Inspiration by botanicaxu.jpg

Segunda Batalla de Alta

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.


Segunda Batalla de Alta
Participantes Fuerza de Defensa Desafiante, Krell
Mundo Detritus
Universo Citoverso

La Segunda Batalla de Alta tiene lugar el día de la graduación del Escuadrón Cielo.[1][2]

Antecedentes

La Segunda Batalla de Alta comenzó en una pequeña sala del edificio del Mando de Vuelo de la Fuerza de Defensa Desafiante, cuando la almirante Judy Ivans y su ayudante de campo Rikolfr informaron a los líderes de la Asamblea Nacional Algernon Weight, Valda Méndez y Ukrit de que un gran trozo de escombros, que contenía cientos de anillos de pendiente, sería desarmado en dos días. Ella y los líderes de la Asamblea Nacional conocían la cruda realidad: la FDD seguiría avanzando en espiral hacia el colapso a menos que encontraran la forma de desplegar más cazas estelares que los krell. Sabiendo que no se presentaría una oportunidad mejor mientras tuvieran la fuerza que tenían, los líderes de la Asamblea Nacional y la almirante acordaron lanzar todas las naves de la FDD a la captura de los anillos de pendiente.[3]

Batalla en el Astillero

Férrea: "¿Capa? Buen trabajo. "
FM: "Está muerta. Aquí identificador: FM. Capa ha muerto en la explosión. Quedamos... Señora, quedamos tres pilotos en el escuadrón de exploradores. Los demás han muerto en la lucha. "
Férrea: "Confirmado. Que las estrellas acojan sus almas. "

―Férrea y FM.[1]

La batalla comienza en cuanto termina la graduación de la Escuela de Vuelo de la FDD, que lanza rápidamente once escuadrones completos y cinco tríos de exploración, con un total de ochenta y siete pilotos. La FDD también llama a todas sus reservas de las cavernas inferiores. Los pilotos se acercan al Astillero y Férrea pide a los tríos de exploración estimaciones de cazas sobre los krell. Los tríos de exploración determinan que una primera oleada de krell contiene cincuenta cazas estelares, mientras que una segunda oleada transporta otros cincuenta. Ambos bandos comprenden las consecuencias titánicas que tendría la batalla.[1]

Ochenta y siete valientes pilotos vuelan para enfrentarse a los krells y recuperar el tesoro. ¡La victoria traerá a nuestra liga una gloria y un botín sin precedentes!

—Locutor de radio para la gente de la Caverna Ígnea. [1]

Férrea ordena al los escuadrones Contracorriente, Valquiria, Tungsteno y Pesadilla para proporcionar fuego de cobertura a los escuadrones interiores que protegen el Astillero de un bombardeo krell. Uno de los jefes de escuadrón informa de un bombardero, con la confirmación de otras tres naves. La exploradora Capa da una confirmación de exploración, y Férrea ordena a los pilotos que lo alejen, a riesgo de empujarlo hacia la Base Alta, a más de dos horas de distancia. Uno de los jefes de escuadrón informa a Férrea de que tenían a la aniquiladora huyendo, pero que se dirigía hacia Alta. Capa informa a Férrea de que el bombardero es más rápido que la mayoría, por lo que Férrea ordena a los contingentes de exploradores que se muevan para interceptar a la aniquiladora. El jefe del Escuadrón Valquiria informa a Férrea de que sólo quedan tres pilotos y solicita apoyo, sólo para que su línea se corte. Otro piloto dice a Férrea que el Escuadrón Valquiria será absorbido por su escuadrón. Férrea ordena entonces una ofensiva total para proteger el Astillero, y todos los jefes de vuelo dan una confirmación verbal.[1]

Capa informa a Férrea de que el bombardero se mueve a gran velocidad, tiene una escolta de diez naves y podría entrar fácilmente en el radio de alcance de la Base Alta, por lo que Férrea le ordena que se enfrente a él sólo con su escuadrilla de doce exploradores. Tanto la batalla en el Astillero como alrededor del bombardero continúan durante algún tiempo, antes de que Capa informe finalmente de que el bombardero había sido destruido y que la aniquiladora estaba cayendo al suelo y ordenó a todos los exploradores que se alejaran antes de que explotara. Impacta lo bastante cerca de la Base Alta como para que Spensa pudiera oír las explosiones desde el subsuelo de la Caverna Ígnea; tras la explosión, Férrea felicita a Capa, sólo para que FM le informe de que no pudo salir de la explosión y que sólo sobrevivieron tres exploradores. Férrea ordena entonces a los tres supervivientes que regresen a la batalla en el Astillero.[1]

Segunda aniquiladora

Poco después, una mujer del puesto avanzado antiaéreo cuarenta y siete informa de que éste, así como los puestos avanzados cuarenta y seis y cuarenta y ocho, han sido alcanzados por la explosión aniquiladora y están destruidos. La artillera que ha dado el informe pregunta entonces a Férrea si en su radar han caído restos cercanos. La artillera saca unos prismáticos e informa de la caída de múltiples naves krell a través del campo de escombros, justo sobre los puestos avanzados de cañones antiaéreos destruidos. Dice a Férrea que movilice a las reservas, sin saber que todas ellas están luchando en el astillero. Férrea ordena al Escuadrón Contracorriente que regrese inmediatamente a la Base Alta, pero su jefa de vuelo le informa de que incluso a Mag-10 tardaría más de treinta minutos.[1]

Ignorando el defecto, Spensa corre a los hangares del FDD y pregunta a Dorgo si puede pilotar la nave de Arturo, el Cielo Cinco. Él le dice que apenas funciona, sin escudos y con mala dirección, pero que tiene destructores y eyección. Spensa sube a la nave y despega hacia la aniquiladora.

El almirante Férrea se encuentra en la sala de mando, observando un holograma de las quince naves krell, aniquiladoras incluidas, que se aproximan a la Base Alta sin oposición. De repente, surgiendo de los hangares aparece un único punto rojo, que el mando de vuelo confirma que es Escuadrón Cielo Diez: Spensa.[4]

Férrea da a Spensa un rumbo para dirigirse a la fuerza krell, a ocho minutos de la zona mortal, y le dice que puede llegar en dos. Spensa le dice que puede que lleguen algunos refuerzos, y se dirige hacia dicha unidad sin escudo.

Me he quedado sin armamento

—Spensa, to Ironsides.[5]

Spensa obtiene una confirmación visual de la aniquiladora, por lo que Férrea le da la orden de derribarla, independientemente de lo cerca que esté de la Base Alta. Spensa ataca e inmediatamente obtiene doce perseguidores. La acechan, tratando de alejarla de la aniquiladora, pero ella se mantiene concentrada y asesta unos cuantos impactos al bombardero, que su escudo absorbe. Continúa el combate aéreo con los escoltas y descubre que puede oír débilmente las órdenes que se envían a las naves krell y puede reaccionar ante ellas antes que los krell.

Entendido. Que los Santos estén contigo, piloto.

—Férrea, a Spensa.[5]

Todos los almirantes subalternos se reúnen alrededor de Férrea, con las miradas clavadas en el holograma de Spensa que entra y sale de las ráfagas destructoras. Todos los escuadrones restantes se han retirado de la batalla en el astillero y se dirigen de vuelta a la Base Alta. Sabían que llegarían demasiado tarde, así que todas las esperanzas de Alta e Ígnea dependían de Spensa.

Spensa cuenta cinco impactos en la aniquiladora cuando Jorgen se pone en contacto con ella a través de la línea de comunicación general. Le pregunta cómo se encuentra y le informa de que está con el Escuadrón Contracorriente, dirigiéndose hacia la Base Alta en Mag 10. De repente, Spensa recibe un impacto, en el morro de su nave, que inutiliza sus destructores. El disparo procede de una de las elegantes naves negras cuyos mandos no puede oír. Férrea informa a Spensa de que tiene plena autoridad para derribar la nave aunque llegue a la zona mortal. La nave aniquiladora está a un minuto de dicha zona y, sin armas, Spensa decide lanzarse a lo kamikaze contra la nave aniquiladora. Férrea le pregunta qué está haciendo, y Spensa le informa de la avería de sus armas. Esta comprende y le dedica unas solemnes palabras de buena suerte. Spensa se dirige hacia la aniquiladora, con el morro aún ardiendo, cuando su maltrecha nave cede por fin. Los anillos de pendiente de la parte inferior de la nave se rompen y Spensa alcanza la aniquiladora y comienza a caer en espiral hacia el suelo.[5]

Regreso de M-Bot

En lugar de eyectarse, Spensa es capaz de controlar su caza estelar y guiarlo hasta el suelo. Se estrella contra el suelo justo cuando Arturo informa a Férrea de que él, Nedd y Kimmalyn han conseguido robar naves privadas de sus padres y se dirigen hacia los krell. El Mandato de Vuelo informa a Spensa de que una nave krell viene a destruir sus restos, pero ella les dice que está atascada en sus correas. La nave krell abre fuego, sólo para que sus ráfagas destructoras sean bloqueadas por el escudo de un gran caza con forma de W, M-Bot. Cobb llama al Mando de Vuelo como Chucho y le dice a Spensa que aguante. Cobb estrella al krell contra el suelo utilizando la lanza de luz de M-Bot, y luego se dirige hacia la nave de Spensa. Cobb sale y la ayudaa salir de su nave, luego le dice que tiene que pilotar a M-Bot e ir a eliminar al bombardero. Spensa le dice que podía oír las órdenes krell, así que él le dice que ignore el defecto, que no está predestinada a destruir la FDD, sino que puede elegir salvarla. M-Bot le dice a Spensa que reescribió su código para identificar a Spensa como su piloto, obligándole así a seguir sus órdenes y luchar.  Spensa entra en M-Bot y enciende sus sistemas, todo menos su modo sigiloso, para que los krell la vean venir.[6]

Era un programa simple. Servía para modificar una entrada de una base de datos, mientras yo no miraba, y sustituir un nombre por otro. Debo obedecer las órdenes de mi piloto.

—M-Bot, contándole a Spensa cómo reescribió su código para convertirla en su piloto.[6]

Varias familias poderosas informan a Férrea de que están escapando mientras la última línea de emplazamientos de armas de emergencia le informa de que los cazas krell se acercan para enfrentarse a ellos. Entonces se pone en contacto con Arturo y le ordena que derribe la aniquiladora, independientemente del efecto que pueda tener en la Base Alta. Él le da la confirmación, justo cuando Rikolfr informa a Férrea de que un caza no identificado se aproxima a la batalla en Mag 20. Spensa se identifica entonces a través de la línea de comunicaciones como Cielo Once.

Spensa acelera hacia la aniquiladora en M-Bot, con su escudo iluminado por el calor de la resistencia del aire, mientras le informa de que todos sus sistemas, excepto el hipermotor citónico, la autorreparación y los destructores, están en línea. Spensa conecta con Kimmalyn y Nedd a través de la línea general de comunicaciones, informándoles de las capacidades de su nave parlante. A continuación, Spensa vuela a través del centro de la fuerza krell e inmediatamente obtiene así una cola de trece naves. Nedd le dice a Spensa que el Escuadrón Contracorriente está a un minuto y medio de distancia, así que Spensa le dice que distraerá a la mayoría de los krell, pero que necesita que Nedd y Kimmalyn intenten alejar a la aniquiladora. Férrea le dice que dispare en cuanto la vea, pero Spensa le dice que tal vez no necesiten hacerlo.

Spensa se zambulló entre los krell, esquivando sus ráfagas destructoras, anticipándose a sus movimientos antes de que los hicieran, capaz incluso de sentir las líneas de electricidad que daban órdenes a través del fuselaje de M-Bot. Cuando la aniquiladora alcanza los dos minutos de distancia, el jefe de vuelo del Escuadrón Contracorriente, Terrier, llama a través de la línea general de comunicaciones, preguntando quién es Spensa. Jorgen le dice que no importa, y ella le dice que concentre todo lo que tiene en acabar con los tres interceptores krell negros. FM y Jorgen vuelan cerca del bombardero, activando un PMI para derribar su escudo, y Kimmalyn dispara una ráfaga destructora en el punto exacto que sujeta la bomba a la nave. La nave sigue volando, pero la bomba cae. Todos los cazas, FDD y krell, sobrecargan en exceso, excepto Spensa.[7]

Férrea y sus almirantes subalternos están sentados en la sala de mando, llorando y rezando mientras la aniquiladora cae hacia el suelo. Todos los cazas estelares menos uno se alejan a toda velocidad de la bomba.

Spensa alcanza la bomba con su lanza de luz y sale disparada en Mag-16, atravesando a un grupo de pilotos de la FDD. M-Bot calcula que llegarían fuera de la zona de muerte de la Base Alta, pero que estarían en medio de la explosión. Spensa se hunde en la nave, siente los procesadores de M-Bot y éste le dice que su componente biológico se ha activado y que su hipermotor citónico está en línea. Spensa conecta el hipermotor y sale disparado de la explosión en un abrir y cerrar de ojos.[8]

Consecuencias

Spensa entra en un lugar de completa oscuridad, con miles de millones de ojos blancos observándola, y luego vuelve en sí. M-Bot le dice que están a cien kilómetros de la explosión, sin indicios de dilatación temporal. Férrea se pone en contacto con Spensa y le dice que vuelva a la base, pero, al ver una brecha en el campo de escombros, Spensa gira sus anillos de pendiente y se lanza hacia arriba, hacia las estrellas.[9]

Spensa y M-Bot vuelan hacia el hueco de las plataformas, abandonando con el tiempo la exosfera y llegando a Mag 55. M-Bot le informa de que está detectando comunicación por radio en una de las estrellas que hay más adelante, creyendo que no es una estrella, sino una estación espacial. Unas naves krell se acercan a M-Bot y, de repente, Spensa siente que algo presiona su cerebro y sus ojos, tratando de hacerle ver determinadas imágenes. Spensa se da cuenta de que esto es exactamente lo que los krell debieron hacerle a su padre, hacerle ver a sus amigos como krell y, por tanto, derribarlos. Entonces M-Bot interrumpe su transmisión y se retira un poco, permitiendo a Spensa oír a los krell hablando entre ellos. Se entera de que los krell son en realidad guardias de la prisión, y M-Bot intenta piratear los sistemas de la estación espacial. Lo intenta pero es expulsado, por lo que la estación espacial despliega un par de cazas para atacarles. M-Bot y Spensa huyen de vuelta por el hueco entre plataformas, pero no antes de que M-Bot obtenga cierta información de la estación.[10]

Tras la batalla, y con la ayuda de las habilidades citónicas de Spensa y el trabajo de Rodge y el cuerpo de ingenieros, la FDD consigue hacerse con el control de un par de plataformas sobre Detritus, reenergizándolas y reequipándolas, y llevando la lucha contra los krell fuera de la atmósfera de Detritus.

Combatientes destacados

Piloto Escuadrón Notas
Spensa Escuadrón Cielo Voló la antigua nave de Arturo, así como a M-Bot, alejando la aniquiladora lejos de la Base Alta con la lanza de luz.[8]
Jorgen Escuadrón Contracorriente Parte del primer escuadrón enviado desde el astillero para atacar a la segunda aniquiladora, ayudada por el PMI de su escudo.[7]
Nedd Escuadrón Cielo Robó una nave privada y atacó a la segunda aniquiladora.[6]
Kimmalyn Escuadrón Cielo Robó una nave privada y atacó a la segunda aniquiladora. Disparó a la abrazadera entre la aniquiladora y su portadora, dejando caer la bomba.[6]
Arturo Escuadrón Cielo Robó una nave privada y atacó a la segunda aniquiladora.[6]
Freya Trío de exploradores Atacó a la primera aniquiladora, sobrevivió, volvió a luchar en el astillero y luego fue enviada a atacar a la segunda aniquiladora.[1][7]
Capa Trío de exploradores Muerta por la explosión de la primera aniquiladora.[1]

Notas

¡Esta página está probablemente completa!
Esta página contiene casi todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
El contenido no ha sido revisado todavía.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.