Inspiration by botanicaxu.jpg

ReAlba (planeta)

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.


ReAlba (planeta)
Redawn by Heatherly.jpg
Gobernador Consejo de UrDail
Universo Citoverso

Nos hacemos llamar Unidad e Independencia, pero el planeta entero disfruta de los beneficios que ofrecen tanto la libertad como la paz. Los verdaderos enemigos son quienes pretenden dividir ReAlba, quienes amenazan nuestra paz, quienes ponen en peligro la prosperidad de toda la ciudadanía.

ReAlba es el planeta nativo de los UrDail.[2] Es uno de los estados clientes (aunque no miembro) de la Supremacía, y el hogar de Alanik.[2]

Geografía y ecología

Los árboles de ReAlba siempre han sido nuestro hogar.

ReAlba es un gigante gaseoso; no tiene superficie, salvo el núcleo metálico del centro del planeta.[3] En lugar de este y oeste, las direcciones se dan como amanecer y anochecer, en referencia a la salida y puesta del sol. ReAlba tarda aproximadamente una semana terrestre en completar su día planetario, que los UrDail llaman ciclo solar y dividen en nueve ciclos de sueño.[4][5] Además, los UrDail utilizan el término estación cuando hablan de edad, probablemente refiriéndose al año planetario. No está claro de cuántos ciclos solares se compone.[1][6]

La mayor parte de la atmósfera de ReAlba es miasma. La miasma se compone principalmente de yodo, bromo, acetileno y hidrosulfuro de amonio, lo que le da su distintivo color rojo y violeta, y lo hace irrespirable para cualquier criatura viviente.[7][8] El planeta también posee piedra de pendiente de origen natural, grandes trozos de la cual flotan en la atmósfera. Estas rocas flotantes están cubiertas de árboles isla, una flora del tamaño de una ciudad que alberga una gran variedad de plantas, principalmente enredaderas y arbustos. Tanto los árboles isleños como las plantas más pequeñas producen aire, creando bolsas de espacio habitable dentro del entorno hostil de ReAlba. [1][9] Esta atmósfera respirable tiene un olor distinto, tanto floral como acre.[10]

Los árboles de la isla alcanzan los cincuenta kilómetros de altura. Tienen capas de corteza, más gruesas en la base y más finas cerca de las ramas, aunque incluso muy por encima, la corteza puede tener hasta dos metros de profundidad. Como es razonablemente fácil de tallar, los UrDail construyen sus hogares en cámaras excavadas en ella y utilizan algunas ramas como granjas, en las que producen alimentos como nueces, frutas, especias y zumos.[8][5][1][1] La mayoría de los habitantes de ReAlba, si no todos, viven en las islas-árbol, y utilizan generadores atmosféricos para viajar entre ellas.[11]

ReAlba no tiene fauna voladora natural, ya que ninguna sobreviviría aventurándose en la miasma.[11] No obstante, los UrDail han formado sociedades en los árboles incluso antes de la invención del vuelo propulsado: como las islas flotan en la atmósfera, de vez en cuando chocan entre sí, lo que permite viajar entre ellas.[12]

Lugares destacados

Los lugares más habitados de ReAlba son las islas-árbol. Los árboles insulares conocidos son:

  • Torre - sede del partido de la Unidad[13]
  • Consejo - la ubicación del Consejo de UrDail[1]
  • Industria - uno de los mayores árboles, que alberga casi una cuarta parte de la población de ReAlba[1]
  • Estadio - ubicación de la arena deportiva planetaria[1]
  • Hueco - árbol muerto que alberga una base militar de Independencia[14]
  • Huso - el árbol de Alanik y Rinakin, más pequeño que la mayoría[14]
  • Llegador - conocido por tener UrDail con un tono de piel ligeramente más rosado[1]
  • Cordel - tiene viñedos utilizados para producir zumo[1]

Además, el planeta posee una notable estructura no natural: Hoja Errante, una plataforma militar de defensa sobrante de la alianza de UrDail con la humanidad. La Plataforma, automatizada y totalmente autónoma, se acerca cada vez más a la isla árbol de Hueco, amenazándola con sus autotorretas.[15] Sin embargo, con el tiempo, los humanos de Detritus consiguen aterrizar en la plataforma y reactivar sus funciones, como el teletransporte y el cañón de hojas mentales, convirtiéndola en una baza para ReAlba.[16]

Historia

Historia Antigua y Tercera Guerra Humana

Los antiguos UrDail se extendieron por las islas-árbol incluso antes de la invención del vuelo, saltando entre ellas cada vez que las islas flotantes se encontraban.[12] Descubrieron la citónica en algún momento de su historia, y la utilizaron para teletransportarse por el universo, entrando brevemente en contacto con los primeros citónicos humanos. Esto dio lugar a un periodo de intercambio cultural, en el que ambas especies conservaron sus mitos e historias incluso siglos después.[8]

Los UrDail se convirtieron en una especie espacial unos siglos antes de la Tercera Guerra Humana. Durante esta, su historia de amistad con la humanidad continuó, como dos especies aliadas.[17] Después de que los humanos perdieran la guerra y fueran casi aniquilados, el gobierno de ReAlba comenzó a llamar a este período de tiempo una ocupación humana del planeta, posiblemente para salvarse de un destino similar.[10] No obstante, su alianza suscitó algunas dudas en la Supremacía sobre si los UrDail eran aptos para unirse a ellos.[17] Sin embargo, a los UrDail se les permitió vivir, decisión motivada, al menos en parte, porque el núcleo del planeta, rico en metales, lo convertía en un valioso activo para la economía de la Supremacía.[5]

Relaciones con la Supremacía

Aunque ReAlba comerciaba con la Supremacía, al planeta no se le permitió convertirse en miembro de pleno derecho de la misma, debido a su anterior cercanía con los humanos.[17] Por ello, durante los siguientes cien años, el contacto diplomático se limitó en gran medida a negociar y renegociar acuerdos comerciales sobre exportaciones de metales.[1] La situación empezó a cambiar cuando varias especies que no pertenecían a la Supremacía, incluidos los UrDail, fueron invitados a participar en la naciente fuerza de defensa de los zapadores.[10]

Tras el envío de Alanik, se produjo un balance planetario que dio como resultado que el partido Unidad obtuviera la mayoría en el Consejo. Unidad introdujo una serie de cambios destinados a aumentar su propio poder político, incluyendo una orden para doblar los dos ejércitos del planeta en una fuerza leal al Consejo - y, por extensión, Unidad.[1][14] Desgraciadamente para Unidad y ReAlba en general, tras la sustitución de Alanik por Spensa y la revelación de su verdadera identidad, las relaciones entre ambos países empezaron a resquebrajarse, ya que la Supremacía acusó a ReAlba de albergar humanos. Como resultado, Unidad se apresuró a ofrecer algo a la Supremacía para evitar su destrucción preventiva. A falta de humanos reales, se conformaron con ceder sus citónicos, así como al líder de la facción de la Independencia contraria a la Supremacía, Rinakin.[14]

Para hacer cumplir sus demandas, la Supremacía envió un acorazado a la atmósfera para amenazar las islas-árbol habitadas. Sin embargo, Alanik huyó de las fuerzas de la Unidad a Detritus, donde forjó una alianza con los humanos locales. Usando taynix, los Desafiantes consiguieron defender a los militares de Independencia que quedaban y restaurar la funcionalidad de Hoja Errante. Usando su cañón de hojas mentales, destruyeron el acorazado y concedieron a ReAlba la tan necesitada recuperación.[16]

Cultura

No tenemos por qué permitir que la Supremacía nos llame «especies inferiores».

Habitantes

ReAlba es el mundo natal y aparentemente el único planeta habitado por los UrDail; como tal, la cultura de ReAlba es su cultura en conjunto. La biología y aspecto de los UrDail es mayoritariamente humanoide, aunque con piel morada y crestas óseas blancas bajo los ojos.[10] Tuvieron contacto con la humanidad en el pasado, incluso antes de que ambas especies descubrieran el viaje espacial, a través de la citónica.[8] Como resultado de sus encuentros previos con la humanidad, muchos UrDail hablan inglés y mandarín con fluidez, y al menos uno de los idiomas locales se parece al primero.[17][10] Además, se ha producido cierta polinización cruzada de historias y mitos, y varios relatos humanos han llegado a ReAlba.[8] Los UrDail también tienen sus propios libros sagrados, los cadamique, aunque la religión no parece ser una parte importante de su vida.[18]

A diferencia de las culturas humanas modernas, los niños UrDail son criados principalmente por sus abuelos, que se dedican plenamente a la tarea mientras los padres trabajan para mantener a la familia. Por ello, a muchos UrDail se les anima a buscar pareja o a formar una "pareja reproductiva" y a tener hijos a una edad temprana, para que sus propios padres aún tengan fuerzas para cuidar de ellos.[19] El grado de franqueza de cada persona a la hora de buscar y formar una pareja varía en función de su árbol de origen: algunos lo tratan como un asunto privado, mientras que otros son bastante abiertos al respecto.[8]

Deportes

Los principales acontecimientos deportivos de ReAlba son los juegos con cazas estelares. El deporte consiste en que dos equipos de cazas, asignados a los dos partidos políticos del planeta, Unidad e Independencia, intentan superar al otro al volar a través de aros situados en los extremos opuestos de la arena. Al piloto que intenta llegar al aro se le llama "atacante". Los miembros del equipo se turnan para hacer de "atacantes", para que los equipos no dependan sólo de uno o dos jugadores fuertes.[1] Se utilizan armas láser inofensivas para "marcar" a los jugadores y obligarlos a abandonar el juego. Independencia tiende a poner primero a sus jugadores más fuertes, mientras que Unidad suele guardar a sus mejores pilotos para el final.[1]

Aunque no hay peligro mortal, salvo un accidente, hay mucho en juego para los jugadores, ya que los miembros del equipo ganador, incluso en las partidas de menor rango, pueden conseguir puestos muy codiciados como pilotos de naves militares y civiles.[1] Los jugadores que se mantienen al margen de la lucha principal no avanzan desde las ligas menores, ya que las estadísticas individuales se basan en las puntuaciones de evasión y los promedios de tiro.[20]

La participación en combates es un paso necesario para ser reclutado en cualquiera de las fuerzas aéreas del planeta, aunque otros factores, como ser un citónico, permiten saltárselo.[1] Como tal, el comportamiento agresivo y el trabajo en solitario son altamente alentados: un piloto debe "probarse a sí mismo" participando activamente en la lucha.[21][9]

Minería

El núcleo de ReAlba era rico en metales, que era el motivo por el que la Supremacía se había interesado por nosotros en un principio.

La minería, llevada a cabo por cuerpos mineros privados, es la mayor industria conocida en ReAlba.[1] Tanto el núcleo del planeta como los árboles de las islas se aprovechan, uno para metales y el otro para madera. Las operaciones de extracción de madera se llevan a cabo por los aserraderos en los árboles de las islas muertas, como Hueco. La madera extraída se exporta desde allí; no está claro si la madera se exporta sólo a nivel local en ReAlba, o si hay compradores en la Supremacía.[9]

El metal, por otro lado, sólo puede encontrarse en el núcleo sólido de ReAlba. Allí, está presente en gran abundancia y variedad, razón por la cual la Supremacía se interesó por el planeta en primer lugar.[5] Los cuerpos mineros envían al núcleo equipos con equipos de protección pesados, incluyendo aparatos de respiración para hacer frente a la miasma, para explotarlo en busca de recursos, que más tarde se venden a la Supremacía. Mantener los acuerdos comerciales sobre el metal parece ser la principal forma de interacción entre la ReAlba y la Supremacía.[1]

Política

Progreso para ReAlba!

—Slogan del partido Unidad[1]

ReAlba está gobernada por un único gobierno, el Consejo de UrDail, compuesto por un número indeterminado de escaños. El Consejo es una democracia, cuyos miembros, conocidos alternativamente como delegados o representantes, son elegidos en balances periódicos. Aparentemente, sólo dos partidos compiten por los escaños del Consejo: Unidad e Independencia. Unidad, liderada por Nanalis, generalmente aboga por el progreso y la paz, que según ellos sólo llegará a través de la cooperación con la Supremacía; Independencia, liderada por Rinakin, aboga por la libertad de los UrDail y una mayor separación entre ReAlba y la Supremacía. Los colores se utilizan para representar la lealtad a uno u otro bando, con el amarillo significando Unidad y el azul Independencia.[1]

El balance entre las dos partes se extiende también al ejército del planeta. ReAlba tiene dos fuerzas aéreas separadas, una comandada por Unidad y otra por Independencia. Los dos ejércitos parecen estar completamente separados, utilizando diferentes cuerpos de personal e incluso diferentes bases militares.[14] Los cinco citónicos vivos del planeta están divididos según esas mismas líneas políticas, con Alanik del lado de la Independencia mientras que Quilan y otros tres trabajan para la Unidad.[1] Sin embargo, aunque los citónicos pueden trabajar para el bando que deseen, ambos cuerpos de combate están sometidos a la voluntad del Consejo en general, independientemente del partido que ostente la mayoría.[14]

Los UrDail corrientes a menudo tratan los balances como un deporte político, cambiando de bando para apoyar al ganador, lo que a menudo lleva a que el Consejo esté muy desequilibrado entre los dos partidos. Mientras que en el pasado la Independencia ostentaba la gran mayoría del Consejo, en los últimos balances se ha visto cómo Unidad arrasaba con la mayoría de los escaños, dejando sólo unos pocos representantes de Independencia. Estos cambios periódicos entre los bandos mayoritarios también implican que la política exterior de ReAlba cambie entre balances, con Unidad cortejando a la Supremacía mientras que Independencia la rehúye.[1]

Curiosidades

  • Las ciudades flotantes de ReAlba están inspiradas en Valenwood, una provincia de la serie Elder Scrolls en la que la gente vive en enormes árboles migratorios. La inspiración vino de Janci Patterson, mientras que fue Brandon quien sugirió hacerlas flotar en la atmósfera.[22]
  • En ReAlba existen algunos ejemplares de un libro humano.[23]

Notas

¡Esta página está probablemente completa!
Esta página contiene casi todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
El contenido no ha sido revisado todavía.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.