Rebelión Pahn Kahl

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo


Rebelión Pahn Kahl
T-Telir-mapa.png
Participantes Pahn Kahl, Hallandren, Idris
Efectos Guerra evitada, sanación de Susebron, redescubrimiento de los Fantasmas de Kalad, muertes de Sondeluz y Encendedora
Ciudad T'Telir
Nación Hallandren
Mundo Nalthis
Universo Cosmere
El título de este artículo no es canon y ha sido creado por un fan ya que todavía no se ha establecido un término oficial.

Y aquí estáis, incapaces de luchar y de liberaros. Considerados de segunda clase. Sin embargo, si vuestros opresores fueran a la guerra, eso os daría una oportunidad. Una oportunidad para liberaros…

La rebelión Pahn Kahl es un intento de los pahn kahl de liberar a su gente del gobierno de Hallandren que ocurre aproximadamente cien años después de la Multiguerra.[2]

Antecedentes

Los pahn kahl han albergado resentimiento durante siglos debido al abuso sufrido a manos de los hallandrenses: fueron subyugados,[2] relegados a los trabajos de nivel más bajo,[1] y asimilados hasta tal punto que muchos hallandrenses piensan que su cultura ha desaparecido.[3][4] Han trabajado en crear una rebelión durante generaciones, usando sus posiciones de poder como mayordomos, escribas y criados, cuya responsabilidad es llevar a cabo muchas de las funciones clave de palacio, para ganar influencia en el reino de forma lenta y silenciosa. Por ejemplo, Dedos Azules heredó su puesto de otro pahn kahl. Esta red organizada les ha ayudado enormemente a acumular más y más influencia.[5]

Un pahn kahl llamado Vahr encabeza un intento fallido de rebelión antes que Dedos Azules. Dedica más de una década a liberar a su gente y consigue obtener financiación de algunos señores de los suburbios y de competidores económicos de Hallandren para crear un ejército.[6][7] Sin embargo, Dedos Azules siente que los planes de Vahr amenazan los suyos propios al desviar demasiada atención hacia los pahn kahl, que de otra forma serían ignorados, y filtra información a los Retornados para ayudar a capturarlo. Tras esto, la rebelión de Vahr se desbarata.[8] Dedelin, rey de Idris, se disgusta al enterarse de la captura de Vahr, ya que esperaba que Hallandren se centrara en los pahn kahl en vez de Idris. Debido a la captura de Vahr y a la consiguiente atención renovada de Hallandren hacia sus enemigos, Dedelin decide, en un intento de prevenir una inminente guerra (al menos hasta el invierno) cumplir el contrato con Susebron enviando a Siri a T'Telir.[9]

Preparativos

El sistema de túneles

Al parecer, los sacerdotes de los Tonos Iridiscentes ocultaban cosas al resto del reino. Y a sus dioses.

—Vasher tras descubrir una trampilla en el palacio de Mercestrella.[10]

El pahn kahl que ocupaba el cargo de mayordomo antes que Dedos Azules fue fundamental para manipular a los sacerdotes para construir un extenso sistema de túneles bajo la Corte de los Dioses y que los Retornados no se enterasen. Continuando el proyecto, Dedos Azules lo usa para sus propios fines, apropiándose de algunos fondos y también como tapadera para sus propios proyectos de excavación.[5] Al final consigue utilizar los túneles bajo la corte para permitir la entrada clandestina de mercenarios y despertantes pahn kahl. Recluye a un gran número de mercenarios en los túneles para preparar el ataque final y encomienda a los despertantes la tarea de romper al ejército sinvida.[11] Los despertantes consiguen romper los Mandatos de algunos sinvida y les ordenan atacar mortalmente a cualquier idriano que les amenace, lo cual termina con una escena cáotica y letal cuando la guardia de la ciudad realiza una redada en la reunión de Vivenna con los señores de los suburbios.[12]

Manipulación de Siri

¡Cumplir con tu deber como receptáculo era el peligro!

—Dedos Azules a Siri.[13]

Cuando Siri llega a T'Telir para casarse con Susebron, Dedos Azules se esfuerza en ganarse su confianza a expensas de los hallandrenses. Piensa que el hecho de que ella confíe en los sacerdotes de Hallandren podría evitar la guerra entre las dos naciones y, por tanto, espera usarla para manipular a los idrianos de la ciudad. Para conseguirlo, provoca su compasión hacia los pahn kahl dirigiendo su atención hacia las posiciones tan bajas que ocupan. También le hace creer que sabe menos sobre las intrigas de palacio de lo que sabe en realidad, ocultando que sabe que Susebron no tiene lengua, y expresándole que su preocupación principal es que los pahn kahl no sean capaces de mantener sus puestos cuando un nuevo rey-dios suceda a Susebron, ya que la costumbre es reemplazar a todo el servicio.[8] Sabiendo que Treledees le ha enseñado a Siri que ella y Susebron deben tener descendencia lo antes posible, Dedos Azules socava todavía más su confianza en los sacerdotes del rey-dios advirtiéndole de que eso podría poner en peligro a la pareja.[14] El plan funciona hasta el punto de que Siri le pide que los saque a ella y Susebron de palacio si en algún momento llegan a estar en peligro.[15] El plan de Dedos Azules cambia cuando Denth captura a Vivenna y la utiliza para sublevar a la gente de T'Telir. En su lugar, Dedos Azules concibe la idea de que Siri muera aparentemente a manos de los sacerdotes de Hallandren.[16]

La banda de Denth

Mientras tanto, la banda de Denth, que ha sido contratada por Dedos Azules con el objetivo de sublevar a la gente de T'Telir, está ocupada fuera de la ciudad. La banda ataca los suministros necesarios para la guerra y, junto con Vivenna, agitan a los idrianos de los suburbios. Denth también trama un plan para secuestrar a la hija de Nanrovah, el sumo sacerdote de Marcaquieta que se había opuesto abiertamente a la guerra en los debates de la corte. Su idea es retener a la hija de Nanrovah para chantajearlo, pero al final Vivenna descubre los motivos reales de Denth y se une a Vasher para rescatar a la niña y empezar a trabajar en contra de la banda de Denth.[17]

Ataque final

El hecho de que la Corte de los Dioses planee reunirse para emitir un voto formal en relación a la guerra con Idris desencadena el ataque final, culminando así los planes de Dedos Azules. Cuando este observa que los sacerdotes encierran al rey-dios y la reina en su palacio para protegerlos de forma preventiva, cree que sospechan de él y reacciona tomando el palacio del rey-dios por la fuerza y secuestrando a Encendedora de su palacio.[18]

Los túneles

Dedos Azules ordena que Encendedora sea capturada y torturada para que los rebeldes puedan obtener sus Mandatos para los ejércitos sinvida. Mientras tanto, Sondeluz entra en los túneles por su propia voluntad, guiado por sus sueños proféticos y buscando respuestas a las crecientes tensiones generadas entre las dos naciones incluso después de la boda. Él y Llarimar, que lo acompaña, se topan con el grupo de pahn kahl que se hace pasar por sacerdotes mientras torturan a Encendedora, y son capturados en su intento de rescatarla.[19] Tras su éxito obteniendo la frase de seguridad de Encendedora, los pahn kahl la asesinan delante de Sondeluz y obtienen su Mandato cuando amenazan con matar también a Llarimar.[20]

Por los Colores… Soy un dios.

—Sondeluz.[21]

Dedos Azules envía a Susebron a las mazmorras y termina en una celda cerca de Sondeluz. Dedos Azules planea dejar el cuerpo de Susebron en las mazmorras de palacio y colocar los cuerpos de Encendedora y Sondeluz en los barracones sinvida rodeados de cuerpos de idrianos.[2] Cuando los pahn kahl sacan a Susebron de su jaula para matarlo, Sondeluz frustra sus esfuerzos renunciando a su Aliento Divino (y con él, a su vida) para curar la lengua de Susebron.[21]

El palacio

Cuando los sacerdotes de Susebron se enteran de la inminente votación, se preocupan por la seguridad del rey-dios y la reina, reteniéndolos en el palacio bajo el pretexto de que Siri está embarazada.[22][18] Una vez comenzada la lucha, Treledees reúne de nuevo a Siri con Susebron. Dedos Azules llega y sugiere huir por los túneles bajo palacio, pero durante el camino Siri ata cabos y entiende que lo que realmente está ocurriendo es una rebelión de los pahn kahl, encabezada por Dedos Azules.[1]

A petición de Vivenna, Vasher trata de irrumpir en el palacio para rescatar a Siri, pero Denth y sus mercenarios le tienden una emboscada y lo capturan a las puertas de la habitación de Siri. Vivenna va a rescatarlo y consigue liberarlo, pero tras caer a través de una ventana durante el combate, Vasher se ve obligado a desenvainar a Sangre Nocturna (que consume alientos cuando está desenfundada) en su esfuerzo por abrirse paso a través de un grupo de soldados y volver con Denth. Tras conseguir con éxito manipular a Vasher para perder gran parte de sus alientos, Denth le desafía a un duelo.[23] En su débil estado, Vasher no es rival para Denth. Justo cuando Denth está a punto de matarlo, Vasher le transfiere sus últimos alientos, provocándole un éxtasis momentáneo que le otorga a Vasher el tiempo suficiente para matarle con su daga.[21][24]

Si me quieres muerta, ten la decencia de dejarme morir de pie.

—Siri a Dedos Azules.[21]

Mientras tanto, Treledees y el resto de sacerdotes del rey-dios llevan a Siri y Susebron hacia las puertas delanteras en un intento de escapar de palacio. Dedos Azules y un ejército de sinvidas emboscan al grupo y matan a los sacerdotes. Susebron es enviado a los túneles mientras que Dedos Azules lleva a Siri a una estancia del cuarto piso. Allí intenta matar a Siri y colocarla en un altar rodeado de sacerdotes hallandrenses como prueba de que sólo querían que vieniera a T'Telir para poder sacrificarla al rey-dios. Los rumores de que estuviera embarazada sólo harían que su muerte fuera, incluso, más importante.[21]

La lengua recuperada de Susebron, restaurada por Sondeluz en los túneles, le permite utilizar el Tesoro de Dalapaz, los cincuenta mil alientos de los que él era guardián. Con tal increíble fuerza para despertar, Susebron apacigua eficientemente el ataque de los rebeldes en el palacio con una tormenta de telas despertadas, y rescata a Siri de las garras de Dedos Azules.[25]

El ejército sinvida

Tras obtener los Mandatos de Encendedora y Sondeluz, un pequeño grupo de pahn kahl cambia la frase de seguridad de todo el ejército sinvida de Hallandren. Dedos Azules les ordena que manden marchar al ejército sobre Idris. Todos aquellos que conocen la frase de seguridad tienen la intención de suicidarse con veneno para que nadie pueda detener el ataque.[2]

Dedos Azules intenta montar una escena en los barracones: con el cuerpo de Susebron en las mazmorras, espera que cuando Hallandren encuentre a Sondeluz y Encendedora (las únicas personas que poseían los Mandatos para el ejército) en los barracones rodeados de cuerpos idrianos, parezca que ellos enviaron el ejército a Idris como venganza por la muerte del rey-dios.[2]

Repercusiones

Ahora son tu responsabilidad... Dales mejor uso que yo.

—Vasher a Susebron.[25]

Vasher y Susebron, cada uno por su lado, consideran ir tras el ejército sinvida y derrotarlo pero son disuadidos de hacerlo. Después de que Sangre Nocturna le revele a Vivenna la verdadera identidad de Vasher, ella se da cuenta de que él sabe dónde están los Fantasmas de Kalad y cómo activarlos. Le convence de compartir esta información con Susebron.[25] Este usa el Mandato para movilizar a las estatuas, que se avalanzan sobre el ejército sinvida que marcha hacia Idris.[26] Tras alcanzarlo, los Fantasmas de Kalad destruyen las fuerzas al completo con facilidad.[27]

Si la guerra hubiera tenido lugar, Yesteel hubiera ayudado a los idrianos dándoles el conocimiento para crear espadas despertadas como Sangre Nocturna, lo cual hubiera cambiado las tornas en favor de Idris y sus aliados, teniendo como resultado la destrucción de T'Telir y sembrando el caos en la región.[28]

Notas

Historia de Nalthis
Matrimonio entre Susebron y Siri Rebelión Pahn Kahl Desconocido
  1. a b c El aliento de los dioses capítulo 54#
  2. a b c d e El aliento de los dioses capítulo 55#
  3. El aliento de los dioses capítulo 14#
  4. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2010-11-23#
  5. a b Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2011-05-23#
  6. El aliento de los dioses capítulo 31#
  7. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2010-07-13#
  8. a b Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2010-12-14#
  9. El aliento de los dioses capítulo 1#
  10. El aliento de los dioses capítulo 21#
  11. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2011-01-18#
  12. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2010-12-02#
  13. El aliento de los dioses capítulo 20#
  14. El aliento de los dioses capítulo 24#
  15. El aliento de los dioses capítulo 34#
  16. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2010-09-07#
  17. El aliento de los dioses capítulo 49#
  18. a b Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2011-04-20#
  19. El aliento de los dioses capítulo 52#
  20. El aliento de los dioses capítulo 53#
  21. a b c d e El aliento de los dioses capítulo 57#
  22. El aliento de los dioses capítulo 50#
  23. El aliento de los dioses capítulo 56#
  24. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2011-07-18#
  25. a b c El aliento de los dioses capítulo 58#
  26. El aliento de los dioses epílogo#
  27. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2011-08-01#
  28. Warbreaker Annotations
    Arcanum - 2011-06-22#
¡Esta página está probablemente completa!
Esta página contiene casi todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
El contenido no ha sido revisado todavía.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.