Inspiration by botanicaxu.jpg

Épocas Heráldicas

From La Coppermind
Jump to navigation Jump to search

La Coppermind tiene spoilers de todos los trabajos publicados de Brandon, incluyendo El Hombre Iluminado. La información sobre libros que aún no se han publicado (como El archivo de las tormentas 5) está permitida sólo en las páginas de los propios libros. Para ver una visión anterior de la wiki sin spoilers de uno de estos libros, ve a nuestra Máquina del Tiempo

Este artículo está en proceso de traducción. Por favor, sigan circulando.


Épocas Heráldicas
Mundo Roshar
Universo Cosmere
Parece que esta página necesita actualizarse con nueva información de Juramentada!
¡Ten cuidado! Es posible que en su estado, no contenga toda la información adicional todavía.

Las Épocas Heráldicas es un periodo de la historia de Roshar que precede a la Era de la Soledad.[1] A veces es llamada la Época de los Reinos Plateados.[2]

Historia

Las Épocas Heráldicas comenzaron con el conflicto entre humanos y cantores, cuando estos decidieron aliarse con Odium.[3] Para combatirles, Honor eligió a diez Heraldos, formando así el Juramento.[4] En resumen, el Juramento declaraba que mientras los Heraldos estuvieran en Braize, Odium no podría comenzar otra Desolación, para luchar contra esta medida, Odium torturaba a los Heraldos hasta que uno de ellos se rendía. Cada uno de estos siglos, un periodo de paz interrumpido por una Desolación, era una sola Época Heráldica. Ya que cada vez los Heraldos se rendían antes, las Épocas eran cada vez más y más cortas, haciendo que las primeras estuvieran separadas por siglos, mientras que las últimas solo duraban unos años.[5] En total, hubo entre quince y cincuenta Desolaciones.[6] Aunque muchos detalles cronológicos son inciertos, se sabe que la cantamundos Senne Khald vivió en la Sexta Época,[7] y que la visión de Dalinar de las criaturas de edencia de medianoche atacando la ciudad de Lluvia de Estrellas tiene lugar en la Octava.[8]

Aunque al principio tan solo los Heraldos tenían acceso a la Potenciación, con el tiempo los spren trataron de imitar sus poderes y comenzaron a vincularse con los humanos.[9] Al principio estos nuevos potenciadores carecían de organización y estaban descoordinados, algunos de ellos incluso volviéndose contra sus aliados humanos.[10] En algún momento durante el reinado de Nohadon, el Heraldo Ishar impuso el orden en ellos, lo que condujo a la formación de los Caballeros Radiantes.[11] Desde ese momento, los Caballeros librarían las batallas junto con los Heraldos.

La ciudad de Sedetormenta fue destruida por vias desconocidas durante una de las Desolaciones, y provocó la formación de las Llanuras Quebradas.[12] Algún tiempo después, una legión de cantores fue enviada allí por motivos desconocidos y decidieron desertar, convirtiéndose en oyentes.[13]

Las Épocas Heráldicas terminaron con el final de la Última Desolación, o el Aharietiam. Tras acabar con la desolación, el único Heraldo muerto era Taln. Los otros Heraldos decidieron abandonar el Juramento, teorizando que tan solo uno de ellos sería suficiente para mantener el Juramento funcionando, abandonaron allí sus hojas de Honor, y le dijeron a la humanidad que aquel día marcaba la victoria final sobre los Portadores del Vacío.[4] Cuando desaparecieron, supuestamente para luchar en los Salones Tranquilos, se escondieron, haciendo que Roshar entrase en la Era de la Soledad.[1]

Cultura y Política

Aunque las Épocas Heráldicas se consideran la edad dorada de Roshar, en realidad fueron un periodo de importante declive en las civilizaciones.[14][4] Cada Desolación traía consigo una sustancial pérdida del conocimiento, hasta el punto en que los Heraldos dejaban a los humanos con el conocimiento para forjar el bronce y al volver los encontraban en la edad de piedra.[4] Con cada ciclo tenían que volver a enseñarle a la humanidad una serie de habilidades importantes.[15]

Es posible que esto no fuera solo un accidente por la constante guerra, sino un esfuerzo por parte de Odium, ya que el Deshecho Yelig-Nar atacaba deliberadamente a los hombres de letras, los eruditos de la era de Nohadon.[10] Incluso los periodos entre Desolaciones eran temidos por su peligro, debido a que criaturas como la Esencia de Medianoche eran un peligro constante.[2]

Políticamente, Roshar estaba dividida en diez Reinos Plateados. Cada reino tenía un propósito único en las Desolaciones, y cada uno tenía su propia Puerta Jurada que llevaba a Urithiru, la sede de los Caballeros Radiantes y la capital funcional del mundo en su momento. Aquellos reinos fueron construidos por los Heraldos y, al menos según los mitos, dirigidos por ellos.[1] De todos modos, parece que también existieron otros pequeños reinos también, como Eiliz y Tarma,[10] si estos reinos eran vasallos de los Reinos Plateados o si eran naciones independientes que no dejaron recuerdo para la posteridad es algo que no está claro.

Al contrario que en el vorinismo moderno, la escritura y la lectura no estaba restringida a las mujeres, ya que los hombres de letras existían.[10] De igual manera, luchar en la guerra no era solo para los hombres, ya que también había Caballeros Radiantes mujeres.[2]

Legado

En Roshar, las Épocas Heráldicas son recordadas con afecto ya que era la época en la que los Heraldos dirigían el curso del mundo y los hombres estaban unidos por el honor.[14] Los grandes hombres de esta era, como Nohadon, son alabados hasta en la actualidad.[16]

Uno de los principios de la religión vorin declara que al final de las Épocas Heráldicas los Heraldos mandaron mandaron a los Portadores del Vacío de vuelta a los Salones Tranquilos y están luchando por echarlos de allí también. Según la religión vorin, hubo cien Desolaciones, incluyendo el Aharietiam.[1]

Notas

Historia de Roshar
Expulsión a Roshar Épocas Heráldicas Era de la Soledad
A este artículo le falta información. Por favor, ayuda a The Coppermind a expandirla.

Recuerda que esto es una traducción del sitio oficial. Por lo tanto, podrás encontrar páginas en inglés si el artículo no ha sido traducido todavía. No te preocupes, que estamos trabajando para traer la versión al español a la mayor brevedad posible.

Si encuentras algún fallo, por favor, visita la siguiente página.