Inspiration by botanicaxu.jpg

Kaza

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.


Kaza
Kaza Botanicaxu.jpg
Fallecido c. 1174, First Dreams[1]
Capacidades Moldeador de almas (Sabio)
Nacionalidad de Liafor
Mundo natal Roshar
Universo Cosmere

Es maravilloso. Conecto despacio con el dispositivo y, a través de él, con Roshar. Hasta el día en que me acepte por completo en su abrazo. Podría mostrártelo. Siente mi contacto y podrás saberlo. Un solo instante y te mezclarás con el mismo aire.

—Kaza[1]

Kaza es una miembro de la familia real de Liafor, en Roshar. Intenta visitar Akinah en el Primeros Sueños, buscando una cura para su savantismo de moldeado de almas. [1]

Apariencia y personalidad

Kaza es de Liafor y probablemente tenga la piel y los ojos de color marrón oscuro. Su edad no está clara, aunque menciona haber pasado la madurez y "sentir su edad". Ha estado moldeando cosas para convertirlas en humo desde su juventud, mostrando una desfiguración física significativa por ser una sabia; partes de su cuerpo, incluida su cara, se convierten gradualmente en humo. Las zonas de su cuerpo que se desintegran son translúcidas o incluso desaparecen, emanando un humo oscuro de ellas. Lleva una túnica con capucha y guantes negros para ocultar su estado.[1]

Su enfermedad también la ha hecho perder familiaridad con aspectos del comportamiento humano. Cuando Droz, un marinero del barco, le habla, ella tiene que recordar conscientemente las razones por las que alguien podría hacer algo así y al final lo espanta. Habla con naturalidad sobre su condición y su capacidad para ver en el Reino Cognitivo y se muestra confusa sobre por qué otras personas encuentran tales discusiones perturbadoras. Los marineros del Primeros Sueños evitan mirarla a los ojos.[1]

Tiene un carácter independiente y durante mucho tiempo ha sentido que la familia real la controlaba; realiza su viaje a Akinah desafiándolos y está resentida por la forma en que básicamente la encarcelaron para mantener el control del moldeador de almas. Aclara al capitán Vazrmeb que lo ayuda por decisión propia y que es una persona, no una cosa para ser utilizada. Antes de morir, elige transformarse en humo como afirmación final de su control sobre su propio destino.[1]

Atributos y habilidades

Kaza está íntimamente familiarizada con el uso de un fabrial moldeador de almas que puede producir humo. El moldeador de almas tiene tres grandes gemas (presumiblemente cuarzo ahumado)[2] y lo lleva en la mano. Observa que su moldeador de almas es del tipo que tiene un solo "modo"; solo puede moldear objetos en humo y no puede devolver objetos previamente moldeados a su estado original. Comenzó a utilizar el moldeador de almas de joven y continuó utilizándolo durante toda su vida, convirtiéndose en una sabia. No lleva el moldeador todo el tiempo, pero lo guarda en una bolsa. Se siente satisfecha cuando se lo pone.[1]

Savantismo

...no soy una moldeadora de almas cualquiera. He empezado a ver el cielo oscuro y el segundo sol, y las criaturas que merodean ocultas en torno a las ciudades de los hombres.

—Kaza[1]

El uso del moldeado de almas durante toda su vida ha hecho que Kaza se convierta en una sabia.[3] En su juventud pasó mucho tiempo con el fabrial, aprendiendo sus secretos. Es capaz de transformar parte de un objeto, lo que supera la habilidad de la mayoría de los moldeadores de almas. Sus habilidades son limitadas, ya que no puede convertir en humo objetos muy grandes. Puede ver, al menos parcialmente, en Shadesmar, incluyendo las formas completas de spren. Describe el moldeado de almas como "conecto con el dispositivo y, a través de él, con Roshar".[1]

Su savantismo también ha afectado a su mente y a su cuerpo. Además de la dificultad que tiene para relacionarse con otras personas, parece luchar constantemente contra el deseo de convertirse ella misma en humo cuando está utilizando activamente su moldeador de almas. Cuando transforma algo en humo, siente alegría en el alma y piensa en la libertad que le daría convertirse en humo. Físicamente, se está desintegrando lentamente, y cree que da un paso hacia la muerte cada vez que utiliza el moldeador; cree que solo le quedan unos pocos años de vida. Apenas necesita comer y ya no puede saborear los alimentos, aunque sigue disfrutando de su olor. Cuando bebe, tiene que tener cuidado de no derramar el líquido por los agujeros de sus mejillas. Resiste el veneno administrado por la cocinera del Primeros Sueños mucho más tiempo que todos los demás en el barco, y la cocinera la describe como "apenas ya humana".[1]

Historia

En Liafor

Kaza era prima del príncipe de Liafor. De niña le gustaba coleccionar cremlinos y aspiraba a ser naturalista. Sin embargo, se le asignó el uso de un moldeador de almas de la realeza, que "siempre debía mantenerse en la familia real". Con el paso de los años, se encariñó mucho con el moldeador y lo utilizó durante toda su vida adulta, hasta el punto de convertirse en una sabia en moldeado de almas a medida que envejecía. Llegó a pensar que el moldeador de almas le pertenecía solo a ella. Debido al valor del moldeador, vivía custodiada bajo llave, aunque se le proporcionaban todas las comodidades que deseaba; la familia real esperaba apaciguarla, ya que podría haber utilizado fácilmente el moldeador de almas para escapar del confinamiento. Cada vez le resultaba más amargo que la tratasen como a una herramienta, en lugar de como a una persona.[1]

En el Primeros Sueños

El capitán Vazrmeb del Primeros Sueños de alguna manera se enteró de las habilidades de Kaza y se dio cuenta de que ella podría ayudarle en su búsqueda para navegar hasta la antigua capital de Aimia, la ciudad isleña perdida de Akinah. Kaza decidió trabajar para él debido a los rumores entre los moldeadores de almas de que Akinah podría guardar secretos relativos a una cura para el savantismo; su enfado con la familia real también la motivó a marcharse. De algún modo, escapó del confinamiento y se unió al capitán en su viaje.[1]

Kaza consiguió permanecer a bordo del barco con cierta dificultad mientras éste atravesaba una inusual tormenta en el mar de Aimia. La tormenta amainó cerca de Akinah y, tras algunas interacciones incómodas con la tripulación, pudo moldear parcialmente grandes barreras de roca para permitir que las barcas del Primeros Sueños se acercasen a la isla. Sin embargo, el cocinero del barco, un dysian aimiano, la envenenó a ella y al resto de la tripulación para evitar que llegaran a la isla. El savantismo de Kaza la ayudó a resistir el veneno, siendo la única persona que consiguió llegar a tierra, vislumbrando brevemente una gran gema corazón en la orilla y una oscura ciudad de piedra. Preguntó al cocinero por los secretos de la isla, pero éste le dijo que eran demasiado peligrosos para confiárselos incluso a los muertos.[1]

Antes de que Kaza sucumbiese al veneno, los horlinos del cocinero intentaron quitarle su moldeador de almas. Kaza finalmente cedió al impulso de convertir su propio cuerpo en humo. Kaza finalmente cedió al impulso de convertir su propio cuerpo en humo. Se transformó a sí misma y al suelo que la rodeaba, haciendo hincapié en que estaba eligiendo su propio destino.[1]

Notas

¡Esta página está completa!
Esta página contiene todo el conocimiento que tenemos sobre este tema en este momento.
Big Smooth (talk) 00:39, 30 October 2020 (UTC)

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.