuviera una visión de guerra, Kalad levantó un gran ejército y, junto con los propios sinvida y despertantes de la familia real, se hizo con el control de Hanald, poniendo fin a trescientos años de reinado. Sin embargo, al menos algunos miembros de la familia real se mantuvieron con vida, y quedaron atrapados en T'Telir. Cerca del clímax de la Multiguerra los miembros restantes de la familia real huyeron de T'Telir y se dirigieron al norte, estableciendo el reino de Idris.

Tras el final de la Multiguerra Kalad, entonces conocido como Dalapaz mandó a sus fantasmas que entraran en T'Telir, y se quedaran quietos como estatuas, llamándolo un regalo para la ciudad.[36] Con el tiempo, los habitantes de T'Telir olvidaron que eran sinvida. La tradición moderna de Hallandren sostiene que Dalapaz "encargó" un gran número de estas estatuas conocidas como D'Denir Celabrin,[11] aparentemente como monumentos conmemorativos[5] y recordatorios de no ir a la guerra.[37] Los Retornados continúan construyendo más estatuas cada año por toda la ciudad para honrar la tradición de Dalapaz, aunque éstas no son parte de los llamados fantasmas.[11]

La epidemia

¿Pretendes decirme que nuestro rey-dios, el personaje más sagrado y divino de nuestro panteón, murió para curar unos cuantos calambres estomacales?

Doscientos cincuenta años después, una epidemia de disentería asoló T'Telir. La enfermedad era especialmente mortífera entre los ancianos y los jóvenes, y por su naturaleza también propagaba otras enfermedades. Esto provocó que el comercio de la ciudad se ralentizara drásticamente, por lo que las aldeas periféricas pasaron meses sin los suministros necesarios. Al final, Susebrón IV dio su aliento para curar la plaga y Susebrón V comenzó su gobierno.[38]

La rebelión Pahn Kahl

A los treinta años del reinado de Susebrón V, firmó un tratado con el rey Dedelin de Idris que prometía la paz a cambio de su matrimonio con la hija de Dedelin.[27] Cuando se cumplió el tratado, veinte años después, T'Telir era el escenario de la rebelión Pahn Kahl. Primero, un pahn kahl llamado Vahr, trabajador en los campos de tinte, hizo un intento de incitar a su pueblo.[25] Trabajó con ese fin durante más de una década, pero finalmente fue capturado y encarcelado debido a las filtraciones de información de Dedos Azules y asesinado por Vasher.[39] El propio Dedos Azules planeó una extensa campaña subversiva centrada en iniciar una guerra entre Hallandren e Idris: introdujo mercenarios y despertantes de Pahn Kahl en el sistema de túneles bajo la corte,[40] manipuló a Siri para que desconfiara de los sacerdotes de Hallandren,[41] y contrató a la banda de Denth para aumentar las tensiones en la ciudad.[42] Cuando sus planes estaban a punto de completarse, torturó a Encendedora y Sondeluz para conseguir las frases de Mandato para el ejército sinvida de Hallandren, cambió la frase de seguridad y envió al ejército hacia Idris.[43] El intento de rebelión fue derrotado cuando Susebron, con su lengua recién curada, utilizó el tesoro de Dalapaz para asaltar su palacio con un ejército de telas despertadas. Vasher decidió darle la frase de control de los Fantasmas de Kalad, que luego envió tras el ejército sinvida.[44]

Habitantes destacados

Curiosidades

  • Brandon quería utilizar las consonantes dobles como estructura de nombres en El aliento de los dioses, aunque también quería variedad en la forma de escribirlos. Así, tenemos apóstrofes como en T'Telir, letras dobles sin apóstrofe como en Llarimar, y letras con una vocal en medio como en Vivenna.[45]

Notas del traductor

  1. En español no se menciona el gentilicio en ningún momento. Se hace referencia a ellos como «habitantes de T'Telir» o «gente de T'Telir».

Notas

  1. a b c d e f g h i j k l m n o El aliento de los dioses capítulo 4#
  2. a b c d El aliento de los dioses prólogo#
  3. a b c d e f g h i j El aliento de los dioses capítulo 25#
  4. a b c d e El aliento de los dioses capítulo 16#
  5. a b c d e El aliento de los dioses capítulo 28#
  6. El aliento de los dioses capítulo 2#
  7. a b El aliento de los dioses capítulo 12#
  8. SpoCon 2013
    Arcanum - 2013-07-10#
  9. a b c d e f g h i El aliento de los dioses capítulo 22#
  10. a b El aliento de los dioses capítulo 47#
  11. a b c d e f g h i j k l m n o El aliento de los dioses capítulo 9#
  12. El aliento de los dioses capítulo 49#
  13. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2010-06-24#
  14. a b El aliento de los dioses capítulo 54#
  15. a b El aliento de los dioses capítulo 42#
  16. a b c El aliento de los dioses capítulo 53#
  17. El aliento de los dioses capítulo 13#
  18. a b c d e El aliento de los dioses capítulo 14#
  19. a b c d e El aliento de los dioses capítulo 17#
  20. a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t El aliento de los dioses capítulo 31#
  21. a b El aliento de los dioses capítulo 41#
  22. a b c d e f El aliento de los dioses capítulo 39#
  23. a b c d El aliento de los dioses capítulo 5#
  24. El aliento de los dioses capítulo 8#
  25. a b c El aliento de los dioses capítulo 19#
  26. El aliento de los dioses capítulo 11#
  27. a b c El aliento de los dioses capítulo 1#
  28. El aliento de los dioses capítulo 40#
  29. a b c El aliento de los dioses capítulo 3#
  30. El aliento de los dioses capítulo 10#
  31. El aliento de los dioses capítulo 15#
  32. El aliento de los dioses capítulo 20#
  33. El aliento de los dioses capítulo 50#
  34. a b c d e f g h i j El aliento de los dioses capítulo 32#
  35. a b El aliento de los dioses capítulo 51#
  36. El aliento de los dioses capítulo 58#
  37. El aliento de los dioses epílogo#
  38. a b El aliento de los dioses capítulo 27#
  39. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2010-07-13#
  40. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2011-01-18#
  41. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2010-12-14#
  42. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2010-09-07#
  43. El aliento de los dioses capítulo 55#
  44. El aliento de los dioses capítulo ep#
  45. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2010-08-05#
¡Esta página está probablemente completa!
Esta página contiene casi todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
El contenido no ha sido revisado todavía.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.