Inspiration by botanicaxu.jpg

Desvanecedores

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El metal perdido. La información sobre libros que aún no se han publicado (como las novelas secretas que se publicarán en 2023 y El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para obtener más detalles, consulta nuestra política de spoilers.

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.
Desvanecedores
Tipo Criminales
Mundo Scadrial
Universo Cosmere
Aparece en Nacidos de la bruma Era 2
¡Esta página o sección contiene spoilers de El metal perdido!
Esta información destripa elementos de la trama.  Ándese con ojo si no ha leido este libro.
Parece que esta página necesita actualizarse con nueva información de El metal perdido!
¡Ten cuidado! Es posible que en su estado, no contenga toda la información adicional todavía.

Los Desvanecedores son una banda criminal de Scadrial.

Son contratados por el Grupo cargamentos de bienes asegurados por la Casa Tekiel[1] y secuestrar a mujeres con herencia alomántica.[2][3]

Los dirige Miles Dagouter.[4] Tarson es el miembro de mayor confianza,[5] aunque no es el jefe de nadie, prefiere golpear cosas.[6]

Llevan a cabo robos de trenes aparentemente imposibles, robando cargamento y secuestrando mujeres.[3] También roban en un par de reuniones de la alta sociedad, llevándose tanto objetos valiosos como rehenes.[7][8]

Métodos

Los Desvanecedores primero detienen el tren bloqueando los raíles.[3] Esto siempre ocurre en una posición en la que las vías se encuentran próximas al canal junto al que se construyeron.[4] Los primeros atracos lo hacían mediante un árbol cortado, más tarde emplearon un tren fantasmal que iba en dirección contraria.[3] Esa particular ilusión se basaba en un vagón propulsado a mano con una fachada de madera de la maquinaria del tren unida a una potente luz. Puede que esta luz funcionase con batería. Las brumas ayudarían a oscurecer la fachada y favorecer la ilusión. Una vez el tren era detenido, usaban una grúa montada en una barcaza en el canal adyacente para cambiar el objetivo por una réplica vacía.[9] De esta manera, eran capaces de robar la mercancía sin dejar guardias muertos ni candados forzados en el tren una vez llegaba a su destino.[7]

Cuando asaltan reuniones de la alta sociedad, lo hacen metódicamente, incluso haciendo que la gente habla para revisar si ocultan joyas en sus bocas. Tarson y Miles dan las órdenes. Intentan llevar a cabo el robo sin violencia, pero toman prisioneras mujeres y amenazan con matarlas si cualquiera les sigue. Intentan que parezca que eligen su(s) objetivo(s) al azar, mientras que ene l fondo están yendo a por personas en concreto bajo las instrucciones del Grupo. Es probable que lleven a cabo los asaltos a carruajes de forma similar.[8][7]

Los Desvanecedores, excepto Miles, no llevan máscaras. Llevan camisas sin botones, pantalones, y chalecos. Wax los describe como no particularmente bien vestidos.[8] Usan una mezcla de rifles y pistolas,[8] incluyendo hechos de aluminio con sus correspondientes balas de aluminio.[5][10]

Historia

Primeros robos

Empiezan con los robos a trenes sobre el 14 de Vinuarch 341 PC (principios de verano).[3] Primero roban un cargamento de aluminio de la Casa Tekiel antes de desaparecer durante meses, presumiblemente para fundir el aluminio en armas y balas.[3][5] Más tarde, atracan seis trenes más, incluyendo dos de la Casa Ladrian y cuatro más de la Casa Tekiel.[7] Los dos primeros cargamentos robados tras su reaparición eran de acero. Luego robaron comida, seguido de más metales, incluyendo peltre, hierro, zinc, latón, bendaleo y estaño.[3] Los tres primeros tras su vuelta fueron solo de cargamento, pero rápidamente pasaron a asaltar a los pasajeros de los vagones para llevarse sus objetos valiosos así como sus objetivos de sangre alomántica. Tomaron dos prisioneras en su séptimo atraco a un tren.[7][3] Sin embargo, dado que los objetivos de sangre alomántica de la clase alta que había marcado el Grupo dejaron de viajar en tren por motivos de seguridad,[11] se vieron forzados a asaltar el Teatro Coolerim para capturar a su siguiente objetivo.[7]

Banquete nupcial Yomen-Ostlin

El siguiente objetivo era el banquete nupcial Yomen-Ostlin, con Steris y Marasi como objetivos de sangre alomántica a capturar. Los Desvanecedores aparecieron durante la comida y sistemáticamente robaron a todas las personas sus objetos de valor. Después, tomaron a las dos rehenes señaladas ruidosamente. Lord Peterus, un alguacil retirado, se pronunció sobre su rechazo a lo que hacían, y Miles le disparó. Disparar a Lord Peterus provocó que Wax y Wayne interviniesen.[8] En el tiroteo, Wax y Wayne rescataron a Marasi, mataron 25 bandidos e incapacitaron temporalmente a otros seis. Estos seis fueron más tarde capturados por los alguaciles. Wax disparó a Tarson y a Miles pero ninguno recibió un daño significativo y ambos huyeron. Ningún civil murió, aunque algunos sufrieron hasta roturas de huesos. Los pocos desvanecedores restantes huyeron con Steris.[10]

Reagruparse

Los seis bandidos capturados por los alguaciles fueron retenidos en las oficinas del recinto de la comisaría del Cuarto Octante. Los alguaciles no consiguieron sacarles información útil, pero Wayne (disfrazado como alguacil) tuvo un mayor éxito. Tras recibir información importante de Sindren, Wayne le dijo que le contase todo lo que sabía a los guripas.[6]

Una vez los Desvanecedores habían perdido a parte de los suyos se retiraron a su anterior base de operaciones, una fundición de Longard.[6][12] Prepararon una serie de trampas explosivas con la esperanza de atrapar con ellas a Wax y Wayne, que Clamps aseguró a Miles que eran infalibles,[4] pero la pareja de vigilantes fácilmente las desarmaron todas.[12] Se llevaron consigo todo el equipo de forja a una nueva base de operaciones subterránea, dejando atrás solo los explosivos, algunos muebles, una caja de cigarrillos vacía y algunas fotos de desnudos.[12][4]

Mientras los cerca de treinta miembros restantes de la banda descargaban el aluminio y el equipo de forja en el nuevo escondite, Miles se reunió con el Señor Conjunto, el mecenas de la operación. Conjunto estaba decepcionado con Miles por haber provocado a Wax al disparar a Peterus. Conjunto reveló sus planes de asaltar el nuevo vagón Inexpugnable de Tekiel, y Miles prometió matar a Wax.[4] Miles intentó matar a Wax mientras viajaba entren de vuelta a Elendel desde el lugar de uno de los antiguos robos de los Desvanecedores, pero fracasó.[13][14]

Tras este fracaso, Miles se reunió de nuevo con Conjunto. Este reveló que el robo del Inexpugnable iba a ser el último antes de que los Desvanecedores se ocultaran durante seis meses para reclutar. Ordenó a Miles matar a Wax durante el robo, pues ambos esperaban que Wax interfiriera. Steris estaba prisionera en la nueva base como cebo, mientras que las demás cautivas fueron presumiblemente llevadas a otro lugar por el Grupo. Conjunto asignó a Empujón y Tirón, dos alomantes del Grupo, a Miles para asegurarse de que llevaba a cabo la operación con éxito. La mitad del aluminio del robo a Tekiel iría destinado al Grupo para financiar sus operaciones, y el resto se mantendría en posesión de los Desvanecedores. Tras esta conversación, Conjunto se fue de la ciudad. Los preparativos para el asalto al Inexpugnable continuaron.[5]

Robando el Inexpugnable

Los Desvanecedores usaron su ilusión del tren fantasma para detener el tren que llevaba el Inexpugnable. Esta vez, sin embargo, los guardias de Tekiel salieron a inspeccionar el tren fantasma. La fachada calló y los Desvanecedores usaron un cañón rotativo para matar a los guardias. Luego usaron una grúa montada en una barcaza para cambiar el Inexpugnable por la copia que había creado el Grupo. Otros guardias e ingenieros fueron abatidos con pistolas. La barcaza, que ahora llevaba el verdadero Inexpugnable con Wax y la carga de aluminio dentro, regresó a la base de los Desvanecedores cerca del edificio Columna de Hierro. Descargaron usando la grúa de Columna de Hierro y se adentraron en la parte subterránea de su guarida. Miles esperaba que Wax estuviera dentro del vagón, y lo estaba. No obstante, no esperaba que Wax hubiera cubierto la puerta con explosivos, lo que crea la suficiente distracción como para que Wax salga sin ser abatido por los Desvanecedores y empezar a acabar con ellos por separado.[9]

Wayne y Marasi llegan a caballo poco después. En el transcurso de la pelea, los tres consiguen acabar con todos los Desvanecedores salvo Miles, liberar al armero prisionero Nouxil y enviar a Steris a llamar a los alguaciles. Marasi usa sus poderes de pulsadora para atrapar a Miles en una burbuja de velocidad, dando tiempo a los alguaciles a llegar y reducir a Miles.[15][16]

Consecuencias

Wax es interrogado por los alguaciles. Deciden no presentar cargos contra Wayne por hacerse pasar por un oficial y además dan a Wax permiso como ayudante para toda la ciudad, debido a su utilidad en el caso de los Desvanecedores. Este permiso figuraba con una fecha anterior de forma que las acciones de Wax quedasen recogidas en de forma válida.[17]

Miles fue procesado por Daius y Marasi y sentenciado a muerte. Sus mentes de metal se le retiraron a la fuerza y fue abatido por un pelotón de fusilamiento.[1]

Wax encontró a Conjunto, quien era su tío Edwarn. Edwarn reveló que el robó de bienes era solo para debilitar a la Casa Tekiel y que el Grupo pudiera comprar sus acciones. Pretende devolver los bienes una vez la operación termine. El grupo aún tiene algunos objetivos que logró capturar, y no pretenden liberarlos.[1]

Wax y su equipo recibieron una compensación monetaria por su trabajo en el caso.[18]

Cobertura mediática

Los Desvanecedores aparecen en muchos periódicos de Elendel,[3] y Miles considera la publicidad resultante esencial para asegurar el fracaso de la policía, así como para servir a su causa.[4] Algunos artículos especulan que el tren que usaban en los atracaos era realmente sobrenatural al principio.[19] Algunos teorizan sobre sus métodos para los atracos incluyendo deslizadores o brutos. Muchos periódicos interrogan a testigos y expertos, pero siguen sin tener información sólida.[3][19]

Augustin Tekiel escribe una carta sobre el primer robo a un periódico bajo el titular "Alguaciles incompetentes, denuncia Tekiel". Esta carta fue escrita tres meses tras el primer atraco, presumiblemente para alejar la atención del aluminio que pasaban como lana.[3] Más tarde, el Diario de Elendel publica un artículo aclamando el nuevo vagón de mercancías Tekiel Inexpugnable.[19]

Miembros conocidos


Notas

A este artículo le falta información. Por favor, ayuda a The Coppermind a expandirla.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, rellena el siguiente formulario para decirnos el artículo en el que lo has visto y que podamos solucionarlo cuanto antes. Si quieres ayudarnos a mantener activo el proyecto de traducción, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo a través de este formulario .