Sexto del Ocaso (personaje)

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado y Desafiante. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo


Sixth of the Dusk
Dusk by Elisgardor.jpg
Vinculado con Kokerlii, Sak
Etnia de las islas Eelakin
Mundo Primero del Sol
Universo Cosmere
Aparece en Sexto del Ocaso

Porque Patji intentaría matarlo a cada ocasión que tuviera.

—Los pensamientos del Sexto del Ocaso sobre la isla[1]

Sexto del Ocaso es un trampero tradicional eelakin en Primero del Sol.[1]

Cría aviares y pesca y forrajea otros bienes en la isla Panteón de Patji.

Apariencia y personalidad

Era mejor dejar que Patji se encargara de los rivales en vez de ensuciarse las manos directamente. O, al menos, eso le había enseñado su tío.

—Los pensamientos del Sexto del Ocaso sobre los otros tramperos[1]

Ocaso es tranquilo y paciente, pero también está alerta en todo momento, pues cada paso en Patji debe darse con cuidado. Rara vez habla y no está acostumbrado a estar rodeado de gente debido al estilo de vida solitario de un trampero. También es una persona práctica; aunque pierde parte de las tradiciones de los tramperos al utilizar creaciones de la tecnología moderna, considera que la supervivencia es lo más importante.[1]

Tiene las creencias y filosofías únicas de un trampero. Ama a Patji y actúa como sacerdote de la tierra sagrada, pero también ve a Patji como un padre vengativo que intenta constantemente quitarle la vida. Como es habitual, rivaliza con los demás tramperos y les tiende trampas con la esperanza de matarlos. Sin embargo, cuando se encuentra con ellos, simplemente se aleja de la mayor parte de la gente.[1]

Ocaso tiene la piel oscura y el pelo largo.

Atributos y habilidades

Como hábil trampero, Ocaso tiene un conocimiento competente de la espectacular flora y fauna de la isla. La habilidad para identificar las formas de vida mortales es lo que le permite sobrevivir en la jungla. Además, utiliza estas amenazas en su beneficio, por ejemplo, colocando diversas trampas alrededor de su campamento franco con hormigas asesinas, hongos vientonocturno y lianas de enredadera gelatinosa. Es bastante hábil trabajando la madera, y es capaz de fabricar una canoa en semanas con materiales de la selva. También utiliza tecnologías modernas; entre su equipo se encuentran un machete de acero, un encendedor y ropas gruesas. Sin embargo, las habilidades más notables que posee son las asociadas a los aviares.[1]

 
Ocaso con su aviar en un barco hacia Patji

Aviares

Una de las habilidades más rentables que ha adquirido Ocaso es la cría de aviares. Aunque la mayoría de los que cría los comercia con los habitantes del continente para satisfacer la demanda, dos de ellos, Kokerlii y Sak, se han vinculado a él y viajan con él. Kokerlii tiene la típica habilidad de camuflaje cognitivo, que protege a Ocaso de los depredadores que cazan rastreando la mente. Este tipo de aviar es necesario para los tramperos eelakin, ya que la habilidad de ocultar la mente es necesaria tanto cuando se viaja por agua, donde los recorrefondos pueden devorar un barco de un bocado, como cuando se viaja por tierra, donde ser descubierto por un quijanoche u otros depredadores significa una muerte casi segura. El otro aviar, Sak, tiene una habilidad rara y única: sus bendiciones, cuando son otorgadas, pueden revelar posibles peligros para su dueño creando ilusiones de cadáveres de su dueño que proporcionan pistas sobre un peligro inminente en ese lugar. Aunque a Ocaso no le gusta confiar en esta habilidad, ya que podría hacerle perder poco a poco su agudeza, ha resultado extremadamente útil en varias ocasiones para salvar vidas.[1]

Historia

 
Ocaso y Vathi explorando Patji

Se entrenó desde muy joven en la carpintería y la supervivencia en las islas del Panteón, sobre todo en Sori, la más pequeña y mansa. Su mentor, el propio tío de Ocaso, murió durante un viaje a Patji, y Ocaso se convirtió en trampero exclusivo de esa isla, como era tradición en su pueblo. Pasó mucho tiempo cuidando y criando aviares para venderlos en las islas natales y a los habitantes del continente. En algún momento también crió en las islas a un pájaro del continente, Sak, y adquirió una habilidad mental única; el pájaro podía enviar premoniciones sobre el cadáver de Sexto, basándose en las amenazas de la zona. Junto con Kokerlii, Sak viajó con Ocaso y le ayudó a sobrevivir a los peligros de Patji.[1]

La Compañía Comercial Intereses Norteños se puso en contacto con él para pedirle consejo y ayuda en la colonización de las islas del Panteón, algo que desaprobaba totalmente. Estuvo presente en Patji cuando intentaron empezar a «domesticar la isla» mediante la puesta en marcha de un experimento científico que localizaría a todos los aviares de la isla utilizando tecnología de los Venidos de Arriba. Tras observar un breve, pero profundamente inquietante fallo en las habilidades de Sak y el pánico de todos los aviares de la isla, Ocaso interrogó a Vathi sobre las acciones actuales de la compañía y llegó a la conclusión de que una activación preliminar de la máquina de localización de aviares había provocado dicho pánico. En vista de ello, el grupo se puso en marcha para impedir la activación de la máquina mayor. En el camino, se encontraron con un quijanoche y, aunque eliminaron la amenaza inmediata con la nueva tecnología destructiva de Vathi, que entusiasmó a Ocaso por su potencial, se vieron obligados a correr a un ritmo peligroso cuando el quijanoche llamó al resto de sus hermanos. Los dos escaparon escondiéndose en el Ojo de Patji, la cuenca situada en el centro de Patji en la que habita el parásito Investido que otorga a los aviares y a toda la vida cognitiva de Primero del Sol sus poderes. Cuando Vathi se enteró de la verdad sobre los poderes de los aviares, Ocaso temió haber provocado inadvertidamente el fin del Panteón y de su vida tal como los conocía. Cuando los quijanoches los encontraron, Ocaso estaba dispuesto a sacrificarse para alejarlos, pero en lugar de ello utilizó ingeniosamente los dedos de Patji y el cañón de Vathi para alejar a los depredadores.[1]

Al llegar a la fortaleza, Ocaso y Vathi descubrieron que la máquina nunca se había activado. A pesar de las ineptas protestas de Ocaso de que algo seguía mal, Vathi le abandonó y entró en la fortaleza. Ocaso, presa de la desesperación y la ira, se ensañó con Patji mientras regresaba a su campamento, desesperado por la inminente pérdida de su mundo. Sak se alejó entonces volando, llevándole de vuelta ante una aterrorizada Vathi que también se había dado cuenta de la verdad; la máquina era una trampa. Al igual que Ocaso dejó plumas de apareamiento de aviares para conducir a los tramperos rivales a su perdición, los Venidos de Arriba estaban dejando deliberadamente semillas de su tecnología a los continentales con la esperanza de acelerar artificialmente su progreso tecnológico para que les fuera legal comerciar con los habitantes del Primer Sol y explotar todo el planeta.[1]

Sabiendo que los habitantes del continente necesitarían su ayuda para evitar esta terrible eventualidad, Ocaso entró en el fuerte a pesar de las advertencias de peligro de Sak y de su propio odio hacia tales lugares, con la esperanza de reunir a otros tramperos y salvar el mundo tal y como lo conocía.[1]

Relaciones

Vathi

Ocaso conoció a Vathi después de que un recorrefondos asaltara el campamento de la Compañía Comercial Intereses Norteños y dispersara a la gente. Vathi huyó al campamento franco oculto de Ocaso y, a pesar de sus esfuerzos, acabó cayendo en una de las trampas de Ocaso, que la encontró. Aunque no era lo bastante competente para ocultar su rastro, su capacidad de supervivencia impresionó a Ocaso, ya que no cayó ante los peligros de la jungla. Aunque al principio no le gustaba a Ocaso, a medida que viajaban juntos para impedir que la compañía activara el escáner de aviares, se dio cuenta de que empezaba a protegerla y a tratarla como a una aprendiz. Se hirió a sí mismo al salvarla de la trampa de otro trampero e incluso se preparó para sacrificarse cuando los quijanoches se acercaron. Al final, aceptó ayudarla a luchar contra el plan de los Venidos de Arriba a pesar de los grandes peligros.[1]

Tío

El tío de Ocaso fue su mentor cuando aprendió el oficio de trampero. Su figura ha dejado a Ocaso recuerdos y una guía.[1]

Curiosidades

  • Ocaso ha probado la comida herdaziana, y la odia.[2]
  • La segunda historia sobre él implicará que vaya a explorar Shadesmar.[3]

Notas

¡Esta página está probablemente completa!
Esta página contiene casi todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
El contenido no ha sido revisado todavía.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, rellena el siguiente formulario para decirnos el artículo en el que lo has visto y que podamos solucionarlo cuanto antes.